VIRGO TU DEFECTO Y TU VIRTUD

Tu defecto

Somos humanos y todos somos imperfectos. Vivimos en un mundo lleno de defectos y de virtudes allí donde miramos. Tu defecto, Virgo, es que eres una persona que puede llegar a ser algo mandona debido a quieres tenerlo todo controlado. En tu mundo, Virgo, todo tiene su propio lugar y su propósito. Odias que la gente te cambie los planes o que te descoloque las cosas. Te pone muy de los nervios no poder tenerlo todo controlado. Eres una persona muy crítica y estricta. Tu perfeccionismo y tu rigor a la hora de hacer las cosas te convierten en una persona algo criticona. Porque cuando algo no sale como tú quieres, empiezas a criticar a todo el mundo. Virgo… Asúmelo, no pasa nada por asumir tus defectos. Para intentar cambiar algo, el primer paso es asumirlo. Y todos estos defectos se deben a tu manía con el control… Debes de relajarte un poco, Virgo, si no quieres que ese defecto se convierta en algo problemático.

Tu virtud

Dejando aparte todo lo malo y centrándonos en lo bueno, hay que destacar, Virgo, que eres una persona muy ambiciosa, que tiene bien claro por qué vino al mundo y lo que va a hacer para conseguir todos sus sueños. Además, eres una persona que trabaja increíblemente duro, que lucha hasta el fin para conseguir aquello que tanto quiere. No te cansas y hasta que no lo consigues no paras, literalmente. Y también, aunque parezca que no, eres una persona que siempre está dispuesta a ayudar a los demás. Siempre dispuesta a invertir su tiempo con aquellas personas que lo necesiten. Virgo, siempre estás preparado para dar uno de esos consejos tan valiosos que tienes guardados en buen recaudo. Sobre todo, eres una persona paciente, cuidadosa y respetuosa. No te gusta hacer daño a nadie y menos a aquellas personas que de verdad te importan. Eres alguien muy agradecido/a y que sabe valorar lo que tiene. Virgo, es que en el fondo (y no tan en el fondo) eres una persona que guarda un gran tesoro dentro de su corazón.

2018-08-09T16:08:34+00:00