Un alma noble, entregada, amorosa, capaz de causar un caos imparable cuando se presenta su mal carácter. Hay signos del zodiaco que no tienen filtros, cuando su lado temperamental se hace presente es mejor alejarse porque pueden ser los más hirientes y crueles. Pasan de ser una ternura a un cúmulo de emociones negativas que te dejan sin aliento. Y es que no toleran la mentira, a esa gente que cree que se burla en su cara, pero en realidad están conscientes de la hipocresía que derrochan. ¿Quiénes son?

1.- Aries

Aries no es una persona que se quede de brazos cruzados cuando la mala vibra se hace presente. Y es que cuando algo se enoja se le nota en cada poro. Es el tipo de persona que no piensa antes de reaccionar, simplemente se deja llevar y puede decir las palabras más dolorosas que hayan salido de su boca. Tiene la habilidad de darte en los puntos más débiles, estalla y atemoriza. Aries puede ser un amor con la que gente que lo valora, pero cuando intentan verle la cara su parte agresiva es capaz de ponerte en tu lugar en un abrir y cerrar de ojos. No quieres a un Aries de enemigo, porque es de los que hace que pidas perdón hasta las lágrimas.

2.- Escorpio

¿De verdad quieres conocer el lado oscuro de Escorpio? Es el signo que no entiende de razones cuando se nubla. Es dedicado, apasionado, intenso y puede atreverse a rasgar tus heridas. Escorpio no tolera darse cuenta que las personas en las que confiaba terminaron hablando a sus espaldas. No concibe como para muchos la lealtad pasa a segundo término. Escorpio es muy inteligente, pero hay momentos en los que su razón se nubla. En los que su ira toma el control y se olvida del equilibrio, no le importan los pros y los contras, simplemente se deja llevar porque quiere que aprendas la lección. Con Escorpio no discutes dos veces.

3.- Tauro

Detrás de una personalidad tranquila, estable y con los pies sobre la Tierra, se esconde un alma que puede llegar a ser tremendamente arrebatada. Tauro puede llegar a ser muy temperamental cuando se entera de que hay personas a las que les dio todo y terminan burlándose de su sentir. Tauro la mayoría del tiempo es relajado, el tipo de persona agradable que te inspira confianza. El problema es cuando encienden el botón inadecuado. Puede llegar a ser terriblemente obstinado cuando quiere que sus argumentos se hagan válidos, no hagas enojar a un Tauro o vas a conocer lo que es no quitar el dedo del renglón hasta el hartazgo.

4.- Leo

Leo es impulsivo, el que está acostumbrado a brillar, el que cuando su ego se hace presente su mundo gira como si no hubiera un mañana. No te atrevas a burlarte de la inteligencia de un Leo porque su lado negativo se hace presente, tanto que es capaz de provocar escenas en las que el miedo incrementa su mal carácter. Leo no está acostumbrado a lidiar con su ira y cuando está a la defensiva puede tener un lado agresivo. Odia cuando la gente le miente y todavía piensan que no se da cuenta. Leo no se reprime, es de los que tiene que sacar todo lo malo porque si se lo calla se le forman enormes nudos en la garganta.

5.- Virgo

Virgo es quien siempre da pasos previamente analizados, detesta cuando le invierte tiempo a quienes no valen la pena. Es posible que al ser tan tranquilo y siempre en busca de la estabilidad subestimen su lado temperamental. Sin embargo, cuando sus expectativas no se cumplen su mal carácter se hace presente, ahí pueden conocer como su paciencia se pierde en segundos. Virgo tiene una facilidad de dañar tu ego y ni siquiera lo notas a la primera. Es muy sigiloso, sus ofensas se impregnan en tus inseguridades y cuando menos piensas ya te hizo pedazos.

6.- Cáncer

Cáncer puede ser la persona más bondadosa que te encuentres en tu camino. Es ese ser que lo da todo por los que ama. Un alma tranquila que siempre está en busca de la paz, si hay una palabra que le hace honor, sin duda, es hogar. Pero cuando Cáncer pierde el control y su mal carácter se hace presente puede sorprenderte con la misma intensidad. Son demasiado sensibles, así que hay cosas que se toman muy personales y que si su ira no lo toma en positivo. Puede herirte con una sola palabra. Cáncer no pierde el tiempo en venganzas, pero sí hace que aprendas la lección. Cuando se enoja, ni siquiera siente lástima por el otro.