Todos somos imprevisibles de vez en cuando, y no está mal. Lo cierto es que ser demasiado previsibles es algo que puede llegar a aburrir a los que tenemos cerca, por no decir que nos deja muy poco margen para vivir nuevas experiencias. Sin embargo, el secreto de todo está en el equilibrio. Una persona que sea muy imprevisible puede llegar a perder la confianza de los que tiene cerca y, por ende, puede tener pequeños problemas a la hora de conseguir relaciones sanas y estables. En este artículo, vamos a hablar sobre cuáles son los 6 signos del Zodiaco más impredecibles y los 6 que lo son menos; de este modo, podremos conocer mejor a los que tenemos cerca y aprender a lidiar un poco más con su personalidad. 

Acuario y Tauro 

Los nativos del signo de Acuario son personas con una mente muy abierta y siempre están listos para recibir nuevas ideas. Les encanta todo lo que represente una novedad en sus vidas y, por ello, nunca dejarán escapar ninguna oportunidad de aprender que se les presente.  No son personas a las que les guste seguir las normas de los demás y, mucho menos, hacer lo mismo que otros. Por lo tanto, podemos decir que son personas que siempre hacen lo que creen que es mejor, aunque esto les haga actuar de un modo poco esperando. 

Por su parte, los nativos del signo de Tauro son personas muy predecibles, y ellos lo saben. Les encanta tener unas rutinas establecidas y seguir el ritmo que se han marcado. No suelen cambiar sus ideas ni puntos de vista para nadie, por lo que son de los más constantes del Zodíaco. Además, son amantes de los objetivos y de los planes, pues sienten que es la mejor manera de conseguir todo lo que se han propuesto.

Géminis y Cáncer

Géminis es uno de los signos del Zodíaco más escurridizos, aventureros y complejos, por lo que nunca suele dejar de sorprender a los demás. Los nativos de este signo se pasan horas pensando y reflexionando sobre todo cuanto les afecta. Les gusta tener sus propios puntos de vista y no tienen reparo alguno en modificarlos si lo ven necesario. Su doble personalidad es lo que los hace ser del todo imprevisibles.

Por otro lado, los nativos del signo de Cáncer son personas a las que solo les importa una cosa: el bienestar de su familia y de sus amigos. Les encanta quedar con ellos, hacer planes y saber dónde están en todo momento. La rutina aporta a los nativos de Cáncer la estabilidad que necesitan para sentirse seguros en su día a día. Sin embargo, esto hace que sea fácil saber qué piensan en todo momento y, en ocasiones, pueden pasar por ser un tanto aburridos.

Sagitario y Virgo

Sagitario es otro de los signos más imprevisibles del Zodíaco y es que su filosofía de vida es la del fluir: no les gusta forzar nada, por lo que suelen evitar hacer planes tanto como pueden. Les gusta vivir el momento y son de aquellas personas que siempre acaban decidiendo qué harán a última hora. Se puede decir que nunca los veremos hacer lo que se espera de ellos, sino todo lo contrario: la vida con un Sagitario siempre estará llena de sorpresas.   

Los nativos del signo de Virgo, por el contrario, son personas a las que les gusta hacer planes y disfrutar al máximo de su tiempo. No es que hagan planes a largo plazo, pero sí les gusta sentir que tienen cosas por hacer en todo momento. Son personas muy previsoras, las cuales odian las sorpresas y las salidas de guion en todo cuanto es importante para ellos. Les gusta pasar tiempo de calidad y de ocio con los suyos, y no les cuesta adaptarse a los demás. Eso sí, cuando es necesario, también saben establecer ciertos límites. 

Leo y Piscis

El carácter vibrante de los nativos de Leo hace que sean un tanto imprevisibles. Es cierto que son personas a las que les gusta ser el centro de atención, pero siempre nos van a sorprender con el modo de conseguirlo. Además, les aburre mucho el tener que hacer cada día lo mismo. Por este motivo, saben establecer hacia dónde quieren ir, pero nunca revelan los pasos que seguirán para llegar a su destino. 

Piscis, por su parte, es el signo al que más le gusta hacer planes, y es que no hay nada que deteste más que el no saber. Los nativos de este signo saben disfrutar de la vida, claro, pero también les gusta tener las cosas muy claras y saber hacia dónde se dirigen. No suelen dejar mucho margen para la novedad o para los cambios de última hora, y prefieren tener una rutina con la que ir consiguiendo cuanto se proponen. 

Escorpio y Libra 

Escorpio es otro de los signos más imprevisibles del Zodíaco y es que sus nativos se caracterizan por ser muy independientes y hacer, básicamente, lo que consideran mejor. Son muy emocionales y destacan por tener las ideas muy claras, lo que los lleva a establecer objetivos en todo momento. Como saben que otras personas pueden intentar conseguir lo mismo que quieren ellos, es fácil verlos cambiar de estrategia constantemente.

Los nativos de Libra, por el contrario, son personas a las que les gusta disfrutar de una vida de lo más tranquila. Tal y como sucede con los Tauro, los Libra se sienten mucho mejor cuando tienen una rutina establecida, pues les aporta seguridad y estabilidad. No son personas a las que les guste hacer planes a última hora y, de hecho, les molesta mucho cuando los demás lo hacen. 

Aries y Capricornio

Aries tiene una personalidad de lo más fogosa y muy impulsiva, por lo que suele ser difícil saber por dónde nos saldrá. Su forma de ser puede ser más o menos molesta para los que tienen cerca, pues es complicado saber qué es lo que piensan: siempre tienen ideas en mente que quieren llevar a la práctica y lo acaban haciendo cuando los demás menos lo esperan. Se puede decir que, junto a los Acuario, son personas que suelen hacer lo que les apetece, aunque esto signifique, a veces, dejar un poco de lado a los demás. 

Capricornio, sin embargo, es un signo llamativo, cariñoso y lleno de energía y vitalidad. Pese a que puede parecer uno de los más imprevisibles, la verdad es que es todo lo contrario. Como los Libra, los Capricornio construyen su vida sobre rutinas que les permiten avanzar por la vida. Saben divertirse y hay espacio para las sorpresas en su vida, pero no en aquellos aspectos que resultan de vital importancia para ellos.

Ser imprevisible es un rasgo que puede ser llamativo, incluso sexy, en determinados momentos. Pero, también es cierto que puede ser de lo más molesto para las personas que nos dan su confianza. Por ello, si somos de los más imprevisibles del Zodíaco, deberíamos hacer un esfuerzo para encontrar un equilibrio que nos permita ser nosotros mismos sin necesidad de alterar la vida de los demás.