ESTO ES LO QUE HACE A LEO SER AUTÉNTICO

Leo es de esas personas que te hacen la vida mejor sin apenas darse cuenta. Que si, que tiene movidas como para parar a un tren. Que sus altibajos emocionales contagian hasta a la persona más inmune de la tierra. Que puede poner de los nervios a quien sea con sus historias, pero gracias a todo eso, gracias a esa peculiaridad que caracteriza a Leo, se hace querer y se convierte en un alma muy única y auténtica.

Leo es una mano amiga que te hace olvidar el pasado, disfrutar del presente y hacer de tu futuro, un sueño más que alcanzable.

A su lado, los imposibles dejan de ser imposibles y los sueños, se hacen grandes y se materializan. A su lado, no hay dudas, no hay oscuridad, no hay secretos ni cabezonerías. Hay amor, pasión, fuego y energía. Hay optimismo frente a las situaciones conflictivas y seguridad, frente a los momentos más inciertos. Al lado de Leo, todo es mucho mejor, aunque tenga sus ratos de león máximo de la manada que no se deja superar, aunque su carácter haga de las suyas y termina de un plumazo con lo que quiere, pese a todo eso, su corazón, su bondad y su luz, siempre terminan ganando la batalla.

La pasión con la que hace las cosas, la lucha que deja ver cuando algo quiere ganar, el ímpetu que derrocha cuando alguien de confianza lo pasa mal y necesita ayuda, por todo eso y por muchísimo más, Leo se hace querer y se vuelve alguien imprescindible.

Alguien con quien poder soñar, creer y amar. Una mano amiga de verdad, de las de siempre, de las que te dejan huella de por vida. Leo es de esas personas que te hace la vida mucho mejor sin apenas darte cuenta. Si se va, el vacío que dejaría, no se podría llenar con nada del mundo. Y eso, es mágico. Con Leo, todo es mágico.