Aunque nuestra manera de comportarnos depende de la educación y los principios recibidos en la niñez según los expertos, tanto nuestra personalidad como nuestras reacciones son definidas entre otras muchas cosas, por nuestro signo del Zodiaco y su conjunto por nuestra Carta Astral. Como no todo el mundo se alegra o se entristece por las mismas cosas, tampoco todo el mundo se enfada de la misma manera. Vamos a analizar qué pasa cuando los signos del Zodiaco se enfadan mucho:

ARIES

A las buenas un cachito de pan, a las malas… a las malas mejor que no le busques. Aries tiene mucho aguante siempre y cuando no le toquen la moral, este signo prefiere llevarse bien con todo el mundo. Pero si le traicionan o si ponen su nombre y su persona en entredicho puede que se convierta en una fiera capaz de poner en su sitio a quién quiera que se intente propasar.

Aries enfadado vociferará y repetirá una y otra vez cómo han de ser las cosas, como no tolera la injusticia defenderá sus intereses a capa y espada… Y te va a maldecir. Vamos, puedes esperar que salga de todo de su boca y sólo, sólo cuando esté totalmente seguro de que sus palabras y gritos han surtido efecto, sólo ahí se quedará tranquilo. Mientras tanto ¡qué arda Troya!

TAURO

Tauro es pacífico, tranquilo, amable, entregado… y todo lo bueno y bonito que pueda ser una persona, pero ¿qué pasa cuando el Toro se enfada? Pasa que no hay lugar y persona en el mundo que pueda apaciguarle. Si alguien se atreve a llevarle la contraria o a pisar sus argumentos una y otra vez cuando está completamente seguro de lo que dice y de lo que hace. Entonces Tauro se enfada y se cierra en banda para no darle opción a quien pretende pasarse de listo/a.

No es que les gusten los conflictos, es que no soporta que se los genere nadie. Y cuando esto sucede puede que pierda los papeles y asombre a quien nunca le había visto así antes… Tauro tiene mucho aguante pero explota cuando no puede más. Y ahí, se lía, porque se ciega y no ve el daño que puede hacer, pero tú fuiste quien le provocó, no lo olvides.

GÉMINIS

¡Ay! los geminianos con su carácter tan buena onda siempre y cuando no le fastidien con comentarios o acciones fuera de lugar y momento. Géminis se enfada con las injusticias, con las personas desconsideradas, con quienes se creen superiores. Y en definitiva, con quien intenta pasarse de listo/a con alguien querido por ellos o con ellos mismos, no tolera ni una cosa ni la otra.

Este signo no tiene pelos en la lengua, le cantará las cuarenta a quién sea necesario si de ello depende su bienestar interior, Géminis no quiere llevarse mal con nadie, pero para que esto no suceda es mejor que nadie quiera llevarse mal con este signo… Así de simple. De lo contrario, sabrán lo que es pasar una vergüenza. ¡Nadie los mandó a meterse con Géminis!

CÁNCER

No es que el Cangrejo tenga mucha paciencia, pero lo que sí tiene es mucho pero que mucho aguante… Eso sí, cuando las ve venir se prepara mental y físicamente para el ataque.

El signo Cáncer puede aguantar ciertas injusticias, puede llevar bien los defectos de los demás, puede incluso aguantar cosas que simplemente él o ella no haría… Pero lo que si no está dispuesto a aguantar es que encima la persona que está jodiéndole la vida, de la vuelta a la tortilla y le eche cosas en cara. Eso no, por ahí no pasa Cáncer. Y si encima tiene que escuchar estupideces de quien ya le ha fallado o molestado de alguna manera, entonces llega al límite de su paciencia y para los pies con las verdades claritas y de frente a quien se atreva a llegar hasta ahí, hasta meterse con ellos… Sus palabras pueden ser las más hirientes y sus actos pueden incluso a llevarte a la locura así que, piensa antes de molestar a Cáncer si algo así merece la pena.

LEO

A Leo se le hincha la vena directamente, igual que cuando está de buenas está de muy buenas, cuando está de malas mejor no toparse con ellos, ni con el león, ni con la leona. Es una auténtica fiera capaz de arrasar con todo, no medirá sus palabras y será de los que sueltan por la boca todo lo que pase por su cabeza sin pensar más tarde en las consecuencias… ¿qué consecuencias? diría Leo con un cabreo descomunal. Porque le da igual ocho que ochenta lo que venga después si considera que no tiene por qué aguantar determinadas cosas. Las consecuencias las asumirá más tarde con la misma valentía que tuvo que mostrar el día que alguien se atrevió a sobrepasarse con él o con ella. Leo es mucho Leo.

VIRGO

Virgo contiene su furia hasta que le sobrepasa y suelta por su boca todo que lleva guardado durante un buen tiempo. Este signo sabe controlar sus emociones, pero si hay algo que le saque de sus casillas es la falta de consideración. Cuando notan que alguien se muestra de manera egoísta u ofensiva puede que se guarde la rabia y se enfaden consigo mismos. Pero más tarde tendrán que sacar eso que llevan dentro para no hacerse daño. ¿Qué pasa entonces? Pasa que puede ser tal la rabieta que tenga que rompa la relación para siempre con la persona que ha sobrepasado sus límites tanto morales como éticos.

A Virgo no le sirven las disculpas ni las justificaciones. Lo único que puede servirle es una buena aclaración del asunto y aun así, tendrá que pensarse si merece la pena dar una segunda oportunidad. Cuando pone fin a algo, suele ser para siempre.

LIBRA

Libra puede confundir bastante cuando está enfadado, esto sucede por su enorme capacidad de transmitir lo que siente desde una paz que a algunos exaspera. Pero cuidado, que no todo lo que reluce es oro y si le sacan de sus casillas, si intenta expresarse una y otra vez y se siente incomprendido puede llegar a mandarte al mismísimo infierno en pocas palabras. Luego te deseará lo mejor, quizás con el tiempo. Libra es muy educada/o y en el fondo, porque también es cierto que le disgustan bastante las peleas y le dejan un mal sabor de boca por un buen tiempo.

Para Libra es muy importante estar en paz consigo mismo y también con las personas que le rodean. Pero si le logran enfadar de verdad puede que se sorprendan con este signo que representa la balanza y la búsqueda del equilibrio continuo. Aunque, pase lo que pase, encontrará esa manera de volver a ese estado de paz.

ESCORPIO

Escorpio enfadado puede ser peor que un Escorpión, puede ser una serpiente que con cautela se acercará y te inyectará su veneno letal cuando ya ni te lo esperas. Escorpio sabe que dónde las dan las toman y si se han metido con ellos lo mejor que puede hacer su enemigo es irse bien lejos si no quiere sentir en sus propias carnes el amargo sabor de la venganza.

Cuando le hacen daño Escorpio no puede reprimir sus ganas de dar en dónde más le duela a quién se atrevió a meterse con él o con ella. En serio, es superior a sus buenas intenciones. Puede que después se arrepienta, pero el daño estará hecho, Escorpio es muy fan del ojo por ojo porque sabe que la gente solo aprende cuando toma de su propia medicina.

SAGITARIO

Sagitario es de los signos de fuego el más explosivo, sobre todo a edades tempranas. Cuando le hacen enfadar pierde los papeles hasta el punto de perderse. Tiene un carácter alegre, suele empatizar bastante con todo el mundo. Quiere ayudar al prójimo en lo que esté en su mano, pero si le traicionan, le mienten o le hacen pasar un mal trago sin necesidad alguna se vuelve un ser imparable en sus propósitos. Y ¿cuál será su propósito cuando le hacen enfadar? Pues nada más y nada menos que hacerle pasar un mal rato al desubicado/a que se ha atrevido a atentar contra él o contra ella…

Probablemente ironice mucho y vaya a ese punto donde duele, y créeme que El Centauro lanzará su flecha directo al centro de la diana. ¡Y Sagitario tiene buena puntería!

CAPRICORNIO

Capricornio detiene, retiene y contiene hasta que un buen día te lo suelta todo y se marcha de tu vida, así, sin más… pero ¡ojo! Para llegar a eso tienen que haberle herido en lo más profundo de su ser. Capricornio enfadado dirá lo que tiene que decir y zanjará el asunto para siempre. Tiene un corazón noble y no es que no sepa controlarse, pero si logran enfadarle de verdad es porque algo gordo le han hecho.

No es un signo que vociferará para decirle a alguien “hasta aquí llegamos” no… simplemente lo dirá y lo cumplirá. El día que pronuncia esas palabras, las lleva hasta el final. Este signo cumple todo lo que dice incluso cuando parece que perdona, para ellos es de suma importancia que las personas que estén a su lado sean leales y buenas como para no tener que llegar a esos extremos… Y si le fallas, bye.

ACUARIO

Acuario no es de crear grandes aspavientos, ni discusiones, ni tampoco se suele encabronar demasiado. Cuando se enfada simplemente manda a la mierda a quien sea necesario y punto. Este signo engaña bastante cuando está enfadado porque sabe controlar muy bien sus emociones. Acuario no será de los que se enfadan con el resto del mundo no… se enfadará sólo con quien le haya generado ese malestar que se pronuncia cuando tiene en frente a la persona que le ha fastidiado, dañado, traicionado o simplemente molestado.

Y cuando se cierra en banda no deja opción al perdón, si considera que se han pasado de la raya utiliza su mayor arma, la indiferencia… Y ya saben, no hay nada que duela más que la indiferencia. Porque Acuario tiene mucha fuerza de voluntad para huir de lo que no le ha hecho bien. Y eso te joderá, créeme que te joderá muchísimo…

PISCIS

Piscis enfadado puede ser incluso gracioso, pero no porque su enfado no tenga razón de ser, que la tiene… Sino porque no puede evitar mostrar la parte más dramática de sí mismo/a. No nos olvidemos que es uno de los signos más sensibles del Zodiaco y por lo tanto no dudará en enfatizar bien en aquello que le ha molestado o herido. Por su boca puede que no salgan las palabras más bonitas cuando está enfadado, pero sí las más adecuadas.

Cuando se lo proponen, los piscianos pueden hacer sentir verdaderamente mal a la persona que le ha hecho daño y lo que en un principio puede parecer gracioso finalmente no lo es tanto. Con Piscis seguramente no falten las lágrimas y el arrepentimiento. Este signo es como la voz de la conciencia de quiénes alguna vez se propasaron con él o con ella. En el momento habrá drama, pero al final, a Piscis no le importará que todo vuelva a estar en paz.