Llega así, después de tantas batallas perdidas, se incrusta en tus pensamientos y de repente se adueña de tu corazón. El amor de tu vida es mucho más que decir te amo, es sentir esa inmensidad en la que te dan ganas de llorar por tanta felicidad. Es aceptar al otro con sus manías, defectos y su lado oscuro. Amar es mucho más que una atadura, es la libertad de saber que mañana seguirá despertando a tu lado. Amar es fluir y hay 3 rasgos que cada signo busca en el amor de su vida:

1.- Aries

Aries se queda con la persona confiable, alguien que le dé la seguridad de que está dispuesto a entregarse al amor, alguien fiel. También quiere que sea alentador, que tenga el don de levantar su ánimo, aplaudir sus victorias y darle una mano cuando las cosas anden mal. Aries quiere a alguien optimista, que aprenda a limpiarse las lágrimas y seguir avanzando, se queda con quien lo inspira y a quien admira. Ahí es donde encuentra el amor.

2.- Tauro

Tauro quiere a una persona que sea capaz de llenar de color sus días grises, un ser de alma aventurera, dispuesta a romper las reglas de vez en cuando. Quiere a alguien espontáneo, que no piense mucho y simplemente se deje llevar. Tauro busca el equilibrio con alguien que sea capaz de acelerarle el corazón. Un ser audaz, que tenga el ingenio y las habilidades para seguir avanzando sin importar que tan complicadas se pongan las cosas. Alguien que no se rinda.

3.- Géminis

Géminis es quien se enamora de una persona que tiene humildad en la palabra, alguien con tan buen corazón que sea capaz de ponerse en el lugar del otro. Necesita que el amor de su vida lo comprenda, que no juzgue la forma en que se deja llevar, ese lado impulsivo que hace que se aburra de todo y siempre quiera curiosear sin parar. Géminis se queda con un ser inteligente, capaz de poner a prueba sus pensamientos, alguien que le deje aprendizaje en todos los sentidos.

4.- Cáncer

Cáncer es el signo que honra las raíces, la persona que no le tiene miedo al compromiso y mucho menos a formar un hogar. Quiere que el amor de su vida sea lo suficientemente maduro para lidiar con esa realidad, alguien que no huya. Un ser que sea desinteresado, que le apueste más a lo emocional que a lo material. Pero, sobre todo, quiere a alguien leal, alguien en quien pueda confiar y que no tenga que lidiar con insomnio porque no sabe en dónde está.

5.- Leo

Leo es una persona vibrante, quien siempre va contra reloj y dispuesto a hacer más en todos los ámbitos de su vida. Es por ello que quiere que el amor de su vida sea activo, que le guste buscar la forma de hacer todo más eficiente, alguien independiente. Se queda con quien se siente seguro de sí mismo, que no necesitan recordarle todo el tiempo lo mucho que vale. Leo quiere una persona sociable que pierda el miedo cuando los desconocidos se hacen presentes.

6.- Virgo

Sin duda, el perfeccionista del zodiaco no es tan exigente cuando se trata de elegir al amor de su vida. Es un signo que busca que la persona sea organizada en todos los aspectos, no puede convivir con el desorden. Quiere una pareja independiente, con sueños, aspiraciones y muchas ganas de seguir trabajando. Virgo no quiere cortarle las alas a nadie. Busca una persona que sea de mente abierta, alguien que sea capaz de brindarle conversaciones en las que la reflexión sea indispensable.

7.- Libra

Libra es el alma encantadora, sociable y a la que le cuesta entregar su corazón a la primera. Realmente quiere esencia, alguien con quien pueda conectar de forma profunda. El amor de su vida tiene que ser encantador, de esas personas que se roban las miradas por su forma de hablar y reír. Alguien culto, que sea capaz de cautivar su atención y que ponga a prueba sus pensamientos. Libra se queda con el que es consciente, con quien no tiene miedo de aceptar su lado emocional.

8.- Escorpio

Escorpio es el emocional, el que aparenta sumergirse en la oscuridad porque no está dispuesto a permitirle a cualquiera que haga pedazos su corazón. Es quien busca que el amor de su vida sea alguien sensible, que no minimice todo lo que sale de su boca. Una persona que sea observadora, que preste atención a los detalles que ama y también los que detesta. Se queda con quien es compasivo, que no tiene problema en dar una mano cuando más lo necesitan.

9.- Sagitario

Sagitario es como una llamarada imparable, nunca sabes cuándo se puede apagar o elevarse más. Es muy selectivo cuando entrega el corazón porque pone por delante su libertad. Sin embargo, se queda con la persona trabajadora, con quien no tenga problema en emprender si es necesario. Quiere a alguien responsable, capaz de asumir las consecuencias de sus emociones. Se queda con quien sea honesto, que sea incapaz de fingir amor.

10.- Capricornio

Capricornio es uno de los más estrictos a la hora elegir pareja. Y es que si no aportas, tampoco le restes. Detesta que las relaciones afectivas se vuelvan negativas, por eso prefiere quedarse solo. El amor de su vida tiene que ser alguien fiel, alguien que tenga el valor de convertirlo en su prioridad. Una persona determinada que luche por sus objetivos y que no tenga miedo a los nuevos comienzos. Se queda con quien es respetuoso, no quiere menos.

11.- Acuario

Acuario es el amante que necesita mucho más que un amor de apariencias, quiere realmente esencia, eso que hace vibrar más que su corazón. El amor de su vida tiene que ser alguien que le haga honor a la creatividad, que siempre busque la manera de salir adelante. Alguien que sea capaz de encontrar la diversión en lo más simple, en lo menos pensado, en todo. Acuario quiere una persona que sea de mente flexible, que no busque atar, que lo ame de una forma libre.

12.- Piscis

Piscis es la persona que cuando se entrega a la pareja lo hace de la forma más vulnerable, si se siente confiado no teme que le rompan el corazón. Es por ello, que quiere que el amor de su vida sea una persona auténtica, alguien que se muestre sin máscaras y ponga la verdad por delante. Un ser lleno de energía que esté dispuesto a levantarlo cuando la vida se ponga pesada. Piscis se queda con quien derrocha carisma, con esa persona que le provoque carcajadas.