CUANDO CAPRICORNIO ESTÁ A PUNTO DE ROMPER CONTIGO

Capricornio es una persona que se expresa mejor con gestos y actuaciones, que con palabras. Dice y sentencia a través de las miradas y nos da mucha señales a través de sus gestos. Una persona Capricornio no cambia de la noche a la mañana y si es así, es por algo. Si Capricornio da un giro enorme y cambia de manera radical, es porque dentro está cociendo algo muy bueno, muy lentamente, su LIBERTAD… Cuando Capricornio quiere poner punto y final a su relación, sinceramente, se lo podría trabajar un poco más.

Humorísticamente hablando, una ruptura con Capricornio es algo así como una negociación de un contrato de muebles para la casa nueva. Parecido.

Fuera bromas, la temida frialdad de Capricornio aparece y hace de las suyas. Actúa de una manera muy franca, limpia y directa. No da tregua, no da tiempo a que algo cambie, Capricornio abre la caja de pandora para que salga entera y para que jamás se vuelva a abrir de nuevo. La cabra no quiere finalizar con alguien y que ese alguien siga dando vueltas como un fantasma en su vida. No quiere que todo vuelva quiere terminar con algo y que ese algo, se quede en el olvido para poder empezar de cero. Punto y final.

Capricornio no es amante de las escenitas subidas de tono en público, de los dramas de novela exactos y seguidos a pie de guión, no es nada fan de esas personas que solo buscan el espectáculo de su vida, por eso mismo, es fiel a su esencia y se dejará llevar por la vía más educada, por la vía judicial de su propia mano, Capricornio imparte su propia justicia y cierra sus asuntos en total soledad. Y lo hace para ganar, eso siempre.

2018-06-19T13:00:58+00:00