Capricornio puede tener muchísimos secretos, porque es una persona bastante introvertida. No es de esos que van confiando en todo el mundo y que dejan sus secretos en manos de cualquiera. Pero la obsesión secreta de Capricornio es más obvia de lo que él mismo se piensa. Capricornio está secretamente obsesionado con el control. Necesita tenerlo todo bajo control en todo momento, y si no lo tiene, pueden llegar a pasar cosas muy peligrosas.

Capricornio es un obsesionado del orden, de la perfección, de las cosas bien hechas, de llevar las riendas de cualquier situación. Para sentirse a gusto y para estar cómodo, debe tenerlo todo bajo control y al menos, tener un plan alternativo.

Siente que tiene la necesidad de cambiar las cosas a su favor y eso, puede llegar a hacer mucho daño a los demás. Con tal de salirse con la suya y de tener el control, Capricornio es capaz de hacer lo que sea. Su obsesión puede llegar muy lejos y si no pone medidas a tiempo. Puede llegar a obsesionarse tanto que deje de lado su vida personal, sus relaciones, su felicidad, sus sueños.

Capricornio tiende a obsesionarse muchísimo por tener poder y ese poder, si no se frena, puede ser muy peligroso. Pero lo mejor de todo es que Capri es un signo que siempre tiene los pies en la tierra y aunque pierda los sentidos en algunos momentos por culpa de ese control y ese poder, sabe bien cuál es el camino que debe tomar. Gracias a esa obsesión, Capricornio ha conseguido llegar hasta donde está hoy en día y también ha logrado un montón de méritos. Muchos de sus sueños se han hecho realidad por esa obsesión por lo perfecto y por querer hacer siempre las cosas bien.

2019-11-14T14:54:21+02:00