Chismes, hipocresías, traición. Tal vez todo este tiempo hemos estado vinculando a la serpiente con algo equivocado, tal vez es menos peligrosa que la gente envidiosa. Su significado espiritual va más allá de lo negativo. Una criatura para muchos sagrada, símbolo de audacia, prudencia y mejoras. No hay puntos medios, están quienes las aman y quienes las aborrecen porque no pueden controlar sus miedos. Vamos a ver qué significa la serpiente espiritualmente, menos peligrosa que la gente envidiosa…

La serpiente tiene un significado espiritual que nos invita a la renovación, un cambio que está a punto de suceder y tal vez no te has dado cuenta. Dicen que cuando aparece en tus sueños es porque temes a dar ese gran paso, algo te está agobiando y está ahí en tu subconsciente, esperando a que lo atiendas. 

Qué significa la serpiente espiritualmente 

La serpiente es un aviso de que alguien o tú mismo te estás poniendo trabas para lograr lo que quieres. Te estás reprimiendo y has dejado tus deseos de lado. También hay quienes dicen que cuando aparece en tus sueños es señal de que una persona negativa está a punto de llegar a tu vida y tienes que mantenerte alerta. Es posible que estés a punto de vivir algo que hará latir tu corazón, el peligro está cerca.

Si en tus sueños aparece una serpiente negra es sinónimo de que la mala vibra te está rondando, hay personas a tu alrededor que sólo buscan hacerte daño o verte caer y hay que sacarlas de tu vida. También es posible que te sientas triste o deprimido, te está costando salir de esta etapa de tu vida. 

Mientras que la serpiente roja es un aviso de tus deseos, esos que no le cuentas a nadie. Es posible que un encuentro bajo las sábanas ponga en riesgo algo serio por sólo una noche de pasión, al final tú decides. Entre tanto, si la serpiente es amarilla refleja que tienes que prestar atención a tu interior, es la respuesta que estabas buscando es momento de decidir lo que realmente quieres en esta vida. 

La serpiente es más que engaño, es una criatura que le hace honor al poder, es la que te recuerda que hay que dejar el pasado atrás para comenzar de nuevo. Es voluntad y resiliencia, la misma que muestran al mudar de piel. Es quien te recuerda que siempre viene algo mejor, porque es posible soltar lo malo, dejar ir personas, trabajos y comenzar de cero. 

Los griegos creían que la serpiente era el símbolo del conocimiento y la sanación. Es un símbolo ancestral, que nos recuerda cómo pasar desapercibido en la vida sin soltar tus objetivos. La serpiente es lealtad y astucia, es una bonita forma de supervivencia, de no darte por vencido. La serpiente es sensualidad, intensidad, es mágica, misteriosa y son pocos los que tienen el don de apreciar su belleza. 

Y a ti, ¿te gustan o te aterran las serpientes?