Hay momentos en los que todo se rompe a nuestro alrededor. Por una situación o por otra, la vida puede llevarnos a situaciones complejas en las que no hay alternativa al hecho de apartarnos de ese camino, de esa senda… Para algunos signos, romper con esas expectativas tan grandes puede ser muy desalentador. Comenzar de cero nos cuesta a todos pero hay signos solares que son más reacios a estos cambios y que lo pasan mucho peor cuando tienen que enfrentarse a ellos. Aquí te enseñamos las reacciones más habituales de los signos del Zodiaco cuando ya no pueden más.

Aries

Todo el mundo lo sabe, Aries es una persona decidida y parece que no le tiene miedo a nada ni a nadie. Pero nada más lejos de la realidad. Aries, aunque no siempre lo reconozca, ha tenido que aceptar como todo el mundo un NO por respuesta alguna vez. Y aunque por dentro esté rabioso y lleno de ira ha tenido que aguantarse y canalizar toda esa energía hacia otro lugar. Pero al final es Aries, y siempre intentará a toda conseguir lo que quiere, ya sea en el amor o en cualquier otra situación en su vida. Pero también se rinde cuando ve que ya no hay nada que hacer. Está desgastado por todo lo que peleó pero ahora, ya es suficiente.

Tauro

A pesar de esa fama de terco y de testarudo que le perseguirá siempre, Tauro quiere amor. Necesita amor. Y cariño, y respeto y sobre todo mucho entendimiento. Y a veces, buscan ese amor en los brazos de quien de verdad pueda dárselo. Cuando Tauro ya no puede más, lo notas. Es muy constante con lo que quiere y con lo que desea, y seguramente antes de romperse haya insistido una y otra vez. Pero también sabe cuando es el momento de dar marcha atrás y de dejar ese camino. A menudo no tiene control sobre todo lo que quisiera, y cuando se da cuenta de ello es cuando se retira. Para siempre y roto.

Géminis

Géminis es un signo muy activo, un signo que necesita indagar, experimentar y sobre todo, aprender. Si son felices, te lo cuentan, tienen que sacar sus emociones porque disfrutan haciéndolo y además, de alguna forma, sueltan toda esa energía que tienen dentro a través de la comunicación. Pero cuando están mal, la cosas cambia. Cuando no pueden más tienden a callarse y a volverse mucho más introvertidos. Y quizás en otro signo una actitud así no se notaría demasiado pero en Géminis se nota, y se nota muchísimo. No es que no puedan relacionarse como antes, es que simplemente no quieren hacerlo. Cuando ya no pueden más, todo se acaba.

Cáncer

Cáncer es un signo con una sensibilidad muy grande dentro. Es una persona que sufre mucho cuando le hacen algún tipo de “feo”, cuando le dan contestaciones que sabe que no se merece o cuando le menosprecian. Cuando cualquier situación le hace no poder más se vuelve muy triste, y la tristeza saca lo peor de este signo. Proyecta esa rabia contra los demás, pierde su dulce encanto y se convierte en alguien demasiado déspota. Además, si tiene que ir a herir, irá sin remordimientos. Cuando ya no puede más, todo vale. Y eso Cáncer lo sabe muy bien.

Leo

Cuando Leo ya no puede más no lo proyecta en los demás. Puede seguir haciendo como si no pasara absolutamente nada pero por dentro estar súper roto. Leo tiene esa energía que hace que no decaiga incluso en las situaciones más complicadas. O al menos, tiene esa fuerza para no mostrarlo al mundo. Se culpará casi siempre a sí mismo por haber confiado y porque las cosas hayan salido así. Solo las personas más cercanas sabrán qué es lo que le pasa y aún así, muchas veces tratará de quitar hierro al asunto…

Virgo

A veces, Virgo se “moja” demasiado con los demás. Es una persona muy servicial que disfruta cuando le piden ayuda. De alguna manera, se siente muy útil cuando los demás le buscan porque sabe que es un peso pesado y que su opinión es importante. Así que, como en todo, Virgo es súper perfeccionista y a veces también bastante crítico así que, sus consejos siempre serán un poco sangrantes si sabe que lo necesitas. Cuando Virgo ya no puede más, perderá el interés completamente y lo notarás. De estar involucrado al 100% pasará de no estar involucrado en nada. Y eso dolerá más que ninguna otra cosa. No lo tuviste cuando pudiste. No lo tendrás cuando lo quieras.

Libra

Libra funciona bien cuando tiene gente alrededor que le motiva a seguir adelante. Son personas sociables que necesitan esa interacción de ideas constante, ese flujo de comunicación que les haga aprender todo el tiempo. Así que, cuando Libra ya no puede más, se romperá y buscará ese tiempo a solas que tanto necesita en ese momento. Al final, cuando están así saben que la gente lo único que hará será desgastarles más y prefieren tener un poco de paz y de tranquilidad. Puede volverse muy reservado o si siente que se le ha tratado injustamente, incluso puede prepararse para devolver lo mismo en cuanto sea posible.

Escorpio

Cuando Escorpio ya no puede más, se abruma. Tiene muchísimas dificultades para regular estas emociones y buscan cualquier tipo de salida a ellas. Escorpio tiene a hacerse daño a sí mismo con pensamientos negativos que dan vueltas por su cabeza una y otra vez. Y el problema es que esos pensamientos muy a menudo son incontrolables. Buscarán la salida para liberar esas emociones donde sea, incluso aunque el camino para encontrarlas pueda ser peligroso. Tienen que aprender a centrarse y a focalizar. Tardarán en marcharse del lugar que les hace daño pero terminarán haciéndolo.

Sagitario

Sagi funciona mejor cuando está ocupado, cuando están haciendo algo interesante que les motiva. Si está triste, pierde toda esa energía. Y sí, es probable que meta en su vida muchísimas más cosas para hacer, solo porque necesita evadirse de eso que le ha hecho estar mal. Pero por mucho que Sagitario se “meta” en su vida de más, se vuelve incapaz de completar las tareas que en otro momento hubiera hecho a ojos cerrados. Cuando Sagi ya no puede más necesita descansar, desconectar y centrarse solo en sí mismo. Por mucho que le cueste a veces.

Capricornio

Capricornio tiene una necesidad fuerte de echar una mano todo el tiempo a personas que le buscan y que al final le necesitan. Y se siente bien teniendo ese papel, pero hay que decir que Capri es una persona que no se anda con tonterías, y a veces, no tiene una manera suave de decir las cosas, aunque quiera. Cuando Capricornio no puede más pierde todo tipo de motivación y deja de ayudar, deja de preocuparse y deja de estar ahí. Es cierto que esto le costará muchísimo porque está en su naturaleza tener el mando de todo incluso de los problemas de terceras personas. Y solucionarlo como sea, pero el estar mal le hace dar un paso atrás.

Acuario

Cuando Acuario se rompe y no puede más, se pierde. Empieza a aislarse del mundo, de las personas y además, comienza a tener una actitud de desapego total con el mundo. Todo el mundo sabe que le pasa algo porque, aunque en su naturaleza está el hecho de ser muy independiente, cuando se rompe, además hace que te sientas mal con su indiferencia. Muchas veces, no es algo premeditado si no que simplemente necesita aislarse de todo. No entenderá bien por qué a pasado todo y se echará las culpas de muchas cosas. Por eso se aleja, porque a veces también cree que el mal lo generó ella/él.

Piscis

Cuando piscis ya no puede más se rompe en mil pedazos y no sabe muy bien qué es lo que debe hacer. Dentro de sí, deja de tener interés en ese futuro que imaginaba en su mente, no le entusiasman las posibilidades que le esperan, deja de tener ilusión por las cosas. Necesitará tiempo para curarse y para poder recuperar esa imaginación y esos sueños que le hacen sentir vivo. Tendrá que aislarse de alguna manera y tendrá que recomponerse poco a poco. Lo pasará mal pero cuando renazca volverá con la batería bien cargada, y no volverá a pasar por lo mismo.