Es muy duro aceptarlo, pero hay momentos en la vida en los que te conviertes en tu propio enemigo. Algo en tu interior te dice que no eres suficiente y lo terminas creyendo. Eso no sólo te rompe, aumenta tu inseguridad y te impide dejarte llevar en cuestiones de relaciones, ya sea con parejas, amigos o familiares. ¿Te sientes identificado? Así es cómo cada signo del zodiaco arde por dentro y la mayoría de las veces no dicen nada por miedo a que los juzguen. 

Aries 

Eres un alma aguerrida, no te gusta la quietud, siempre estás buscando algo para hacer. Quizás es tu personalidad decidida la que te abre puertas y te lleva a relacionarte con la gente que también tiene grandes metas. Sin embargo, no te permites descansar. Dime, ¿Cuándo fue la última vez que te diste la oportunidad de respirar aire fresco y dejar los problemas por un rato? Estás exagerando Aries, esa terquedad por querer hacer todo a la vez te está hundiendo. 

Tauro  

Por supuesto, no te molesta la rutina, al contrario, gozas cuando la estructura va por delante. Te gusta encontrar una manera de hacer las cosas y no desistir por nada del mundo.  Sin embargo, tienes la manía de no equivocarte. Es admirable la dedicación que le pones a todo, pero hay veces que te olvidas de las cosas simples. Lo que va más allá de mostrar una vida perfecta. Tauro, un poquito de caos, no le hace mal a nadie. 

Géminis  

Sé que estás acostumbrado a vivir el momento. Si hay alguien en esta lista que sabe muy bien que los días se van en un abrir y cerrar de ojos, ese eres tú. Sin embargo, hay veces en las que sólo necesitas una pausa y ya. Está bien que quieras convivir, divertirte con la gente que amas, pero no siempre tienes que estar al pie del cañón. También te necesitas, relajarte es algo que te mereces. El futuro te seguirá esperando, tranquilo. 

Cáncer 

Te pregunto, ¿cuándo te toca? Te has pasado toda una vida sirviendo a los demás, que ya ni recuerdas la última vez en la que te pusiste en primer lugar. Eres un ser espiritual, encantador, dulce y amoroso, pero no siempre tienes que meter las manos al fuego por la gente que valoras. Te estás negando la oportunidad de brindarte toda esa atención a ti. No te dejes para después por nadie, eso jamás vale la pena. 

Leo 

Tú sabes que hay veces en las que sólo quieres escapar. Ya ni recuerdas en qué momento comenzó todo el caos en tu vida. De pronto, tu lista de pendientes creció, una presión tras otra que no te deja ser en todos los sentidos. Te reprimes, te exiges y además minimizas tus avances. No se vale que seas tan cruel contigo mismo Leo. La vida no se trata de agotar tu estabilidad mental, física y emocional. No es una competencia, no lo olvides. 

Virgo   

Aunque parece que siempre estás en tu mundo, la verdad es que prestas atención a los demás de una manera muy noble. Eres un signo que siente la necesidad de darle una mano a quien ya no puede más. Sin embargo, nunca te has puesto a pensar que estando roto difícilmente puedes ayudar a alguien. Intervenir al grado de hacerte más pequeño no es recomendable en ningún tipo de situación. Tienes que pedirle a tu compasión que se calme. 

Libra 

Quizás es tu sensibilidad la que te ha convertido en el hombro que muchos necesitan. No hay duda de que eres un ser demasiado sensato, jamás juzgas a alguien sin conocer los dos lados de la moneda. Tus consejos son valorados, pero esa no es justificación para que permitas que los problemas ajenos se conviertan en tu prioridad. Quieres que las cosas vayan bien, pero, ¿a qué costo? Estás poniendo en juego tu paz mental y pocos hacen lo mismo por ti. 

Escorpio 

Tu parte misteriosa no siempre es positiva, porque te impulsa a alejarte de todos. Estás tan desesperado en no mostrar tu vida que ya no sabes cómo salir de nuevo al mundo. Tu privacidad es respetable, no tienes que ir como libro abierto contando tus secretos, pero no exageres. Te estás perdiendo entre cuatro paredes, porque tu actitud distante y fría le está cerrando las puertas a nuevos amigos y conquistas. 

Sagitario 

Hoy quiero decirte que está bien, que sientas que los problemas te llegan al cuello. No pasa nada si haces pausas de vez en cuando. Eres un ser maravilloso, tu energía se contagia y se agradece cuando recibes a cualquiera con una sonrisa. Sin embargo, no hay necesidad de que siempre estés feliz. Ser el alma de la fiesta se ha convertido en una presión constante. Date permiso de apagarte. A fin de cuentas, las malas rachas son las que te hacen mejor. 

Capricornio 

Sé que cada día para ti es un nuevo reto, que quedarte de brazos cruzados nunca ha sido lo tuyo y está bien que tus aspiraciones no sean las convencionales. Sin embargo, trabajar en exceso te puede agotar a tal grado de sentirte poca cosa. Es decir, parece que nada de lo que haces satisface tus expectativas, porque te has vuelto demasiado estricto en ese sentido. Ya es tiempo de un descanso, necesitas recargar energía para regresar al ruedo con más fuerza. 

Acuario 

La presión con la que vives te ha vuelto un ser extraño para el resto. Acuario, te juzgan de solitario, pero pocos se atreven a ver más allá. Has cargado durante mucho tiempo tantos problemas de los que no hablas, que tu corazón ya no puede más. No te gusta expresar tus emociones porque has sido testigo de cómo la mayoría de la gente no valora la sensibilidad. Tienes que elegir tus batallas Acuario, no es tu obligación sanar lo que les corresponde a otros. 

Piscis 

A menudo, la gente te ve como alguien fuerte, el corazón encantador que es capaz de ponerse en el lugar de cualquiera que toque a su puerta. Te gusta escuchar, no tienes problema en que se desahoguen contigo. Honestamente, te importan las emociones de los demás, te preocupas como si fuera algo tuyo y ahí es cuando puedes perder un poco la cabeza. Piscis, ten cuidado, porque no todos tienen buenas intenciones y te pueden estar usando.