Eres de los que se entregan sin miedo a desempolvar todas las sombras del pasado. Te gusta perderte en las palabras de esa persona, su manera divertida de reír, sus rabietas y hasta sus inseguridades. No te asustan los amores reales y si hay que dejarse llevar para que pase lo que tenga que pasar lo harás. Te mereces a alguien que cuando esté contigo sienta que los latidos de su corazón se calman y lo único que quiera es sumergirse en la galaxia de tus secretos. Un amor de los que no exigen, no hieren, no agotan. Así es como tu signo del zodiaco se enamora hasta los huesos. 

Aries 

Tú te vas directo a lo que sientes, no te asusta poner tus sensibilidades sobre la mesa, entre más honesta sea la conexión mejor. Si esa persona lleva un tiempo rondando en tu cabeza, buscarás la manera de romper el hielo y hacerle saber que te interesa. Sin embargo, no eres de los que se deja atrapar por el enamoramiento superficial. Quieres conocer a fondo, los defectos y las manías que despiertan su lado peligroso. Una vez que te sientes cómodo, pones en práctica tu intensidad, la que siempre quiere más y se aburre fácilmente. Adoras romper con las reglas y dejar huellas en todo aquél que toca tu corazón. 

Tauro  

Tu manera de amar tiene un toque de sensualidad inesperado. La mayoría de las personas se deja llevar por lo que ve por fuera, siente que no eres capaz de enamorarte hasta que tus instintos sean los que dominen el momento, pero están en un error. Si alguien entra en tu corazón, también se apodera de tu piel. Eres el tipo de persona que confía en las miradas, los aromas, las caricias. Estás dispuesto a lo que sea con tal de robarle una sonrisa a esa alma especial. Y si hablamos de detalles la cosa se pone mucho mejor, porque no se te va nada. Pones atención en todo lo que le gusta y lo que no también. Es por eso que das los mejores regalos y no siempre tienen que ser muy costosos, pero sí significativos. 

Géminis 

Géminis, eres el tipo de signo que cuando amas te entregas con la misma intensidad bajo las sábanas que en el día a día. No te gustan los amores mediocres, si alguien quiere estar contigo se va a tener que ganar el sitio, porque adoras tu soledad y no estás dispuesto a regalarle tu energía a alguien que no está seguro de lo que quiere. La aventura es indispensable en tu manera de conquistar, te gusta tomar a esa persona de la mano e invitarla a recorrer todos esos sitios que te llenan de vida. Por supuesto, valoras tu independencia más que nada, pero eso no significa que no seas capaz de enamorarte hasta los huesos. Una vez que entregas tu corazón no hay oportunidad para nadie más. 

Cáncer 

Dicen que conectas rápidamente, que cuando se desborda tu cordura no entiendes de razones y simplemente dejas que tu corazón gobierne tus decisiones. No sabes lo que es amar sin darlo todo, te gusta ser intenso, porque no le encuentras sentido a ponerle trabas a la relación. Si la otra persona no está lista para convertirte en su prioridad y esforzarse en sorprenderte con algún detalle, no tiene nada que hacer a tu lado. Tú estás enamorado de la vida, tus sueños, de lo que te levanta todas las mañanas para seguir luchando contra tus miedos. Ese eres tú, el signo que está dispuesto a encontrar un apoyo en su pareja y le demuestras que estarás en las buenas y en las malas. 

Leo 

Tú eres el signo que siente el amor como una llamarada llena de energía, Leo, te encanta romper con lo convencional y entregarte al ritmo de una canción romántica. Te gusta ser selectivo, porque has aprendido que son pocas las personas que merecen tu lado dulce y apasionado. Cuando te enamoras lo haces con miedo, pero te atreves, porque sabes que nada se va a comparar con ese sentimiento. Le apuestas al calor de hogar, a refugiarte en los brazos de tu ser amado y perderte en todo ese montón de historias que tiene para contar. Nunca te cansas de conocerlo y eso es lo que hace que la chispa se mantenga encendida. Quieres a alguien a quien no le dé miedo gritar lo que sienten y que cuando te tome de la mano sienta orgullo. 

Virgo

Hasta el amor te lo tomas por el lado estricto, porque te aterra entregarle una parte de ti tan importante a alguien que lo único que sabe hacer es ir de paso. Cuando te enamoras el desorden se vuelve una constante en tu vida, al menos por un tiempo, porque esa persona aparece en tus pensamientos sin avisar. Te gusta pisar el acelerador sin miedo a que en cualquier momento te estrelles. Si esa persona te hace sentir de todo, no dudarás en fluir.  Ese caos te atrapa, porque ahí habita la magia. De vez en cuando no te hace daño romper con tu zona de confort. No necesitas entenderlo, simplemente disfrutas y eso te ayuda a guardar momentos memorables, incluso si terminan. 

Libra 

En el amor tienes ese toque contradictorio que envuelve. Lo mismo amaneces con ganas de mostrar tu lado tierno que el cruel. No es que vayas por ahí dañando corazones, pero te cuesta muchísimo entregarte, necesitas tiempo y sentir que es la persona indicada. Después de tantas decepciones, la desconfianza se ha vuelto tu mejor aliada y eso te cataloga como uno de los signos más complicados de enamorar. Sin embargo, cuando alguien te gusta de verdad eres capaz de derrochar dulzura. No tienes miedo de abrir tus emociones y te encanta conquistar de una manera única. Contigo no faltan los fragmentos de libros, atardeceres lindos, canciones profundas. Tienes el don de tocar hasta lo más desconocido del otro. 

Escorpio 

Tú eres el que quiere un amor para conocer hasta lo que habla con la almohada, Escorpio. Pero no por el lado tóxico. Realmente disfrutas cuando tu pareja te confía cosas que le duelen y también las que le causan carcajadas. No se te complica eso de conquistar, puede que te sientas un poquito nervioso al principio, pero después te dejas llevar como ola del mar. Das lo mejor de ti cuando sientes esa complicidad, una pareja que te haga sentir tranquilo y a la vez tenga el don de encender tus fantasías más locas. No sólo hablo de la guerra que pueden crear en la cama, también de los sueños locos que quieren cumplir. 

Sagitario 

Eres el alma del zodiaco más profunda cuando se trata de amar, Sagi. Porque no te asusta el ojalá, al contrario, dejas que tus pensamientos y tus emociones te lleven a imaginar  los momentos más bonitos al lado de esa persona. Te gusta agregarle el lado romántico a todo, meter en el baúl de tus recuerdos cosas que te alegran el corazón. Te enamoras hasta los huesos porque no te asustan las distancias ni ningún otro obstáculo que se pueda presentar entre los dos. Confías en que cada encuentro está destinado y es mejor que las almas se dejen llevar hasta que el capítulo termine. No piensas en el final, disfrutas el proceso y después dices adiós con amor. 

Capricornio 

Por fuera pareces un signo demasiado reservado en cuestiones del corazón. Te cuesta muchísimo caer en la rutina de estar enviando mensajes o creando castillos en el aire. Digamos que tu intelecto te impide caer en algo que no es seguro, porque ya has estado ahí y terminaste con el alma rota. Sin embargo, no estás cerrado del todo al amor, simplemente buscas alguien con quien conectar de una manera sana, que no te rompa la paciencia y que al sentirla cerca la gloria de sus labios sea más que suficiente. No quieres un amor de esos que controlan, quieres sentirte libre. Hacer todo lo que te gusta y al mismo tiempo tener a alguien a quien puedas contarle lo que sea, sólo así te enamoras hasta los huesos. 

Acuario 

Tu manera de amar es tan genuina, que no requieres palabras exageradas para demostrarlo. Te entregas de una manera muy sencilla, con ese toque natural que es capaz de hacer estallar a cualquier corazón que te preste un poquito de atención. Tus pensamientos son inmensos, tienen el don de llenar de vida, porque sabes mucho y te encanta compartirlo con la persona que amas. Aquí no se trata de cortarle las alas a nadie, tú tienes tus objetivos y tu pareja los suyos. Sin embargo, valoras mucho cuando esa persona quiere formar parte de tus logros y no te molesta incluirla. Por supuesto, esperas lo mismo, si el lazo no es recíproco, no hay razón para quedarte. 

Piscis 

A ti te gusta agregarle el toque de poesía a tus besos, caricias y detalles. Piscis, eres la bonita manera en la que la vida le dice a tu pareja que siempre hay un momento para ser mejor. No te asusta ser el tierno de la historia, el que le pone un toque de dulzura e intensidad a los días grises. Tu sonrisa abriga el alma de esa persona y la inspira. Cuando abrazas lo haces desde el corazón y eso se siente en cada poro. Por supuesto, eso no quiere decir que las puertas de tu amor están abiertas de par en par. A veces, te toca ser un poco frío, para no desperdiciar lo mejor de ti con alguien que ni siquiera te pone atención. Eres bueno, pero no tonto, no vas a desgastarte por una persona así. Si sabes que ahí no es, te vas y punto.