Deberías evitar las amistades estrictas y con la mente más cerrada, que la gente que odia la libertad de las personas. Tienes que evitar a la gente que se toma la vida muy en serio y que no tienen ni una sola gota de diversión en el cuerpo, porque eso para ti, sería como sal para un café. Algo muy amargo y malo…

Sagitario, tu estilo de vida es muy activo. Obvio, aquí no contamos las horas en exceso que te pegas de vez en cuando con siestas, perezas y demás, pero en general eres una persona muy activa con mucha energía en el cuerpo. Por eso mismo, deberías de evitar a todo aquel que quiera hacer de tu vida una cárcel en la que solo están las mismas caras de siempre.

Tienes que desterrar por completo a esas amistades envidiosas que se ponen celosas cuando eres tú, cuando te vas con quien quieres, a donde quieras, cuando más te convenga y sin dar explicaciones…

Eso es, hay gente que te quiere mucho no lo ponemos en duda y que haría cualquier cosa por ti. Pero si esa misma gente se enferma de envidia y de celos cuando te ve con más gente que no sea conocida, eso ya no es amor ni amistad, eso es obsesión y ganas de tener control y no amigo Sagitario, eso no lo deberías de permitir nunca más.

No trates de excusar a tus amigos más controladores, no busques lógica en sus mentes cerradas y llenas de ácaros y telarañas, porque los milagros aun no se han certificado como fenómenos que puedan aparecer de verdad.

Tú sabes que no eres perfecto Sagitario, es obvio que también tienes tus fallos. Es muy lógico que tu tampoco eres del agrado de todo el mundo, pero tu personalidad es muy tentadora, apasionante y divertida. No es controladora, no es nada obsesiva y no es nada negativa. Ni el fuego, ni el aire, ni la tierra y ni el agua sería capaces de poder apagar esa llama que hay en tu interior. Tener tu amistad, es tener calor familiar y libertad en todos los sentidos. Es tener luz en casa y como eso, no hay nada igual.