Eres una persona aparentemente amorosa Cáncer. Lo sabes. Eres la persona con la generosidad más grande de todas y eso, también lo sabes. Te encanta ser de ayuda y actuar a tiempo por y para poder cuidar de la felicidad de los tuyos. Sus sonrisas y sus alegría te dan la vida y muchas veces has llegado incluso a agotar tus propias reservas de energía por y para ellos. Cáncer, puede que a veces seas un pequeño desastre, pero te has ganado a pulso el puesto de “mejor amiga/o” o “mejor pareja” por méritos propios y todo es tuyo Cáncer, te lo mereces más que nadie.

Ahora bien, ¿por qué eres dura/o contigo mismo cangrejo? ¿Por qué motivo no te cuidas tan bien como realmente deberías? Porque te preocupas más de los demás que de ti misma/o.

Lo sabes muy pero que muy bien, porque esto es algo que viene de muy lejos Cáncer, naciste siendo mucho más generosa/o con los demás que con tu propio corazón. Así es, esa generosidad es una arma de doble filo…

Te puede interesar: Lo que Cáncer puede echar de menos en su vida amorosa

Sabes que estás dispuesta/o a agotar tus propios almacenes de energía positiva y de cariño máximo para nutrir a quienes realmente lo necesitan antes que quedártelo todo para ti… Conoces realmente la verdadera capacidad que tienes para dar a los demás Cáncer y la sobrepasas aun sabiendo que ya te quedas sin nada para ti, creyendo que volverá…

Pero luego, a solas, cuando te quedas en silencio y cuando te da por pensar, te comes mucho la cabeza pensado en “si los demás serán capaces algún día de devolverte todo lo que has hecho tu por ellos”. Sabes que no y eso te cabrea, pero posiblemente sigas dando y regalando tu generosidad como si nada, porque lo de ser una persona generosa no es algo de “postureo” para ti. Eso es algo que ya nació contigo cangrejo, pero con tiempo y con esfuerzo, puedes aprender a restringirlo un poco y quedarte más para ti. Solo para ti. Muchas veces lo necesitas como el aire para respirar.