Este noviembre, Virgo, es momento de ir asumiendo ciertos riesgos si de verdad quieres comenzar a avanzar. Llevas mucho tiempo con ganas de hacer un cambio en tu vida. Sientes que este año ha sido un periodo de transición, un periodo que te ha ido preparando para todo lo que está por venir. Pero, Virgo, lo cierto es que ese cambio depende de ti. Por mucho que lo esperes, por mucho que pienses que va a llegar en algún momento, si tú no haces nada, si no te arriesgas, al final todo se va a quedar igual.

Tu cuerpo te pide más, te pide salir de tu zona de confort, pero tu mente te dice que esperes, que no lo hagas, que seas más precavido. Estás en una especie de ‘si pero no’ que no te deja avanzar.

Este mes, Virgo, deberías arriesgarte y hacer un cambio importante en la forma en la que te has estado enfrentando a la vida. Mira, Virgo, si realmente quieres un cambio, tienes que hacerlo tú. Eres alguien que odia los cambios, odia que le rompan todos sus esquemas y le hagan empezar de cero una rutina, pero en el fondo, sientes que es lo único que ahora mismo necesitas. Pero poco a poco, Virgo, empieza haciendo pequeños cambios, en tus hábitos y en especial, en tu forma de pensar.

Lo más importante ahora es cambiar la forma en la que te enfrentas a la vida. Es hora de tomar ese riesgo y de hacer cambios. No puedes continuar así más, Virgo, porque al final vas a quedarte estancado y no vas a poder avanzar hasta llegar a tus sueños. Tienes que asumir ese riesgo si de verdad quieres que los cambios lleguen a tu vida. Para empezar el año nuevo de lo mejor posible, es momento de ponerse manos a la obra y de trabajar para luchar por aquello que quieres conseguir.