Muchos hablan de las parejas que parecen sacadas de revistas, se ven perfectas tomadas de la mano y hasta aparentan sincronizar sus carcajadas. Es imposible que no te hagan volver a creer en el amor, pero… también están las que siempre discuten por todo, su relación es caótica, sin embargo, tienen momentos tan buenos que no quieren ni pueden dejarse. Son las 7 parejas del zodiaco que se llevan como el perro y el gato, que viven cosas duras, y al mismo tiempo se aman de una manera tan pasional e intensa que asusta que lo suyo termine en un desenlace trágico. Exacto, como los perros y gatos

1.- Escorpio y Aries  

La atracción que surgió entre estas dos almas desde el primer instante fue arrolladora. Cada uno vio en el otro su mejor versión y simplemente se enamoró. No hay duda de que se quieran tanto, pero sus personalidades tienden a chocar todo el tiempo. Para empezar el mal humor se les nota en cada gesto y basta con que uno de los dos no esté de acuerdo en algo para que la batalla se arme. Sin embargo, lo que sucede en el día se olvida en la cama, porque su conexión bajo las sábanas es increíble, se leen las mentes y no se dejan con ganas de nada. Es complicado que dure el vínculo, necesitan ceder de vez en cuando porque no se trata de dominar al otro. 

2.- Cáncer y Acuario  

Una relación extraña, pero muy genuina. Cuando Acuario y Cáncer conectan lo hacen alma con alma, son capaces de dejar de lado todo tipo de superficialidades con tal de indagar en las emociones más profundas. Su manera de amar es suave, segura y muy encantadora. Sin embargo, Acuario, es demasiado independiente para el gusto de Cáncer y eso puede hacer que se sienta inseguro. Es un signo que ama que le demuestren afecto y Acuario batalla mucho para mostrar sus sentimientos, aunque honestamente se desvive por el amor de Cáncer. Eso los lleva a dramas constantes en los que la insensibilidad es el problema principal, pero al final del día se dan cuenta de que no pueden vivir el uno sin el otro. 

3.- Sagitario y Tauro 

Como el agua y el aceite, pero son tan inteligentes que saben muy bien cómo encontrar el punto medio para que su amor prospere. Lo suyo inicia como una llamarada incontrolable, encuentran en el otro el contraste de su personalidad y eso se vuelve muy atractivo, porque no se aburren por nada del mundo. Por su parte, Tauro,  tiene un toque muy hogareño, le gustan las relaciones a futuro y cuando ama no le asusta el compromiso. Quiere estabilidad y saber que la persona de la que se enamoró despertará a su lado cada mañana. Sin embargo, Sagitario, puede sentir demasiada presión con eso, porque no quiere ataduras. No es que no ame a Tauro, pero necesita respirar libertad. Si los dos hablan de sus miedos lo suyo puede funcionar. 

4.- Aries y Tauro 

Aunque a simple vista parece que Aries y Tauro son como el blanco y negro, en realidad tienen muchas similitudes que los mantienen unidos. Son signos del zodiaco con una ambición sin límites y eso ayuda a que cuando se proponen algo no desistan hasta lograrlo. Su fuerza de voluntad hace que no tiren su relación por la borda, pero tienen ratos en los que no se quieren ver ni en pintura. Lo suyo sí es como perros y gatos, en especial porque Aries tiene arranques muy impredecibles que hacen que los nervios de Tauro se descontrolen. Tauro, es el que pone la calma en la relación, pero sus niveles de paciencia no siempre pueden con la furia de Aries. Por eso mejor Tauro se aleja hasta que todo pase. 

5.- Capricornio y Sagitario 

Lo que son las cosas de la vida, Capricornio, siempre enfocado en que todo le salga perfecto, sin perder un sólo detalle e ignorando cualquier tipo de distracción, pero… termina enamorado de un Sagitario, alguien que le recuerda que vivir no se trata de planear porque se te pueden ir los momentos más importantes. Capricornio, quiere lo conocido y la rutina, pero Sagitario la rompe sin miedo y se lanza a lo nuevo, aquello que llene de sorpresas sus pasos. La fricción entre los dos es constante porque les cuesta mucho llegar a un punto medio. Al final uno de los dos termina cediendo, porque se aman demasiado y se eligen por encima de todo. 

6.- Leo y Virgo 

El hecho de que Leo y Virgo se aventuren a tener una relación de una manera tan cínica es la prueba de que son muy valientes y aman los retos. No tienen ni un sólo pelo de tontos y se dan cuenta desde el primer momento que lo suyo va a requerir esfuerzo por parte de los dos. Para empezar, son muy orgullosos, aman tener la razón y detestan que alguien le lleve la contraria. Imagínate dos personas así en una misma habitación, es inevitable que los humores no se eleven. Lo malo es que si no se controlan pueden llegar a decirse cosas muy hirientes, que con el tiempo se van acumulando y terminan acabando con el amor que se tenían. 

7.- Libra y Cáncer 

Una relación que puede pasar de ser la perfecta a un silencio que hace sentir incómodos a los de su alrededor. Lo de Cáncer y Libra, es muy puro. Realmente son sus corazones llenos de bondad y amor los que deciden unirse en uno solo. Sin embargo, hay algo que los puede distanciar para siempre y muchas veces ni siquiera lo notan. A los dos les cuesta lidiar con la confrontación, no es que discutan todo el tiempo, es que se callan lo que les duele, les enoja o los hace llorar. Lo suyo es genuino, pero necesitan fortalecer el vínculo de la lealtad o terminarán viviendo como un par de desconocidos. Libra es muy complaciente, pero si Cáncer no dice lo que quiere no puede adivinar. No sirve de nada que hagan como que todo está bien entre ellos, cuando no es así. Lo único que va a pasar con ese comportamiento, es que se acabe la confianza.