Querido Aries, ha llegado el momento perfecto para darte las gracias por ser como eres y por no haber cambiado ni un ápice de tu esencia. Ha llegado el momento perfecto para recordarte algunos de los millones de motivos que tienes para estar orgullosa/o de ti. ¿Quieres saber por qué? No te impacientes, porque aunque no tengamos espacio para poder plasmar todo lo bueno que tienes, sí que tenemos muy buena memoria y en ella, brilla con fuerza una palabra cada dos por tres: FUERZA. Así es Aries, siente mucho orgullo de tu fuerza interna porque gracias a ella, llegarás hasta donde te lo propongas y mucho más. Gracias a ella, nos has dado una lección muy importante Aries: cosechar fuerza para NUNCA dejar escapar un sueño sin cumplir.

Sí, eres un auténtico terremoto y agotas a mucha gente de tu alrededor (todo fruto de tu impaciencia, ímpetu, rapidez y fama de culo inquieto) pero gracias a eso, tu capacidad de liderazgo hace que cumplas con matrícula de honor con todos tus proyectos.

No hay frenos que te puedan impedirte el ser una auténtica bala Aries, porque no paras hasta que no consigues lo que realmente deseas. Cuando luchas por algo, te dejas la piel en ello y eso, es de admirar. Tienes que tener mucho cuidado en algunas ocasiones con tu ímpetu, porque le antepones a tu salud, y lo sabes. Tienes que aprender a gestionar mucho mejor el tiempo, pero tampoco hemos venido a decirte lo que haces o no haces mal, este texto es toda una declaración de admiración hacia tu personalidad en toda regla. Verte luchar y pelear es un placer, porque haces que hasta la lucha más imposible de vencer, parezca el reto más fácil del mundo y eso, no lo consigue cualquiera.

En el amor no hay palabras. Eres experta/o en inundar de calidad a los corazones que realmente amas Aries y no, no lo sabes. No tienes ni idea de la vida, del brillo y de la energía que transmites cuando estás con alguien a muerte. Deberían de concederte el premio al mejor amante, al mejor amigo, a la mejor pareja y al mejor compañero de recuerdos, vivencias e historias por cumplir, porque tu esencia es de gran valor Aries.

Nos imaginamos tu cara de satisfacción y la sonrisa que estás poniendo al leer esto y, la verdad, ese gesto hace que se nos alegre el día a todos. A por todas Aries, sigue dando guerra y apuntando muy alto, porque esto no ha hecho más que empezar.