Géminis y Escorpio es una pareja bastante opuesta y la compatibilidad entre ellos digamos que, es bastante inestable, lo que no quita que se atraigan de una manera a veces brutal. Quizás porque son la noche y el día. Géminis necesita contar todo lo que le ocurre y quita importancia a sus sentimientos. Sin embargo, Escorpio es de los que prefiere profundizar en sus emociones y se las guarda para dentro. Esta es la compatibilidad Géminis y Escorpio.


A pesar de que son bastante diferentes, cuando Géminis y Escorpio se juntan, inevitablemente hay una química espectacular, al menos, al principio. Ambos se sienten atraídos el uno por el otro pero a medida que pasa el tiempo lo más probable es que no se aguanten. Saben que tienen poder, que son atractivos y que jugando con las mentes pueden sacar mucho a su favor. Pero el problema viene cuando uno quiere persuadir al otro con juegos mentales que la vedad rozarían un poco lo ilícito.

Aunque puedan ser fieles, a veces “juegan” demasiado con esto. Y cuando están encabronados intentan manipular al otro metiéndose en terrenos un tanto fandangosos. Por esto, se pueden despertar muchísimos sentimientos de celos entre ellos. Escorpio acabará por volverse realmente loco con un Géminis al lado que puede flirtear con otras personas. Y Géminis se desquiciará cuando Escorpio eche una mirada penetrante y seductora a otro que no sea ella/él.

Géminis sabe hacer que Escorpio pierda los nervios en cualquier momento. A pesar de que Escorpio es fuerte mentalmente, el signo de aire puede desequilibrarlo. Géminis utiliza su ironía y su sarcasmo para provocar y el Escorpión no tardará en entrar en el juego utilizando su aguijón para picar. A Géminis le encantan las discusiones tontas, la provocación que toma como parte de un juego. Y si, Escorpio puede reírse una vez, dos pero NO más. Todo tiene un límite, y ese límite parece que no lo tiene Géminis.

Por otro lado, Escorpio necesitará siempre más independencia, más privacidad. Géminis por el contrario, podrá sentir que Escorpio se aleja, que no pone de su parte para que la relación funcione. Lo notará distante. Si lo vemos desde el punto de vista de Escorpio, Géminis le agota, siempre quiere estar ahí, no respeta su intimidad y sus tiempos… En fin, la verdad que puede ser un caos. ¿Y qué es lo que soluciona todo este caos? Pues el sexo. Es ahí cuando todo parece arreglarse. El problema es que no estamos bajo sábanas 24 horas…

En definitiva, Géminis y Escorpio es una muy difícil combinación a pesar de que sientan que se necesitan mutuamente. A veces, la relación puede estar llena de toxicidad. Sobre todo cuando se meten de lleno en el tema de los celos.

2020-11-11T17:08:55+02:00