Querido Escorpio, ha llegado el momento de abrir las puertas de tu corazón de par en par. Y ¿por qué así? ¿por qué de par en par? Muy sencillo, esta vez, lo necesitas de verdad. Tienes el arte de hacer como que estás siempre ON FIRE y que no hay nada que te afecte y que te haga daño de verdad escorpión, pero te conocemos muy pero que muy bien y tu carita, habla por sí sola.

Necesitas escuchar lo que ahora mismo te hace ser una persona maravillosa, y lo sabes. Necesitas escuchar en voz alta que, todo lo que has hecho, lo has hecho bien y que tus actos, no han hecho daño a nadie que te importe de verdad… Tu dureza exterior no nos engaña escorpión, por eso mismo, te mandamos un abrazo enorme de oso amoroso repleto de esperanza y de un cariño muy puro y muy especial, como tú…

Mereces tener mucho orgullo de la persona en la que te has convertido y de todo lo que has luchado en silencio, sin presumir, sin proclamarlo a los cuatro vientos…

Te mereces muchas cosas buenas solo por todo lo malo que has conseguido reducir a cenizas y lo sabes Escorpio.

Te mereces tener todo el orgullo que quieras y más por todo el poder que has demostrado, pero de lo que realmente tienes que enorgullecerte sin ninguna duda, es de tu parte más sentimental más cariñosa y más sensible… Así es Escorpio, la parte que más miedo te da mostrar al mundo (por lo que puedan hacer con ella) es de la que más deberías de presumir y a la que más mérito le deberías de dar… Lo sabes.

Aunque seas un muy buen luchador fuerte e imparable, también eres un encanto de persona con mucho magnetismo y con mucho sentimentalismo encima y tienes que empezar a fusionar ambas partes. No te quedes en un extremo Escorpio, no elijas entre ser un puto genio imparable y creador de mil éxitos o en un amante muy entregado y algo dramas de vez en cuando. Puedes ser ambas partes en una sola vez, la fusión se puede hacer Escorpio y con bien de orgullo. NADIE puede presumir de poder ser así, nadie más que tú…

Como amigo, no tienes precio. Como amante, no hay nada que te pueda hacer sombra. Como compañero de vida y apoyo, no hay rival que pueda vencerte, porque eres, fuiste y siempre serás la más bonita casualidad que le pueda pasar a cualquier. En serio, afortunada la persona que consiga seguirte el ritmo y ser partícipe de tu vida, porque hechizas Escorpión. Tu magnetismo deja huella de por vida y de eso, te tienes que enorgullecer hasta la muerte.

Lo mejor de todo es que te imaginamos leyendo esto con mucha concentración en tu rostro, pero con una media sonrisa malévola y tremendamente hechizante tipo “ya sabía todo esto que me acabáis de decir” y eso, es lo que realmente nos enamora de ti Escorpio. Eres magia, y de la buena.