No todo es tan bueno como te imaginabas, Capricornio. Nunca vas a llegar a ser tan perfecto como siempre quieres ser. Y tienes que empezar a asumirlo… Es hora de aceptar que tienes muchos problemas en tu vida cotidiana por culpa de ese carácter y por culpa de ser Capricornio. Ya está bien de hablar solo de lo bueno, ahora toca sacar a la luz tu lado más oscuro, ese lado que te hace ser alguien malvado. Vamos a hablar de las razones por las que eres el peor signo del Zodiaco:

1. NUNCA olvidas, Capricornio.

Puedes perdonar si te demuestran que realmente se sienten arrepentidos, pero ¿olvidar? Jamás de los jamases. Tu mente es muy privilegiada y es capaz de recordar cualquier pequeño detalle. Si te traicionan lo más mínimo, si sientes que no te han tratado como te mereces, no tendrás ningún problema en devolvérselo. Porque sí, Capricornio, hay veces que puedes llegar a ser muy vengativo.

Si sientes que esa persona se lo merece, no tendrás ningún problema en pagarle con la misma moneda o incluso con una moneda superior. No puedes quedarte quieto sabiendo que han jugado contigo, con tu dignidad y con tu corazón. No puedes olvidar todo el daño por el que has tenido que pasar.

2. Ese orgullo tan extremo puede ser muy peligroso, Capricornio.

Es que tú eres de esas personas que no pueden reconocer que te has equivocado. Puedes haberte fallado a ti mismo, puedes haber decidido mal, pero reconocer tus errores no está en tus planes. Por mucho que te digan, por mucho que te arrepientas, jamás pedirás perdón ni a ti mismo ni a los demás. Tú siempre tienes que tener la razón y punto. No hay más. Si te equivocas ya harás lo que sea para demostrar que tenías la razón sea como sea.

Te puede interesar: 8 Secretos de la personalidad de Capricornio

3. Eres muy poco flexible, Capricornio, te cuesta mucho escuchar a los demás, te cuesta aceptar que hay personas que tienen ideas u opiniones diferentes a las tuyas.

A pesar de que creas que tus opiniones siempre están por encima de la de los demás, no te parás ni siquiera a escuchar las opiniones de los demás. Eres muy cabezota y si se te mete en la cabeza una idea, no podrás cambiar por mucho que te digan. Ese orgullo sale a la luz también en momentos así, momentos donde la gente te pide que seas un poco más flexible, pero tú te niegas a eso, te niegas a rebajarte a ese nivel. Eres alguien muy inteligente, eso es algo que no lo puede negar nadie, pero te falta aprender a escuchar un poco más a los demás.

4. Aunque no lo creas, eres muy tímido e introvertido. Te cuesta muchísimo conocer a gente nueva y salir de tu zona de confort.

Pero es que incluso, eres una persona muy introvertida con personas en las que se supone que confías. Eres de ese tipo de personas que jamás irá gritando lo que siente a los cuatro vientos. Da gracias si acaso se lo cuentas a alguien, eso ya sería un milagro. Incluso cuando amas a una persona, todavía es difícil para ti abrirte al 100% y sacar todo el amor que tienes dentro. Y eso hace más complicadas tus relaciones, Capricornio. Para la otra persona es muy difícil entender lo que sientes o lo que estás pensando. Necesitas ser un poco más abierto, al menos para hacer que las personas que te quieren puedan llegar antes a tu corazón.

5. Eres un obsesionado del orden y de las cosas hechas a la perfección. Además de ser perfeccionista, quieres que las cosas salgan como tú las tenías planeadas.

Reconócelo, Capricornio, te gusta mandar sobre los demás, que te hagan caso y que hagan las cosas como tú le has dicho. No confías en los demás porque sabes que el único que puede hacer las cosas bien eres tú. Te gustan las cosas bien hechas, Capricornio, y en eso no hay nada malo. El problema está en que hay veces que te obsesionas muchísimo y no ves más allá. Hay días en los que te crees el Dios del universo y no hay quién te baje de la nube. Y es ese es uno de los motivos por los que eres el peor signo del Zodiaco.