CUANDO TAURO SE CONVIERTE EN UNA PERSONA TÓXICA

Eres una persona increíble Tauro, para muchos, su mejor amigo o amiga, para otros, alguien importante en sus vidas, pero para la gran mayoría, una persona honesta, clara y buena. Pero también has tenido tus momentos tóxicos, también has sido una persona complicada en muchas ocasiones. Aunque de todos los signos del Zodiaco, estarías dentro de los 3 menos tóxicos. Eso seguro.

Cuando has tenido algún episodio de toxicidad ha sido cuando has sufrido por amor.

En serio, puedes aguantar un millón de cosas, puedes llevar a tus espaldas muchísimas cargas pero en el amor todo es muy distinto. Te aferras Tauro, te aferras y, aunque te sabes bien esa teoría de que hay que ser independiente, y de que lo mejor es no hacerte muchas ilusiones, te las haces. Y dejas de ser independiente porque te entregas el 100%, porque tú para hacer las cosas a medias no las haces Tauro. Y cuando llegan las decepciones o las mentiras, te vuelves una persona fría, sin corazón, y con una rabia que daría miedo al mismísimo diablo. Y echas en cara todo, y recuerdas cada cosa que te hicieron, y haces mil llamadas a esa persona para que te de explicaciones.

Y así día tras día. Te ves sola/o, incapaz de caminar. Has dado todo y ahora, te has quedado sin nada, y no es justo. Así es como lo ves Tauro. Te quedas metida/o en un círculo del que te cuesta salir. Y sólo quieres que te lo aclaren, que te expliquen, que te digan qué es lo que pasa… Y no te alejarás de la noche a la mañana. No puedes, y por eso acabas siendo tóxico para el resto. Pero lo peor es que eres tóxico para ti. A pesar de ser un signo que puede rehacer su vida pronto, mientras estás ahí, en lo más hondo, puedes ser muy destructivo, con los demás y contigo.

2018-04-19T12:42:37+00:00