Todo el mundo se merece un amor sano y una relación lo menos tóxica posible. Es cierto que las relaciones suelen ser algo complicado, porque tienes que conocerte mucho a ti mismo, pero también tienes que conocer o intentar conocer a la otra persona. Sino tienes cuidado, es posible que sin quererlo tu relación termine siendo algo tóxica. Hay maneras para saber si tu relación es sana o no. Sigue leyendo para descubrirlo:

Aries

Tienes una personalidad muy fuerte a la vez que enérgica y ardiente. Para el mundo, es muy difícil entender esa manera tan actuar que tienes tan impulsiva y valiente. Sabes que tienes una relación sana y saludable porque tu pareja te apoya a seguir siendo así de impulsivo y de espontáneo. Tu pareja no tiene miedo a tu lado impredecible, de hecho, cree que eso es lo que le da la chispa a la relación. Eres amante del control, Aries, siendo sinceros, eres un poco autoritario a veces. Lo cual, puede llegar a agobiarte en ciertas situaciones, porque quieres estar en mil sitios y en mil situaciones a la vez. Cuando tienes una relación sana, tu pareja te da la calma que necesitas y te ayuda a no perder la cordura en esos momentos de estrés máximo.

Tauro

Tú eres más de planes tranquilos, Tauro. Te cuesta mucho salir de tu zona de confort y por eso, prefieres quedarte donde te sientes a gusto y donde no hay riesgos. Sabes que tienes que poner más de tu parte, sabes que tendrías que cambiar, pero te cuesta porque, además, eres un poquito cabezota. Sabes que estás en una relación sana cuando tu pareja quiere pasar tiempo contigo y no le importa el plan que haya. Cuando tu pareja respeta tus miedos, tus inseguridades, tu cabezonería. Estás en una relación sana si esa persona quiere estar contigo, aunque eso implique quedarse en casa y no hace nada, simplemente pasar tiempo contigo. Tu pareja te pondrá por delante de cualquier plan y respetará tu necesidad de seguridad y de control.

Géminis

Eres una persona que necesita estímulos constantes, Géminis, necesitas vivir cada minuto como si fuera el último. No soportarías para nada tener que gastar tu tiempo con alguien aburrido, con alguien que no te estimula y que no te deja ser quién eres. Sabes que estás en una relación sana, cuando tu pareja trabaja todo lo posible para satisfacer tus necesidades sociales, cuando saca tema de conversación aunque sea debajo de las piedras. Tu pareja puede ser igualmente alguien tranquilo, pero aún así respetará tu personalidad y querrá hacer penar y soñar todo lo posible. Tu relación es sana, Géminis, si tu pareja invierte tiempo en enseñarte cuáles son sus preocupaciones, sus miedos, sus inquietudes. Al igual que tú haces con los demás.

Cáncer

Eres una persona muy especial, Cáncer, en todos los sentidos. Tú más que nadie necesitas amor, atención, cariño. Sabes que estás en una relación sana cuando con tu pareja te sientas como en casa, cuando no tengas miedo a nada. Eres cariñoso, pero también necesitas que tu pareja que te vuelva todo ese cariño. Cuando estás en una relación sana, tu pareja te complacerá todos tus deseos, y no solo eso, sino que no tendrá miedo a conectar contigo a nivel emocional. Sabe que contigo hay que ser paciente y, sobre todo, tener cuidado con esos cambios de humor tan peligrosos que tienes a veces. Cáncer, a ti te resulta complicado encontrar una relación así, pero cuando la encuentras, sabes que es la indicada.

Leo

Aunque hagas ver al mundo que eres la persona más segura del universo, también tienes tus inseguridades, Leo. Y sabes que estás en una relación sana cuando tu pareja no tiene miedo de descubrir cuáles son esas inseguridades, esos puntos más débiles. Cuando tu pareja está ahí tanto en tus buenos momentos como en los malos. Lo fácil sería que, en cuanto sacarás tu carácter, tu pareja desapareciera y no quisiera saber nada de ti. Pero sabes que tienes una relación sana cuando él/ella se queda ahí, para calmarte, para hacer entrar en razón. Eres alguien independiente, Leo, pero en el fondo necesitas a alguien que te ofrezca esa sensación de seguridad, alguien que se preocupe por ti. Estás en una relación sana, cuando esa persona valora tu lado independiente, pero también aprecia tu lado más cariñoso.

Virgo

Eres bastante reservado a la hora de enamorarte, Virgo. En el amor, te tomas tu tiempo para abrirte, para dejar que tu pareja te conozca del todo. Cuando estás en una relación sana, tu pareja es todo lo paciente que pueda ser contigo e incluso sabe cómo sobrellevar tus manías y ese lado tan perfeccionista que tienes. Además de todo, tu pareja te dará amor y apoyo constante, porque sabe que, aunque no lo pidas, lo necesitas. Sabes que estás con la persona indicada porque te da la confianza que necesitas para abrirte y dejarla entrar en tu corazón. Eres una persona que se preocupa por cualquier mínimo detalle, Virgo, y sabes que estás en una relación sana cuando tu pareja se preocupa por aliviar cada preocupación que tengas.

Libra

No es fácil para ti, Libra, encontrar a una persona que cumpla al máximo con todas esas expectativas y requisitos que tienes en mente. Sabes que estás en una relación sana cuando esa persona no te agobia, no está encima de ti las 24 horas del día, pero aún así, la sientes cerca. Cuando sabe valorar tu independencia, pero no por ello, te va a dejar sentirte solo/a. Tu pareja se esforzará por entenderte, pondrá de su parte para ponerse en tu piel y saber cuáles son tus inseguridades, tus miedos y por qué actúas de la manera en la que lo haces. Lo fácil, Libra, sería echarte en cara todas esas inseguridades y decirte que las arregles tú solito. Pero cuando estás en una relación sana con la persona adecuada, no te sentirás culpable de ser así.

Escorpio

No es fácil lidiar contigo, Escorpio, y lo sabes. Eres una persona muy misteriosa y reservada y puede ser difícil mantener una relación contigo. Cuando estás en una relación sana, lo sabes porque tu pareja no tiene ningún problema en lidiar con ese huracán de emociones que tienes dentro. Cualquiera se asuntaría e incluso empezaría a crear más drama innecesario. Pero en una relación sana, esa persona te dará toda la calma y el espacio que necesitas. Lo importante es que tu pareja tenga mucha paciencia y que no se desespere cuando tú tengas tus días o tus momentos de sensibilidad máxima. Hay otras cosas importantes en una relación, Escorpio, pero para ti esto es primordial.

Sagitario

Para ti, Sagitario, es muy difícil encontrar una relación sana a largo plazo. Eres una persona independiente, aventurera, libre y no cualquiera está dispuesto a aguantar todo eso durante mucho tiempo. La mayoría de la gente busca compromiso y tú, eso no es algo que ofrezcas así de primeras. Pero sabes que estás en una relación sana cuando tu pareja no solo sabe llevar tu ritmo y te acompaña en todas tus aventuras, sino que también te dará la independencia y la libertad para hacer lo que quieras y cuando quieras. No te pide explicaciones, te pide que le cuentes todo lo que aprendiste cuando te escapaste. No hace falta que tu pareja sea tan independiente como tú, simplemente que te dé tu espacio, que sepa entenderte y que te acompañe siempre que tú se lo pidas.

Capricornio

En el amor, eres una persona muy reservada y que anda siempre con pies de plomo para no terminar sufriendo. Incluso aunque estés en una relación de mucho tiempo, tú sigues siendo así, simplemente para protegerte. Sabes que estás en una relación sana, cuando tu pareja te aporta toda la seguridad que necesitas, cuando te da amor sin que se lo pidas, cuando te entiende a pesar de que sea complicado. Tu pareja te ayudará a relajarte y a dejar de pensar que todo el mundo va a herir tu corazón. Y es que, Capricornio, en realidad, tú lo único que pides es compartir tu tiempo con una persona honesta, familiar y que sepa valorar la comodidad. Además, puedes ser una persona muy perfeccionista y cuadriculada, pero tu pareja te ayudará a saber disfrutar de la vida sin obsesionarte tanto.

Acuario

Eres alguien especial de pies a cabeza, Acuario, y en el amor mucho más. Necesitas a alguien que sepa valorar tu inteligencia, tu creatividad y que no te corte las alas. Estás acostumbrado a que la gente te mire mal por ser como eres, a que te critiquen por tus ideas locas y diferentes. Sabes que estás en una relación sana cuando tu pareja, además de defenderte de toda esa gente que te critica, te apoya en todo lo que haces, te hace sentirte valorado y sabe apreciar esa inteligencia y mundo interior. A tu pareja le encantará que seas una persona tan soñadora y querrá crear un futuro en el que ambos compartáis sueños. Estás en una relación sana, cuando tu inteligencia no pasa desapercibida.

Piscis

Eres tan soñador, Piscis, y estás tan despegado de la realidad que muchas veces tus relaciones terminan por eso mismo. Pero, sabes que estás en una relación sana, cuando tu pareja te apoya y te deja soñar todo lo que quieras, pero también, te ayuda a poner los pies en la tierra cuando es necesario. Dejará que viajes allí donde quieras, pero luego, será la primera persona en darte ese golpe de realidad que tanto necesitas. Tu pareja quiere conocerte a ti y también quiere conocer todas esas locuras que suceden en tu mente. Además, eres una persona que necesita mucho amor. Tu pareja, si estás en una relación sana, lo aceptará, lo apreciará y te ofrecerá lo mismo o incluso mucho más a cambio.