GÉMINIS Y EL DÍA DE SAN VALENTÍN

En el amor, Géminis lo demuestra todo y más. En su día a día, también. Géminis, no necesita tener una fecha señalada para poder demostrar todo lo que pude llegar a amar a una persona, pero sí que le gusta, poder sacar a relucir toda su artillería de seducción, para dejar claro a esa persona, que el rey y reina de la seducción, está aquí. Y que no se va a air a ninguna parte. Pero San Valentín, es la idea perfecta para que Géminis pueda sacar a la luz, su lado mas creativo, romántico, sensible, y, ¿por qué no? salvaje.

Géminis, aquí, nos vuelve a dejar clara la existencia de su doble naturaleza. Por una parte, lo entregará todo. Sin límites, hará lo que esté en su mano, para dejar el listón por las nubes, y para demostrar a su amor, todo lo que le ama. No escatima en gatos, Géminis no es de esos. Y por otro lado, nos demostrará la gran generosidad que mucha gente desconoce. Para sorpresa de muchos, Géminis, puede que no quiera ser el protagonista. Puede que quiera quedarse en su segundo plano. ¿Por qué? Porque su prioridad máxima, es que la otra persona se sienta en la gloria.

Quiere, que la otra persona disfrute en todos los sentidos. Por encima de todas las cosas. Un viaje, una escapada muy corta, o unas mini vacaciones con opción a alargarse hasta que el cuerpo aguante.

Lo que sea, pero que haga que la llama del amor, este más viva que nunca. Aventuras, experiencias, nuevas, algo fuera de lo normal. Con Géminis es posible. Y si lo comparte con los de su mismo elemento, de lujo. Con Aries, por ejemplo, mejor que mejor.