Eres una persona con los valores y las ideas tan claras, Capricornio, que es muy difícil que cambies al empezar una relación. Prefieres seguir soltero antes que tener que cambiar para gustarle o para tener que compartir tu tiempo con alguien. Cuando se trata de amor o de sentimientos, Capricornio, eres una persona que siempre anda con muchísimo cuidado. No eres alguien que deje pasar el amor, así como así a su vida. Pero cuando encuentras al amor adecuado, a esa persona que te haga sentir de verdad, aprendes a estar enamorado y a dejar que los muros que protegen tu corazón se rompan.

Cuando te enamoras, Capricornio, cambia tu filosofía de vida y, sobre todo, cambia tu estado de ánimo. Sabes que tu corazón siente algo porque empiezas a dejar de esperar lo peor del mundo y poco a poco sientes como la energía positiva inunda tu vida. Reconócelo, eres un poquito pesimista y siempre esperas lo peor de todo lo que llega a tu vida. Pero el amor te hace que estos sentimientos desaparezcan. Y sí, el amor te da esperanzas y te hace despreocuparte un poquito más de todo.

Normalmente siempre estas nervioso, estresado, ansioso por todo lo que tienes que hacer, pero cuando estás enamorado, te sientes cómodo con tu vida y con todo lo que te rodea.

Dejas de preocuparte por hacer las cosas mal o por arruinar las cosas y empiezas a preocuparte por vivir el momento y por disfrutar de lo que tienes.

En tu día a día, raramente te involucras emocionalmente y por eso la mayoría de la gente que te conoce te considera una persona fría y bastante distante. Eres una persona más de palabras que te afecto. Es raro verte siendo cariñoso o romántico con gente con la que no tienes mucha confianza. Pero una vez que tu corazón se derrite, no eres tan reacio a mostrarle tu amor a tu pareja. Ojo, no es que ahora te conviertas en la persona más empalagosa del mundo, pero poco a poco, dejas de tener miedo a decir ‘te quiero’ o a agarrar a tu pareja de la mano.

Eres una persona muy responsable, que le gusta dedicar su tiempo a su trabajo y a todas sus obligaciones.

Cuando encuentras a la persona correcta, cuando estás enamorado de verdad, Capricornio, tu mentalidad cambia y pasas a dedicar más tiempo a tu pareja que a todo lo demás. Para ti el tiempo es algo súper valioso. Y dedicar tiempo a tu pareja es una forma de demostrar todo lo que sientes por ella. Cuando te enamoras, Capricornio, eres feliz porque aprendes a disminuir el tiempo que pasar en el trabajo y a pasar tiempo de calidad con esa persona que tanto te importa. Cuando el amor llega a tu vida, dejas de preocuparte tanto por cosas que en realidad no tienen tanta importancia y te vuelves una persona mucho más alegre y optimista.