¿De qué manera te terminas haciendo daño Piscis? ¿Por qué eres tan duro contigo misma/o cuando en el fondo podrías estar muy bien? Porque cuando todo es muy bonito a tu alrededor, es como si se activara un botón en tu mente. Un botón de alerta que dice: CUIDADO, ALGO MALO VA A PASAR.

Así es Piscis, no es que tu mente sea muy mal pensada y paranoias de esas, es que luego vas y aciertas en la mayoría de las veces que te pasa, porque no hay que olvidar que tienes un lado muy brujito y que tu sexto sentido te avisa de todo… Pero solo aciertas algunas veces y lo sabes. Las demás son fruto de tu imaginación (que es bastante, por cierto) o bien, no era lo que tu te pensabas que era en realidad.

Pero ¿por qué te pasa esto? Porque confías antes de tiempo en las personas. De esas personas, siempre hay alguien que te acaba dando el puñal por la espada Piscis y luego, te piensas e imaginas que todo el mundo es igual y no, no es así, pero ese miedo ya le tienes ahí y afecta a veces a tu vida diaria… Lo sabes Piscis.

A veces eres muy duro/a contigo mismo en silencio pececito. Castigándote por ser una persona muy generosa y por preocuparte por el bienestar de los demás.

Te puede interesar: Lo que Piscis puede echar de menos en su vida amorosa

Si hay algo por lo que te tengas que castigar (en cierta medida) es por dar de más cuando no recibes nada. Por confiar cuando tampoco recibes nada. Directamente, no hagas nada y punto Piscis. O quédate con la gente que sí que te demuestra. Parece que últimamente te gustan los retos y las personas difíciles Piscis, pero mira, luego sabes como termina la historia…

Intenta abrir tu propio camino más independiente de una manera u otra Piscis, porque puede que ese sea un cambio muy positivo para ti. Menos para los demás y más para ti. Ese ingrediente es muy bueno para comenzar.