Acuario no busca una relación que sea perfecta. Es más, no busca una relación que únicamente se base en una cosa de dos. Es decir, es obvio que lo suyo, es suyo, y nadie se lo toca. Pero encerrarse exclusivamente, no tener vida social y vivir por y para el amor, no entra dentro de sus planes.

Acuario es uno de los signos más sociables de todo el zodiaco, y su vida no se entiende sin sus amistades, sin su familia y sin todo lo que realmente le gusta. Por eso, busca a alguien que comparta sus gustos, o al menos, que ponga interés en conocer su mundo. Alguien que no tenga problemas con su independencia, al contrario, quiere que cuide de sus alas. Que le deje volar, y tenga confianza. Porque cuando Acuario se compromete, lo hace de verdad. Desde el corazón. Sin trampas ni mierdas que intoxiquen lo que realmente le gusta.

Acuario adora los pequeños detalles que marcan la diferencia, ama que le sorprendan con cosas inimaginables. Le encanta que la otra persona se lo trabaje, que se lo gane, aunque no acierte en nada de lo que le guste. Pero que muestre interés. Tan sencillo como eso. Quiere que no restes independencia, que cuides de su libertad y que confíes ciegamente en su palabra. Si te abre las puertas de su corazón, es amor. Si te incluye dentro del círculo de su vida, es cariño en dosis gigantescas. Acuario ama de verdad, quiere desde el corazón y te cuida como nadie. Cuídalo, no lo estropees. No encontrarás a nadie igual.