Hay amores que se clavan en lo más profundo de tus pensamientos, se alojan en tu corazón y muchas veces ni le cuentas a nadie. Hablo de los que nunca necesitaron una etiqueta, se olvidaron de ella, pero parecían una pareja. Se apoyaron en los momentos más tristes, se contaron sus miedos y se aplaudieron en cada logro. Duele tanto, lo que fueron y lo que no pudieron ser. ¿Por qué nunca hubo algo con esa persona según tu signo? Y ese algo ya no se borra, ni con otros besos, ni con otros brazos. Son recuerdos que guarda el alma y que aparecen de vez en cuando acompañados de un suspiro profundo. 

Aries 

Ni siquiera recuerdas el momento en el que esa persona se volvió muy importante en tu vida. Lo que parecía una simple amistad se convirtió en uno de los secretos más bonitos, porque el amor se les notaba, pero ninguno de los dos tuvo la valentía de ir más allá. Te rompieron el corazón cuando te diste cuenta de que nunca serían algo más. Ahí fue cuando tuviste que despedirte de tu compañero de aventuras, chistes y locuras. Fue un punto de quiebre que llevarás para siempre. Entendiste que perdiste algo que nunca tuviste y eso es lo que más duele. No te trataron como te lo merecías, te conformaste con ser uno más en su lista y poco a poco te hiciste más pequeño. Aries, tú sabes que el amor no es un cuento de hadas, pero hiciste bien en salir de esa pesadilla. 

Tauro 

Tal vez eres demasiado confiado, hay algo en ti que te hace apostarle al optimismo, con el tiempo esperas tener la relación que siempre has querido. Sin embargo, duele cuando te decepcionan y la otra persona no está en el mismo canal. Si prestas un poco de atención te vas a dar cuenta, desde un principio te mostró las señales, pero te encargaste de inventar el amor bonito con el que siempre has soñado. Es una herida que tratas de no remover, porque te recuerda que todo estuvo en tu imaginación, que las tantas veces que pasó por tu mente un final feliz, sólo fue eso, un sueño. Tal vez en tu próxima vida puedas llegar a tiempo a la suya. Lo peor es que no fue por falta de amor ni de deseo, es que no tuvieron el coraje de defender lo que sentían por encima de la opinión del resto. 

Géminis 

Lo has intentado todo, pero esa persona sigue ocupando un sitio importante en tu corazón. Dudo que puedas borrarla, lo mejor es que asimiles que fue parte de tu historia y que dejes de luchar contra su recuerdo. Diste lo mejor de ti y eso es lo que importa, porque nunca te reprimiste y aunque tenías la esperanza de que lo suyo fuera algo más serio, viviste momentos memorables. Tu corazón se apagó, descubriste que si te quedabas a su lado sería como firmar tu propio calvario. Sé que eso te hizo perder el equilibrio y le agregó una raya más a tu desconfianza, pero Géminis fue lo mejor. Tú te mereces un amor sano, emocional, comprometido. No es lindo que te hayan tenido como segunda opción. 

Cáncer 

Dicen que nadie escoge a su amor, ni el sitio, ni el momento, simplemente aparece en tu vida y deja huella. Qué bonito es cuando encuentras una persona que te corresponde, que te motiva y te admira. Qué bonito cuando no tienes que pelear con la almohada cada vez que la ansiedad se apodera de tus noches y el insomnio te acompaña. Ese signo del zodiaco no fue tu amigo, pero tampoco algo más. Así que te cansaste, decidiste que no seguirías siendo el bote de basura de nadie. No es justo, porque estuviste ahí en sus lapsos de tristeza y no te importó limpiar sus lágrimas. Amaste profundamente y no te arrepientes, porque al final no te guardaste nada y hubiera sido peor esconder tus emociones. Sin embargo, irte fue el acto de amor propio más grande y eso deberías agradecértelo toda la vida. 

Leo 

Es muy frustrante cuando las horas se te van dándole vueltas al mismo pensamiento. Una parte de ti quiere decir que ya basta, pero los recuerdos te traicionan y hacen que te preguntes por qué permitiste que te trataran como si fueras poca cosa. Tu corazón es impulsivo, se deja guiar por las emociones y eso hace que te estrelles mucho antes de lo planeado. Quizás ese signo del zodiaco nunca se atrevió a decir lo que sentía, pero notaste que también se ponía feliz al verte y que su piel te respondía cada vez que la acariciabas. Tal vez tenía miedo o simplemente no estaba listo para una relación. Sin embargo, marcharte antes de que terminarás en un mar de llanto fue una gran decisión. No te arrepientas porque es la única manera en la que puedes abrir las puertas a un nuevo amor. 

Virgo 

Tú sabías que esa persona te rompería el corazón, pero decidiste quedarte. Te arriesgaste a que hiciera pedazos tus emociones y luego se marchó como si nada. Eres un signo valiente, rara vez dejas que tu sensibilidad tome el control, pero cuando lo haces tu amor es muy transparente y le enseñas al otro lo que es ser incondicional. Eres digno de cariño Virgo, no tienes que andarle rogando a nadie y mucho menos si te hace sentir inestable. Ese signo del zodiaco te quería a su lado las 24 horas, pero cuando más lo necesitaste no estuvo y eso fue suficiente para darte cuenta de que lo suyo nunca fue mutuo. Eras tú intentando salvarlo de sus vacíos, pero, ¿a ti quién te ayudó? Ahora, puedes ver todo más claro y entiendes que aferrarte a un amor tan mediocre es sinónimo de no quererte. 

Libra 

Tus mariposas son muy necias, hacen que tu estómago se revolotee de manera inesperada y de un día para otro pierdes el equilibrio. En el fondo sabías que ese signo del zodiaco no te quería, pero fue inevitable caer en su encanto. Cada vez que pasabas tiempo a su lado tu mundo se llenaba de vida y eso provocó que todo se te saliera de las manos. Eres tan amoroso que no te cuesta trabajo amar en silencio. Te callas muchas cosas, porque sientes que la otra persona no está preparada para descubrir todo lo que esconde tu alma. Tu corazón se rompió, porque se enamoró de alguien que no estaba listo, lo único que podía ofrecerte eran migajas. Se te ocurrió querer a alguien que jamás pudiste tener y ese ha sido el peor de tus karmas. Sin embargo, dejar ir es de valientes, sobre todo, cuando amas con esa intensidad. Lo hiciste bien Libra

Escorpio 

Una vez leí que el amor verdadero es el amor no correspondido. Tú has vivido eso Escorpio, no dejaste de querer a la persona, simplemente dejaste de insistir, porque entendiste que es lo mejor. Sin embargo, en los secretos de tu memoria visitas de vez en cuando a ese amor, para decirle que lo echas de menos y que en tus sueños locos te imaginas que su cuento termina bien. Tú y ese signo del zodiaco nunca fueron nada, pero siempre hubo algo, ese algo que te caló hasta los huesos, porque no pudiste evitar que el enamoramiento hablara por ti y te sentiste triste, desesperado y hasta esperanzado. Eso te ayudó a arrancar la página aunque no querías. Fueron noches de desvelo, de querer volver a sus brazos, en donde el cariño era a medias, pero ya te habías acostumbrado. No, tú sabes que no te mereces una historia así. 

Sagitario 

Ojalá sea cierto eso de que la vida da mil vueltas. Tal vez así tendrías la esperanza de volver a encontrarte con ese amor que no pudo ser. Quizás no tenían la suficiente madurez ni estaban preparados para algo tan formal. Al final no se sabe, hay que esperar para ver en dónde los coloca el destino. Sin embargo, no piensas detener tu mundo, el Sagitario que esperaba y esperaba, ya no existe. Ahora tu espíritu aventurero sabe que vienen cosas muy bonitas para ti y que no puedes poner una pausa sólo por alguien que no sabe lo que quiere. No es justo que seas tú el que cede siempre ni tampoco se vale que le cierres las puertas a nuevos amores. El cambio fue duro, pero aprendiste que la persona que realmente te quiere hace que te quieras, no daña tu autoestima. Sin duda, necesitabas que te enseñara el tipo de persona de la que te tienes que alejar. 

Capricornio 

Por fortuna, tu inteligencia no dejó que te perdieras después de una relación fallida. Es claro que no todas las personas están listas para el compromiso, hay quienes huyen de eso y sólo se quedan un tiempo en tu vida, lo malo es cuando no puedes evitar entregar el corazón, aunque sabes que el final no será bueno. A ti no te asusta la seriedad, ni el matrimonio, sueñas con el día en que encuentres a esa persona con la que puedas hablar de familia sin miedo. Tú y ese signo del zodiaco nunca fueron nada, pero lo que vivieron ya nadie lo puede borrar. No seas tan duro contigo mismo, no minimices tu dolor, date la oportunidad de abrazar tus emociones negativas y vuelve a ti. El amor es un sube y baja, pero no se vale que seas tú el que siempre quiere estar arriba. Se trata de dos, si no es recíproco, vete. 

Acuario 

Es claro que los pretendientes te sobran, pero tú lo que quieres es un amor genuino, alguien a quien no le tengas que estar suplicando atención. Es complicado aceptar que la persona con la que compartiste tantas cosas sólo fue un capítulo más de tu historia. No quiso quedarse ni comprometerse, fue un instante que te hace preguntarte si hay algo malo en ti. Acuario, tienes que saber que mereces a alguien que te quiera hasta en tus momentos más desastrosos. Eres un ser profundo, intelectual y con unos sentimientos que calman, no te culpes por la falta de responsabilidad afectiva del otro. Ahora, es tiempo de que te perdones, te abraces y te brindes la oportunidad de volver a empezar. Tienes todo para ser feliz, no vuelvas al lado de quien te quita el brillo. 

Piscis 

Sé que no fue fácil despedirte de un amor tan importante. Lo peor es que nunca sentiste que te dio el sitio que te merecías. Te acostumbraste a ser su refugio, la persona que siempre buscaba cuando su mundo se venía abajo, pero te ignoró cuando más necesitaste de su compañía o un buen consejo. No sólo te rompió el corazón, te ahogó el alma y jugó con tus emociones de una manera tan sigilosa que creíste que se iba a quedar a tu lado por mucho tiempo. Te dolió, pero te felicito, felicidades por seguir adelante, por elegirte por encima de todo y darte prioridad. Fue muy bueno que le dieras vuelta a la página, porque quedarte al lado de quien no te valora no ayuda en nada. Recuerda que hay que darle espacio a cada emoción, no son tus enemigas vienen a liberarte, aunque duela al principio.