LOS SIGNOS DEL ZODIACO Y SUS ELEMENTOS

Cada signo del Zodiaco tiene asociado uno de los cuatro elementos naturales de la tierra: fuego, tierra, aire y agua. Los signos con un elemento común tienen muchas actitudes extremadamente parecidas. Los cuatro elementos representan la forma que tenemos de percibir el mundo así como también a nosotros mismos. La mayoría de las personas tienen algún tipo de vinculación con todos los elementos, aunque siempre predominen uno o dos.

SIGNOS DE FUEGO

Los signos de fuego se caracterizan por ser impulsivos, activos, mandones, orgullosos, conquistadores y por su pasión por llegar y ser los primeros en todo lo que se proponen. En esto, son incansables. Poseen una gran autoafirmación y empuje. Pueden llegar a ser agresivos y coléricos también, no suelen pensar más de dos veces las cosas y se guían totalmente por sus impulsos. Muchos los envidian debido a su poder y a su seguridad interior.

El fuego de Aries es un fuego primario, impulsivo, un entusiasmo que se consume rápidamente.

El fuego de Leo es un fuego orgulloso, un fuego interior que arde de forma permanente y no quiere pagarse.

El fuego de Sagitario es un fuego que se aviva por una causa. Es quizás, dentro de los signos de fuego, el menos agitado, o mejor dicho, el que es capaz de controlar mejor sus estados y su llama interior.

SIGNOS DE TIERRA

Los signos de tierra se caracterizan por la necesidad de obtener resultados concretos, analizan cada una de las situaciones en su vida e intentan seleccionar lo que realmente les interesa y les hace bien, lo intentan…

Los signos de tierra, además, suelen ser ambiciosos, a veces un tanto materialistas, cuidadosos, trabajadores y perseverantes en cuanto a lo que desean conseguir realmente. Pueden perder el norte en algunas ocasiones pero acaban retomando el camino a seguir casi sin problemas. También son bastante precavidos, es decir, lo que hacen, intentan pensarlo bien para no fallar. No les agrada demasiado la gente que está demasiado en las nubes, prefieren ser prácticos y reales.

La tierra de Tauro es tierra sólida, fértil, por eso mismo es protector de lo suyo, quizás a veces también posesivo. Vigila lo que está a su alrededor y no quiere que nadie se interponga y pueda causar problemas.

La tierra de Virgo es parecida a las arenas movedizas, es abstracta. Virgo necesita analizar, seleccionar. A pesar de que sus pies están en la tierra, no se cierra a otras posibilidades ni opiniones, pero eso si, es fácil que a él le muevan de su sitio.

La tierra de Capricornio hace pensar en la montaña, en una cumbre que se debe alcanzar, en una roca, es una tierra fría, densa, rocosa. Capricornio es fuerte, aunque a veces pueda caer, sabe lo que quiere y lo que no quiere. Siempre intenta escalar, posicionarse, llegar a la cima en lo que se ha propuesto.

SIGNOS DE AIRE

Los intercambios, la inteligencia, la adaptabilidad, la crítica, la asimilación o el pensamiento intelectualizado son algunas de las características de los signos de aire.

Les encanta la buena comunicación, relacionarse con los demás, la gente inteligente pero no los listillos o listillas. Expresan cada una de sus emociones con tan sólo una mirada o un gesto. Suelen ser habladores, la gran mayoría y detestan la soledad. Pocas veces se toman un tiempo para ellos mismos.

El aire de Géminis nos hace pensar en la levedad, en la adolescencia, en los contactos inmediatos, ligeros, en los pensamientos, en la curiosidad, en las corrientes de aire, en la adaptabilidad.

El aire de Libra nos hace pensar en una brisa dulce, suave, en la búsqueda de la armonía, en lo abstracto, en la necesidad de intercambio.

El aire de Acuario nos hace pensar en el aire que une a unos seres con el mundo, en la propensión hacia lo colectivo, en el ingenio, en las facultades intelectuales.

SIGNOS DE AGUA

La memoria, el inconsciente, el sueño, la influencia, el instinto, la fecundidad y la sensibilidad son algunas palabras relacionadas con los signos de agua.

La mayoría de cangrejos, escorpiones o peces son gente de familia, soñadores, imaginativos, muy sentimentales y si, en ocasiones hasta románticos.

A la vez, estos signos tienden a tener altibajos emocionales constantes, aunque, en el caso de Escorpio, es el que mejor los sabe esconder. Pueden tener más de un episodio depresivo, probablemente por que no encuentran las respuestas a algún problema.

El agua de Cáncer es un agua clara, cristalina, y nos hace pensar en la fecundidad, en la madre, en el flujo, en el sueño, en la imaginación, en nuestro inconsciente, en la noche.

El agua de Escorpio es agua turbulenta, que se mueve de aquí para allá intentando encontrar siempre respuestas. Es potencialmente instintivo y no se conforma con estar parado en un mismo lugar. Necesita moverse para crecer, para regenerarse.

El agua de Piscis es una agua con dos corrientes, dos sueños, dos caminos. Siempre está en esa encrucijada. Necesita decidirse y a veces no sabe cómo hacerlo, necesita elegir pero no quiere fallar.