Una de las cosas más reales de la vida, es que nunca sabes con certeza la historia de quien está delante de ti. Hay personas que han pasado por tantas tormentas, pero tienen la valentía de mantener una sonrisa. Saben que el hecho de que hayan sido heridas no es justificación para lastimar a otros. Es por ello que su compañía se vuelve un abrigo, no se asustan de las cicatrices, al contrario, las acarician con sutileza. Cuando los signos del zodiaco son capaces de reparar lo que otros rompen…

Aries

Consideras que amar es un acto sagrado, es enamorarte desde lo más profundo. Una relación en la que la lealtad habla por ti, eres muy honesto con tus emociones y haces lo que esté en tus manos para no romper con las ilusiones de esa persona. Eres consciente de que un corazón roto no puede entregarse de la noche a la mañana, por eso esperas con mucha paciencia, cariño y comprensión.

Tauro

Cuanto más lento sea todo, para ti es mejor. Te gusta conocer a la persona que te tomará de la mano, a fondo. No te asusta descubrir sus manías, miedos y debilidades. Lo tuyo nunca ha sido buscar algo perfecto, simplemente, te enfocas en construir algo sano. En donde los hechos, la practicidad y la sensatez, sean tus guías principales. Tratas con suavidad, dedicación y romanticismo. Eres la prueba de que siempre se puede volver a amar.

Géminis

Aquella persona que ha recibido el calor de tu corazón, sabe que no temes, te dejas llevar. Es tu alma inquieta e impredecible, la que decide avanzar hasta que la adrenalina sacuda tus latidos. Eres un encanto, te gusta derretir con conversaciones, pero también con muestras de afecto que se quedan guardadas en la memoria. Cuando amas eres capaz de encontrar armonía entre lo intenso y lo calmado.

Cáncer

La gente se atreve a decir que eres demasiado loco en cuestiones del corazón, que pocas veces conoces de verdad a la persona y te entregas como libro abierto. Lo que no saben es que donde pones el ojo, pones la bala, mucho tiempo antes analizas a la persona y te aseguras de que sea alguien sensible. Es tu ternura la que le permite volver a confiar después de tantas decepciones. Tú sanas.

Leo

Tu tiempo libre es muy selectivo, prefieres estar solo que compartir con alguien que lo único que hace es restarte brillo. Tienes una facilidad para enamorar, porque no lo haces con la intención de controlar al otro, genuinamente buscas construir algo en lo que ambos se sientan seguros. Eres franco, auténtico, el tipo de amor que se convierte en un aliado. Ahí es cuando tu lado orgulloso cae y sólo quieres consentir.

Virgo

Eso del cuento de hadas hace mucho tiempo que lo dejaste en el pasado. No quieres nada que esté basado en la superficialidad. Si decides compartir tu energía con alguien es porque esa persona te aporta en muchos sentidos. Por supuesto, que tu lado lógico insiste en que te vayas a lo práctico y no te dejes envolver por el romanticismo. Sin embargo, tu corazón no es de hielo y si alguien roto toca a tu puerta no dudas en abrazarlo con el alma.

Libra

Tu encanto no está en discusión, sueles relacionarte desde la transparencia. No te gusta iniciar algo con mentiras. Lo que quieres es compartir toda la magia que hay en tu corazón, pero también recibir lo que la otra persona te puede dar. En tu interior habita un seductor loco por amar y tienes la bondad para ponerte en zapatos ajenos. Jamás te atreverías a juzgar una historia que no conoces. Al contrario, tienes la cura perfecta para un corazón destrozado.

Escorpio

Una mezcla capaz de sacudir hasta las emociones más escondidas, eso eres tú y te encanta. No te asusta poner por delante la pasión y dejar de lado la razón. Para ti los sentimientos no deben esperar, si hay química entre los dos es la oportunidad para conocerse hasta que sus almas queden sin una sola prenda. Quieres un amor real, que de vez en cuando llore por el pasado, pero que tenga la valentía de seguir avanzando.

Sagitario

Con el paso del tiempo la gente cambia a nivel físico, emocional y mental. Tú ya no eres el mismo de hace unos años y lo agradeces, no hay nada de lo que te arrepientas. Incluso los errores te han hecho madurar y valorar lo que tienes. La euforia del amor no te ciega, puede que tengas un lado soñador, pero eso no es sinónimo de que vas a entregarte sin cordura. Sabes amar, tanto que vas con cautela y si la otra persona no se siente segura, le das su espacio.

Capricornio

Aunque, no lo parezca, en tu interior vive un romántico sin remedio. A la gente le cuesta creer que no te asusta pensar en un final feliz, sobre todo, cuando notas las buenas intenciones en la otra persona. Te gustan las cosas sin rodeos, pero sabes que agregarle un toque de fantasía no le hace daño a nadie. Eres muy tolerante con los tiempos, si ese corazón todavía no se siente listo para algo más formal, no presionas y eso hace que te terminen adorando.

Acuario

Hablar de amor contigo, es como tomar un vuelo sin regreso, realmente te gusta envolver con tu parte más bonita a esa alma especial. Definitivamente, te tomas muy en serio el proceso de la conquista. Tu personalidad es dulce, tierna y libre, tu intención nunca será dominar. No quieres controlar a la persona, deseas que sea ella misma quien te cuente sobre sus demonios y sus victorias. Te vuelves el hombro que cualquiera necesita y eso le encanta.

Piscis

No es tan complicado como muchos lo pintan. La clave de amar y ser correspondido está en quedarte al lado de alguien que sí está listo. Tú sabes que ya no estás para salvar corazones, sin embargo si esa persona te demuestra que te ama, no te asusta acompañarla en su proceso de sanación. No es tu responsabilidad resolver sus traumas, pero si puedes ayudar a que el camino sea menos pesado, no lo dudas. Tu sensibilidad te permite entender eso y más.