La obsesión secreta de Libra es una de las más sanas y de las más bonitas del Zodiaco. Libra es una persona muy social, una persona que vive por y para la gente que le rodea. Aunque tenga sus defectos y sus cosas negativas, tiene un corazón enorme y es muy amable con la gente a la que quiere. La gran obsesión de Libra es conseguir que todo el mundo que le rodea sea feliz o al menos, que tenga un motivo para sonreír.

Puede llegar a ser alguien muy tímido a la hora de mostrar sus sentimientos, pero siempre está dispuesto a escuchar los sentimientos de los demás y a prestar atención a sus necesidades. Libra está obsesionado con la paz, con hacer que nadie se pelee, que todo tenga una armonía y que nadie haga daño a nadie.

Libra no puede ver como alguien está sufriendo mientras él/ella no hace nada. Incluso aunque sea un desconocido que va por la calle. Libra no parará hasta ver que esa persona está en paz y que puede seguir tranquila. Esta obsesión puede llegar a ser muy tóxica para el propio Libra. Ese exceso de amabilidad con los demás hace que se olvide de ser amable consigo mismo.

Muchas veces, Libra está tan pendiente de hacer feliz a la gente que le rodea que se olvida de hacerse feliz a sí mismo. En realidad, esto puede llegar a ser un gran problema. Si su obsesión llega a ser muy grande, Libra podría estar dejando de vivir su vida para vivir la vida de los demás… Si no controla su obsesión, Libra puede llegar a perder su amor propio y eso es algo muy triste. Aunque no lo parezca, la obsesión secreta de Libra es encontrar la felicidad en todos los aspectos de su vida.

Libra será feliz cuando todo el mundo que le rodea lo sea y cuando él mismo tenga también los motivos para serlo. Gracias a esta obsesión, Libra está haciendo el bien al mundo y aportando la armonía y la paz que tanta falta hace muchas veces…

2019-11-14T14:46:11+02:00