Hay cosas que hacemos cuando nos enamoramos que definen al 100% nuestro signo del Zodiaco. Los mismos patrones se repiten una y otra vez y por mucho que intentemos cambiar, siempre vamos a seguir siendo nuestro signo del Zodiaco. Eres 100% tu signo si cuando te enamoras haces esto:

Eres 100% Aries si cuando te enamoras… 

  • Te dejas llevar más por la cabeza que por el corazón. Y cuando te gusta alguien o te estás enamorando eres siempre espontáneo, infantil, enamoradizo, inestable, apasionado, libre, sin ataduras ni compromisos… 
  • Vas directo al grano, desplegando todas tus dotes de seducción y sin perder el tiempo. Y si ves que la otra persona no cae rendida a tus encantos, pues tampoco te hundes. Hay muchos peces en el río, piensas, y rápido te pones en marcha para iniciar otra historia. 
  • Tu vida amorosa suele ser de lo más ardiente, y te dejas arrastrar por impulsos, por más que acabes en relaciones poco recomendables y con tus amigos avisándote continuamente del peligro. 
  • Vives el momento pero ante un fracaso sentimental procuras no hundirte, ni hacer un drama y retomas el vuelo rápidamente para volverte a ilusionar.                         

Eres 100% Tauro si cuando te enamoras… 

  • Solo te lanzas a una relación estable y comprometida cuando estás completamente seguro de que la persona elegida es la perfecta. No eres impulsivo ni frívolo, prefieres estar solo a estar con alguien de quien no te fías o poco estable emocionalmente.
  • Quieres que en tu relación haya mucho contacto, de besos, abrazos e íntimo. Un día sin acariciar a tu pareja varias veces es un día infeliz para ti. 
  • Eres práctico, posesivo y fiel. Lo tuyo es tuyo, y la misma entrega que pides la ofreces. Igualmente, cuando te enamoras, te enfocas para ir desarrollando la relación. Te gusta disfrutar el día a día pero inevitablemente piensas en el futuro y te gusta ir organizando lo vuestro. 
  • Te conviertes en alguien que cuida mucho a esa persona, la proteges y te gusta sentir que sois dos personas con mucha atracción e intereses comunes. 

Eres 100% Géminis si cuando te enamoras…

  • Sigues queriendo jugar aunque vuestra relación sea ya estable. No te gustan las rutinas, y te horroriza ver a esas parejas que apenas hacen cosas juntos ni se ríen. Tú quieres disfrutar siempre aunque ya llevéis tiempo juntos. Y eso incluye no querer que el aburrimiento os domine porque entonces… apaga y vámonos.
  • Podrás estar en pareja pero querrás seguir sintiéndote alguien libre que puede moverse a su antojo, ir con quien quiera o incluso estar solo si es que te apetece. No concibes las relaciones con ataduras y teniendo que dar explicaciones de cada cosa que haces.
  • Necesitas ver en la otra persona a alguien con la suficiente inteligencia para poder mantener una conversación interesante contigo. Tú no quieres estar con alguien a quien no le guste la conversación. Y no te gustan los silencios ni la indiferencia. 
  • Te da igual cómo sea la persona y lo que tenga, eres capaz de adaptarte a quien sea, amar sus virtudes y asumir sus defectos. Tú no eres alguien que cuando ya ha conquistado a la otra persona, entonces quiere cambiarla y dominarla. 

Eres 100% Cáncer si cuando te enamoras… 

  • Se te nota en la cara lo feliz que eres. Cuando amas y eres correspondido te encantaría poder gritarlo al universo. Lo das todo, te entregas por entero y te gusta ser correspondido. 
  • Te gusta tener planes de futuro aunque eres fuerte para asumir muchos tipos de relaciones y puedes disfrutar también cuando las relaciones tardan en estabilizarse. Nunca pierdes la esperanza pero sabes esperar el momento para que las cosas se estabilicen y poder comprometeros el uno con el otro. 
  • Necesitas que la otra persona te comprenda cuando tienes un día rebelde o cuando tienes el día torcido; y que ame lo tuyo y a los tuyos como a ti, además de que sea alguien fiel y sincero. 
  • Eres capaz de ponerte siempre en el lugar de tu pareja, siempre, siempre. Por eso te molesta tanto que cuando tú necesites comprensión no tengas lo mismo que has dado. 

Eres 100% Leo si cuando te enamoras…

  • Te gusta que tu relación sea ideal, que llame la atención, que parezcáis los protagonistas de una historia de película. La verdad es que tú te sientes alguien especial, y por eso también eliges a personas que crees que tienen mucho carisma, y por eso esperas que la unión de ambos sea un historión de amor envidiable. 
  • Tu pareja se entrega pero no incondicionalmente. Te estimula tener que pelear para conseguir lo que quieres, y si es algo muy fácil pensarás que si es tan accesible es que no es tan bueno. Y tú quieres lo mejor. 
  • Piensas que la relación es cosa de los dos pero a ti te gusta manejar a tu aire y dominar un poquito más, sobre todo porque puedes, porque sabes y porque quieres. Y porque te avalan los buenos resultados que has tenido en todas tus relaciones cuando lo has hecho. 
  • Te gusta que tu pareja te mime a ratos y otros te admire, en un equilibrio en el que tú no dudarás en darle también todo lo que te pida. 

 

Eres 100% Virgo si cuando te enamoras…

  • Te puedes estar derritiendo de amor por dentro pero por fuera ni lo vas a manifestar, ni te vas a lanzar de cabeza ni vas a ser impulsivo ni a correr para tropezar y caer. 
  • Pides seguridad y confianza, que es lo que tú también das, pero no entiendes la relación si no tiene una base potente en cuanto a estos conceptos tan importantes para ti. 
  • Eres la persona más detallista y cuidadora que tu pareja pueda imaginar. Quizás a veces te pierdes en los detalles en vez de mirar a lo grande, pero crees que poquito a poquito se consiguen más cosas que con grandes gestos grandilocuentes pero más falsos según tu opinión. 
  • Esperas que tu pareja te deje ir a tu aire y no te agobie, ni te pida explicaciones, ni te quiera atar ni que tampoco pase de tu culo por capricho o por estrategia. 
  •  

Eres 100% Libra si cuando te enamoras…

  • Te entregas y disfrutas pero nunca hasta el punto de poner toda tu vida ni todos tus intereses al servicio de la otra persona. Quieres muchas más cosas además de una pareja y crees que se puede tener todo. 
  • Te gusta hacer todo lo posible porque tu relación sea bonita e inolvidable. Quizás no seas la persona con más iniciativa del mundo en una relación pero sabes tener enormes detalles con tal de agradar y hacer feliz a la otra persona. 
  • Quieres que tu pareja sea justa y que no te pida lo que no te de ni que te haga lo que no le gustaría que tú le hicieras. Así de sencilla y fácil de entender es tu filosofía. 
  • Necesitas que la relación sea muy estimulante para que no te aburras ni te apetezca tontear con nadie más. Eres muy proclive a salir y a las relaciones sociales, y si tu pareja te aburre, al final acabarás deseando ver más a tus amigos que a tu pareja. 

Eres 100% Escorpio si cuando te enamoras…

  • Te tomas la relación como una experiencia que traspasa todos los límites. Por tu forma de ser y de enfocar el amor, es así como te lanzas a vivir tus amores, que siempre son apasionados. Y si no notas pasión, es que no estás enamorado, y para ti ese baremo es perfecto para tomar la temperatura de tus relaciones. 
  • No puedes evitar sentir el pinchazo de los celos, pero es algo que va unido a tus sentimientos, sin más. Si quieres a alguien te da miedo perderle, y por eso tienes celos. Para ti es un razonamiento sencillo y tampoco es un problema porque es algo que te gusta hablar con tu pareja desde el primer día para que no haya malentendidos. 
  • Te entregas y eres leal, y no tener lo mismo de tu pareja te enfurece. Al principio puede estimularte la dificultad, pero más adelante, no concibes una relación de esas que ni frío ni calor. 
  • Te expresas mucho a través del sexo, que siempre te encanta pero al estar enamorado es como si en cada caricia pudieras expresar tu amor mejor que con mil palabras. 

Eres 100% Sagitario si cuando te enamoras…

  • Quieres que la relación fluya con libertad, que no te aten ni tú atar a la otra persona, y que tengáis que ponerle nombre a lo que sois porque así la otra persona se sentirá más segura. A ti precisamente lo que te crea inseguridad es que vuestra relación tenga que definirse y que parezca que tienes que firmar un compromiso que no sabes si vas a cumplir. 
  • Te entusiasmas tanto que a veces parece que ya quieres casarte, pero no es así. Esa intensidad es por la alegría de haber encontrado a alguien que merece la pena pero no quieres que te malinterpreten solo porque eres capaz de decir cosas preciosas sobre lo que tu pareja te inspira. 
  • Esperas la misma sinceridad que ofreces. No te gusta tener que estar adivinando qué siente la otra persona. Y poder hablar de otras parejas y de lo que cada uno es por separado es algo a lo que aspiras. 
  • Quieres aprender de la otra persona en la misma proporción que quieres enseñarle lo que sabes o llevarla a los sitios donde has estado. 

Eres 100% Capricornio si cuando te enamoras… 

  • Te entregas del todo a la persona y no solo le prometes ser fiel, cuidador y cariñoso sino que además lo cumples cada día. También es cierto que esperas lo mismo y casi lo das por hecho, porque cuando eliges a alguien, sabes que no te has equivocado y que has apostado por alguien que merece la pena. 
  • Esperas que la relación vaya avanzando, y que desde un primer momento concretéis bien lo que queréis y esperáis ambos de esa relación. Ni te gusta perder el tiempo, ni te gusta que te engañen. Y por supuesto, ofreces sinceridad y seriedad a la otra persona desde el minuto uno. 
  • Quieres que la otra persona respete tu profesión o el tipo de vida que hayas elegido. Y si lo hace al principio pero luego empiezan los reproches, te lo tomarás muy mal porque de alguna forma te sentirás engañado. 
  • Te gusta dominar en el sentido de que te ves muy capacitado para organizar y hacer cosas por la relación. Pero también te sabes adaptar, sobre cuando tu pareja sabe jugar con esa parte tuya más interna e inocente, esa parte que cuando la dejas aflorar a veces te lleva a relajarte mucho y a olvidarte algo de tus responsabilidades. 

Eres 100% Acuario si cuando te enamoras… 

  • Quieres que la otra persona sea completamente sincera con sus sentimientos. Te da más igual el futuro de la relación porque querrás vivir el día a día, pero odias las mentiras o que te pinten otra realidad. 
  • Te cuesta dejar que gobierne tu cuerpo y tu corazón porque es tu mente la que tiende a querer controlar. Y de pronto te ves pensando en qué va a pasar con tu libertad, o si esa persona será tan comprensiva siempre o si te empezará a ver raro. Y cuanto más piensas, más retraes, aun gustándote mucho la persona. 
  • Quieres que no haya aburrimiento en la relación, que os comprendáis mutuamente y que respetéis mucho cada uno la libertad del otro. 
  • Te sorprendes a ti mismo el primero porque tú sueles controlar bastante el tema de las relaciones amorosas. A los demás aun les sorprende más verte tan feliz y radiante cuando te enamoras, como un niño con zapatos nuevos. 

Eres 100% Piscis si cuando te enamoras… 

  • Quieres que tu relación sea como esa relación con la que has soñado tantas veces. Esa relación que en tu mente ha llegado a ser tan real que te emocionabas con tu capacidad para soñar. 
  • Quieres intensidad. Como buen signo de agua sensible y emocional, te gustan los amores que tengan un poco de todo. A todo le sabes hacer frente: a las peleas, a la química bestial, a los planes sorpresa y hasta los ex del pasado. Lo quieres todo, y quieres vivir tus historias al detalle. 
  • Quieres ir rápido porque te puede la emoción del momento. Luego te irás tranquilizando, pero cuando alguien te toca la fibra, levitas, y tu cabeza ya empieza a imaginar cómo sería vuestro futuro juntos. 
  • Te haces ilusiones muy pronto y por eso a veces te pegas algún porrazo. Será que no lo puedes evitar, pero también los demás deberían medir sus palabras o aprenderse que los Piscis son enamoradizos y que no hay que venderles palabras bonitas si no las sienten de verdad.