Es simple, nadie nace siendo malo, es la misma gente la que te va lastimando y luego te pregunta por qué has cambiado. Hay signos del zodiaco que ya no están para tolerar ni el más mínimo desaire, si su compañía no cumple con tus expectativas, entonces vete, porque no van a modificar nada. No están aquí para complacer a nadie y si no eres capaz de valorar su esencia, ¿por qué insistes? Este ranking dice que son malos, que su crueldad es capaz de hacer llorar a cualquiera, pero… yo diría que ya aprendieron a poner límites, porque su energía y su tiempo son sagrados. No hay más. Este es el ranking de los signos más crueles:

12.- Acuario 

La verdad es que en el corazón de un Acuario no hay maldad, es un signo muy desinteresado y se le resbala la mala vibra, su intención nunca ha sido lastimar a nadie. Sin embargo, eso no quiere decir que va a permitir que lleguen a alterar su estado emocional, no tolera las malas energías y menos a esa gente que lo único que quiere es buscar conflicto en todo. Acuario, es muy paciente, pero aquél que logre hacerlo enfadar es mejor que se cuide, porque su lado oscuro no escucha sentimientos. Lo que quiere es deshacerse del drama y si para lograrlo tiene que decirte adiós lo hará. Nunca lo subestimes, porque no es de los que vuelve. Su rebeldía no le permite rogarle a nadie y menos si la persona vale tan poco. 

11.- Libra 

Definitivamente, Libra es un signo que te llena de paz con sus acciones. Su capacidad de entender al otro está por encima de cualquier cosa. Tiene la sensibilidad para comprender el dolor ajeno, pero también de festejar las victorias. La crueldad no es algo con lo que conviva todos los días, al contrario, prefiere mantenerse alejado de la gente que tiene que dañar a otros para sobresalir. No es perfecto ni tampoco un ángel, pero al menos tiene el valor de respetar la vida del otro y no juzgar sin conocer la historia. Sin embargo, cuando se siente traicionado la cosa cambia, ahí su nivel de tolerancia es nulo. No va a permitir que sacudan su corazón y luego lo traten con la punta del pie. Si eres malo con Libra, vas a recibir lo mismo de su parte. No está para rogarle a nadie, así de simple. 

10.- Tauro 

Un punto a favor para Tauro es que su alma es inmensa, tiene esa manera tan bonita y honesta de entregarse, que es prácticamente imposible que no te pierdas en su mirada. Tauro, es valiente, intenso y amoroso, pero también temerario, capaz de meter las manos al fuego por la gente que ama. Ahí es cuando su lado cruel se enciende, cuando tocan lo que considera valioso. Es necio y no entiende de razones, su único objetivo es que esa persona sienta al menos un poquito del dolor que causó. Es capaz de lo que sea, no lo pongas a prueba, porque enojado se le meten cosas en la cabeza muy extrañas. Puede llegar a ser muy peligroso, sobre todo, si insistes en seguir haciendo daño. Es un signo muy inteligente, no esperes que baje la guardia si toma la decisión de defenderse, es porque ya analizó pros y contras. 

9.- Sagitario 

Sí, Sagitario tiene el carácter muy fuerte, eso no es novedad, pero hay una brecha muy grande entre eso y que sea cruel. No es alguien que goza del dolor ajeno, al contrario, cuando está en sus manos ayudar lo hace sin esperar nada a cambio. Es posible que tenga malos ratos en los que sus impulsos lo traicionan y lo único que quiere es dañar un poco, pero se le pasa muy rápido. Una vez que analiza la situación se da cuenta de que hay gente que no merece ni un segundo de su tiempo y lo mejor es soltar, hacer como si nunca se hubieran encontrado en la vida. Es de los que prefiere dejar todo en manos del karma, porque de ese nadie se escapa y ahí es cuando terminan pagando todo lo que hicieron. 

8.- Cáncer 

A veces, Cáncer también se agota. Por más que intenta, no puede ser siempre la buena persona de un grupo, porque todas las veces que ha dado lo mejor de sus emociones lo terminan rompiendo de la peor manera. Es un signo muy pasional, pero no hay mentira en lo que entrega, si se siente traicionado es mejor que le des su espacio, necesita poner las cartas sobre la mesa y decidir qué es lo que quiere hacer con su vida. No es peligroso, por más que busque darte una lección no es capaz de romperte, al menos, no como el resto lo hace. Es sólo que su lado impredecible lo puede llevar a tener arranques en los que el rencor gobierna sus pasos y ahí lo recomendable es que no lo tomes a juego, porque puede dejarte una herida que te dure toda la vida y no hablo de nada físico, me refiero a esas que se quedan en el alma. 

7.- Virgo 

Con Virgo las cosas son muy claras, mientras no te metas con lo que más aprecia, todo está bien. Es un signo que cuida lo que tiene y no va a permitir que nadie haga llorar a las personas que ama. Es posible que tenga la valentía de ignorar cuando se trata de sí mismo, pero no te atrevas a tocarle un sólo pelo a sus seres queridos. Desde luego, que se lo toma personal y busca la manera de darte la lección de tu vida. No intentes ganarle, porque es de los que piensa con la razón antes que con el corazón. No se le escapa nada y es capaz de decirte una lista entera de tus debilidades para posteriormente usarlas en tu contra. Virgo, tiene el don de derribarte con una frase, no importa si es sinónimo de que acabe con tu dignidad, si no te importó lastimar, a él tampoco. Mucho cuidado con despertar su lado cruel. 

6.- Aries 

Por supuesto, que un signo de fuego no se queda quieto después de sentir el ataque a sus espaldas. Sin duda, Aries lo que más detesta es lidiar con gente hipócrita, no tolera las mentiras ni las traiciones. Basta con que le salgan con algo de eso para que su mal humor se encienda. Lo mismo que un Aries tiene de divertido, lo tiene de cruel, no se guarda su ira. Si tuviste las agallas de despertar sus demonios, vas a tener que aprender a domarlos y dudo mucho que lo logres. Su rabia no conoce límites y cuando la impaciencia habla por él, puede decirte las cosas más crueles de este mundo. Todo lo que sale de su boca se convierte en veneno y le da igual si te hace dar el último suspiro. De verdad, no te burles, porque terminarás llorando. 

5.- Leo 

Dicen que la crueldad es uno de los placeres más antiguos de la humanidad. Cuando el lado oscuro se apropia de los pensamientos no hay quien lo detenga y eso es precisamente lo que le sucede a Leo. Es un signo que siempre anda a prisa, está acostumbrado a conseguir lo que quiere y lidiar con el fracaso no es lo suyo. Esa es la razón por la que no tiene tiempo para tus tonterías, si lo quieres ver sufrir vas a tener que sentarte a esperar, porque no se deja fácilmente. Es su orgullo el que le nubla la razón, esa es su dosis de peligro, porque no escucha a nadie, simplemente se deja llevar por el momento y busca la manera más salvaje de darte una lección. Leo, cuando se enfurece, es el ser más malvado, no hay duda de eso y vaya que no le cuesta ejercer ese papel. 

4.- Géminis 

Por fuera parece una persona simpática, relajada, alguien que en realidad no está buscando problemas con nadie y así es. Sin embargo, Géminis, es de mecha corta, porque reconoce muy bien lo que vale y  sabe que no debe tolerar los malos tratos de ninguna persona. No es que sea doble cara ni falso, es que cuando despiertas su lado cruel se convierte en alguien completamente diferente. Hablo del Géminis que se siente amenazado y humillado, al que le cuesta aceptar que el otro sólo se acerca porque su objetivo es verlo derrotado. Sin embargo, llega un momento en el que entiende que no todos son lo que aparentan y que hay que tratarlos con la punta del pie, porque eso es lo que se merecen. No le digas a Géminis que es cruel, es lo suficientemente inteligente como para poner límites y ya no piensa bajar la mirada por nadie. 

3.- Piscis 

¿Te parece inusual? Es muy normal que vean a Piscis como el inocente, el que se rompe fácilmente y el que perdona una y otra vez. Por supuesto, que eso quedó en el pasado, ese signo que permitía que lo hicieran menos ya no existe. Hace mucho tiempo que se dio cuenta de que en la vida es necesario tomar el papel de villano o de lo contrario te terminan haciendo añicos. Puede ser dulce o peligroso, todo depende de tu actitud, pero no pretendas que sea un amor cuando haces cosas que le provocan lágrimas. Piscis, es un signo que no olvida, se graba cada mal acto de tu parte y no cree mucho en eso del arrepentimiento. Hay acciones que no tienen justificación y sabe que si te da una segunda oportunidad es como firmar un calvario. Vete, porque una vez que despiertas su infierno, ya nada lo hará perdonarte. 

2.- Capricornio 

¿Quieres ir a clases de crueldad? Necesitas ver a un Capricornio en acción. A ver, no es que no tenga corazón, es sólo que su cabeza es tan poderosa que le permite guardar sus emociones y enfocarse en simples objetivos. Si alguien le hace daño, por supuesto, que le duele, pero eso no quiere decir que se va a tirar a llorar por días. Es el signo que no te avisa que se las vas a pagar, lo hace. Con hechos te demuestra que con él no se juega y que cuando se propone ser el malo del cuento le sale a la perfección. Le da igual si terminas frente a él suplicando con lágrimas, no se dobla por nada. Su orgullo es capaz de congelar su lado sensible y la verdad es que lo agradece, porque eso es lo que le ha ayudado a alejarse de quienes no valen la pena. 

1.- Escorpio 

Si hay algo que Escorpio tiene muy claro en esta vida, es que todo aquello que no es mutuo no merece su energía y mucho menos su tiempo. Dicen que es un signo de pocos amigos, que el peligro viaja por sus venas y que cuando su lado cruel se activa es capaz de romper a quien se le antoje. La cuestión es simple, se defiende y punto. Si eres alguien que no se mete en sus cosas, que no lo critica ni tampoco estás esperando que dé un mal paso para burlarte, no tienes que preocuparte de nada. Pero… si te vuelves una piedra en el zapato y sólo estás buscando la manera de hacerlo sentir mal, entonces sí prepárate, porque es excelente cuando se propone darte lo peor de sus sentimientos. No se arrepiente de nada, cada una de sus acciones tiene una explicación y si para ti eso significa que exagera, mejor. Así lo pensarás dos veces antes de hacerle daño.