Encontrar una persona con la que seamos compatibles es algo que nos gustaría a todos. Soñamos con esta persona que nos complemente, que nos aporte todo cuanto buscamos para ser felices. Pero, pocos son los que reflexionan sobre aquellas relaciones que no pueden salir bien. Y, las hay. En este artículo, vas a descubres cuáles son las parejas imposibles y más difíciles del Zodiaco, que no son, para nada, compatibles.  

Aries y Cáncer

Esta es una de las primeras parejas de las que os queremos hablar. Estos signos son muy diferentes entre ellos y, en este caso, los opuestos no se atraen. Mientras que los Aries son personas muy explosivas, independientes y les gusta ir a su aire, los nativos de Cáncer son todo lo contrario. Les gusta pasar tiempo en casa, son dependientes y les gusta planificar las cosas antes de hacerlas. Esta es una de las relaciones más complicadas con las que nos podemos encontrar y, si queremos intentar que funcione, las dos partes deberán poner mucho, pero que mucho, de su parte. 

Tauro y Acuario

Los Acuario son personas muy tercas, pero los Tauro les ganan de carrera. Aquí, el mayor problema es que a ninguno de los dos le gusta pedir perdón ni variar su forma de ser. Ambos tienen valores muy diferentes y se mantienen muy firmes en sus decisiones. Por ello, les costará llegar a acuerdos en su relación. Y, una relación en la que no haya comunicación sincera y ambas partes cedan un poco, es una relación que no va a durar mucho. 

Por otro lado, también es muy destacable que los nativos de Tauro son personas muy familiares y hogareñas, mientras que los nativos de Acuario son personas de lo más independientes a las que les gusta salir y viajar. Por ello, uno de los dos acabará por anular la otra y esto llevará, inevitablemente, a una ruptura poco amistosa.

Géminis y Virgo

Una de las relaciones más explosivas del Zodíaco y no en el buen sentido. Las relaciones entre estos dos signos pueden llegar a ser de lo más tóxicas y es que se atraen mucho físicamente, pero son super diferentes entre ellos. Los nativos del signo de Géminis son personas muy fuertes, un tanto independientes y muy habladores. Por su parte, los nativos de Virgo suelen ser más reservados y bastante inflexibles. Lo cierto es que Virgo se irrita fácilmente cuando ve la infantilidad de Géminis. Al ser tan diferentes y al haber mucha química entre ellos, resulta complicado que puedan salir de esta relación. Y esto es lo que genera la toxicidad entre ellos. 

Otro detalle para tener en cuenta es que en esta pareja van a haber muchos problemas de celos. Mientras que a Géminis le gusta salir con los amigos, los nativos del signo de Virgo pueden llegar a ser de lo más celosos y muy posesivos. Este carácter hace que las discusiones sean constantes hasta el punto de desgastar, día a día, una relación que debería ser el lugar en la que encontrar la tranquilidad. 

Leo y Escorpio

Pese a que puede generar dudas, la relación entre Leo y Escorpio no es tan buena como puede parecer a primera vista. Pese a que son personas muy similares, su relación está destinada al fracaso por su orgullo. Los dos son personas con un gran ego a las que les cuesta dar el primer paso a la hora de reconocer errores y pedir perdón; es más, van a intentar carga la “culpa” al otro. Y, de este modo, no hay relación que funcione. 

Al igual que sucede con Virgo y Géminis, los nativos de Leo y Escorpio sienten mucha atracción física entre ellos. Por este motivo, es fácil que ambos deseen iniciar esta relación. Sin embargo, esta no pasará de los meses de enamoramiento. 

Libra y Capricornio

Los nativos de Libra no pegan para nada con los Capricornio. Debemos tener en cuenta que los nativos de Libra son personas muy nobles y de lo más complacientes, como los Capricornio. La complacencia, entre ellos, es su mayor problema y es que entrarán en espirales de a ver quién puede más. Es decir, con ellos, lo bueno acaba por ser algo malo. Los Capricornio, por su parte, no ceden fácilmente y, además, todo acaba siendo una competición para ellos. Y, las competencias en una relación nunca acaban bien. 

Además, a los nativos de Libra, les gusta ir un poco a su aire, mientras que Capricornio es bastante controlador. Por ello, es fácil ver muchas discusiones por celos, otro de los factores que no ayudan en una relación estable. 

Sagitario y Piscis

Otra pareja muy complicada que encontramos en el Zodíaco es la que está formada por Sagitario y Piscis. Hay expertos que han llegado a señalar que es la más incompatible del Zodíaco, pese a que podría parecer todo lo contrario. Los nativos de Sagitario se caracterizan por ser personas muy independientes, mientras que los Piscis son personas que suelen pedir atención en todo momento. 

Por otro lado, también merece la pena destacar que a los Piscis les gusta planearlo todo, mientras que los Sagitario son más de ir a última hora. Por ello, nunca se pondrán de acuerdo a la hora de hacer planes para el futuro. Es una de las relaciones que más rápido acaba. 

Tener pareja debería ser símbolo de paz, tranquilidad y unidad. Sin embargo, hay relaciones que están condenadas desde el principio. Por este mismo motivo, seguir las indicaciones de los expertos en astrología y evitar empezar estas relaciones es la mejor manera de evitarnos problemas más graves en un futuro.