Le llaman la oveja negra, el alma rebelde, la que no se calla, la que le es fiel a sus convicciones sin importar si tiene o no la razón. Géminis es así, un cúmulo de conocimiento, tiene sed de aprender, de buscar nuevos grupos, de poner a prueba su versatilidad. Cambia de la noche a la mañana, porque si algo impide su comodidad simplemente le da vuelta a la página. Pero…¿qué tan compatible eres con su locura? Este es el ranking de los signos más compatibles con Géminis, te dirá las posibilidades que tienes de tocar su corazón: 

1.- Acuario

El primero en la lista es Acuario, un signo que honra la parte artística, que también es muy curioso a su manera. Géminis y Acuario juntos son sinónimo de conversaciones profundas e intelectuales. Son los que se pierden en la música, el arte y buenos argumentos a la hora de debatir. Su relación es emocionante, impredecible y muy independiente. Recordemos que ambos son signos de aire, tienen un lado soñador, el que suelta las preocupaciones y simplemente quiere disfrutar el mundo. Tienen un vínculo de espíritu libre, Acuario odia las reglas y Géminis odia que estén todo el día encima de él. 

2.- Libra 

El encuentro entre dos signos de aire, dos almas a las que se les da muy bien socializar. Son una pareja reservada, pero encuentran una complicidad muy bonita. Libra y Géminis se divierten como niños y conectan a nivel emocional y mental. Los dos le hacen honor a la coquetería, sobre todo, Libra que tiene de su lado al amante de la belleza, Venus. Llega un punto en el que se complementan. Puede que tengan algunas diferencias en el momento que Libra piensa primero en los demás y Géminis en sí mismo, pero llega un punto en el que hablando tienen un equilibrio. Libra es paciente y Géminis nunca se rinde, si se quieren no se sueltan. 

3.- Aries 

Un signo de fuego y otro de aire. Cuando Aries aparece en la vida de Géminis, es sinónimo de algo intenso. Los dos buscan la manera de aprovechar cada segundo. Géminis fluye, no se engancha y Aires ama tomar los riesgos sin pensar mucho. Aunque Géminis puede llegar a ser un poco más tolerante pero tiene la cabeza en las nubes. Contrario a Aries, aunque sea impulsivo es organizado y sí le gusta planificar. Aries es muy determinante, pero Géminis lucha con su indecisión. Los dos encuentran un equilibrio en sus manías y defectos. Lo malo es que son muy necios y cuando las discusiones se hacen presentes es mejor que se alejen. 

4.- Leo  

Leo y Géminis, considerados los egos más intensos de todo el zodiaco. Cuando se unen es sinónimo de acariciar el poder, son muy imponentes y gozan de tener las miradas encima. Géminis es quien ama explorar y Leo es temerario, aunque le asustan ciertas cosas se lanza al ruedo. Los dos son signos muy sociales, Leo se siente intrigado por el lado misterioso e independiente de Géminis. Sin embargo, Leo siempre va contra reloj, lo que le encanta a Géminis, porque no se aburre a su lado. Son dos polos que se atraen y se complementan de una forma fascinante. Su relación es pasional pero puede llegar a ser muy duradera. 

5- Sagitario 

Sagitario y Géminis tienen una personalidad muy parecida. Para empezar su carácter es como una guerra constante entre lo dulce y lo amargo. Son pasionales y sus expectativas son altas, no se conforman con lo que el resto quiere. Además, pueden llegar a ser extremadamente demandantes, en su lado oscuro los caprichos no pueden faltar, no hay forma en que le digas que no a ninguno de los dos, aunque Géminis se engancha más. Les gusta tener una relación sana pero el compromiso les provoca conflicto y pueden terminar huyendo, no les gusta sentirse atados. 

6.- Tauro 

Digamos que no es tan buena idea que la terquedad de Tauro y la inconsistencia de Géminis terminen uniendo sus vidas. Y es que Tauro es un signo muy solidario, goza sentir que es la mano que el otro necesita, lo que encaja perfecto con Géminis a quien le gusta que le pongan atención. Su relación tiene que tener límites claros o pueden perderse y caer en la toxicidad. Tauro es muy familiar y Géminis ama la libertad. El punto a favor es que son comunicadores, no se guardan lo que sienten. Tauro te dice las cosas de frente, pero Géminis odia las reglas y se siente atrapado. La necesidad de Géminis de vivir al límite puede ser abrumador para Tauro. 

7.- Piscis 

Géminis y Piscis, tal vez no sea la relación más prometedora del mundo, pero cuando sus almas se encuentran la atracción es instantánea. Los dos son signos que aman perderse en el cúmulo de sus pensamientos. Sin embargo Piscis puede llegar a ser demasiado dulce y sensible, cuando se enamora lo hace desde las entrañas. Sin embargo, Géminis se puede enamorar de la noche a la mañana y luego ya no. Sus formas de amar son muy diferentes y Piscis puede salir herido. Géminis lo olvida todo y Piscis puede tomarse las cosas personales. Lo suyo se convierte en un campo de batalla doloroso. 

8.- Géminis 

¿Qué pasa cuando Géminis aparece en la vida de otro Géminis? Digamos que el panorama no pinta muy bien del todo. Puede parecer que es algo bueno, porque son espejos, hablan todo el tiempo, pintan sus días grises, cantan, bailan y terminan adivinando lo que el otro piensa. Lo malo es que esta parte intuitiva puede romper la magia en un abrir y cerrar de ojos. Pues los dos son muy cambiantes y eso los hace sentir inseguros, ¿realmente siente algo por mí? Además, la confianza se rompe rápidamente, porque nunca saben en dónde están y se alejan de la nada. La parte emocional es la que se ve más afectada. 

9.- Escorpio 

Sin duda, el vínculo entre Escorpio y Géminis no es una buena idea. Géminis queda hipnotizado ante la postura desafiante de Escorpio, pero se frustra cuando no puede controlar la parte emocional. Géminis es un signo que está acostumbrado a cumplir lo que quiere y Escorpio no se deja llevar por caprichos, pone límites muy claros cuando se trata de tener una relación. Géminis es de espíritu libre y Escorpio quiere formalidad, es un signo que honra la lealtad y el compromiso. Ambos adoran probar cosas nuevas, las aventuras y todo aquello que los mejore, pero funcionan más como amigos. 

10.- Cáncer 

El vínculo entre Cáncer y Géminis, es sumamente agotador. Géminis anda de un lado a otro, lo que puede hacer que Cáncer se sienta poco valorado. Géminis es aventura y Cáncer hogar. Su relación cansa, sobre todo, Cáncer, que siente que por más que da y da, nunca es suficiente para Géminis. Aunque los dos son muy emocionales y les gusta sentirse necesitados. Cáncer es quien decide darle vuelta a la página porque empieza a tomar las cosas muy personales y se siente humillado. Cáncer se decepciona, se siente vacío y se termina marchando. Géminis no es de los que ruega, así que ahí acaba todo. 

11.- Capricornio 

Capricornio y Géminis, pueden llegar a tener un vínculo de amistad. Los dos son signos inteligentes y les gusta ser reconocidos. Sin embargo, son muy diferentes. Capricornio trabaja muy duro para disfrutar el sabor del éxito, goza presumiendo su estatus y cada uno de sus logros. Mientras que a Géminis no le importa mucho impresionar a nadie, le da igual lo que la gente piense. Géminis puede rendirse cuando algo ya no le vibra bonito, pero Capricornio es muy necio, no quita el dedo del renglón, es su ego deseoso de mostrar lo que vale. Géminis no tiene paciencia y es muy cambiante, lo que es sinónimo de estrés y frustración para Capricornio, simplemente quiere salir huyendo. 

12.- Virgo  

El signo que menos encaja con Géminis es Virgo. Si deciden unir sus vidas lo que tienen que poner por delante es la paciencia. Géminis es un signo que desafía todo el comportamiento de Virgo, hasta que se siente sumamente abrumado. Virgo necesita tiempo para todo, no va por ahí entregando el corazón a cualquiera y Géminis se deja llevar. Virgo tiene un caparazón muy resistente pero Géminis lo rompe y luego se marcha como si nada. Virgo detesta terminar involucrado en este tipo de relaciones poco comprometidas. Géminis también se cansa de derribar todos los obstáculos que pone Virgo y al final no consigue nada. Lo suyo es un estrés constante, es muy complicado que funcione.