POR QUÉ CÁNCER NO DEJA IR

Cáncer se lleva el premio a la persona más sentimental, sin lugar a dudas. Y eso es clave a la hora de entender el por qué de su sufrimiento cuando tiene que dejar ir algo que no quiere que desaparezca de su vida. A Cáncer le duele la vida el sentir que está desprendiéndose de algo importante, le duele mucho el ver como sus manos se quedan vacías, le hace daño luchar contra sus sentimientos y dejar que la razón gane la partida al corazón.

Detrás de esas sonrisas tan reconfortantes, se esconde el miedo a la soledad, el miedo a soltar algo y olvidar su esencia, el miedo a decir ADIÓS y no volver a encontrar algo igual o mejor. Cáncer puede actuar como la persona más segura de la tierra, pero cuando se trata de despedirse, no lo es. En su interior, el mundo se le cae encima, en su exterior, sus piernas aguantan el tiemble que tiene, pero al final de todo sus ojos, son los que nos muestran la verdad, a través de ellos se ve perfectamente que aunque Cáncer deje ir no olvida jamás.

Detrás de esa forma de ser tan arrolladora de Cáncer, se esconde un corazón que sufre mucho con las perdidas, que odia las despedidas y que lo último que quiere es quedarse con un vacío muy difícil de llenar. Por eso mismo resiste, aunque Cáncer sepa que le hace mal.

Cáncer no deja ir cuando su sentimiento de cariño es mayor que la realidad, cuando el amor le ciega y le impide ver que esa persona o esa situación le hace mal. En el fondo lo puede saber, pero esa idea no tiene relevancia en el mundo de Cáncer. Al cangrejo, en esos momentos, lo único que le apetece es luchar hasta el final por lo que quiere, aunque le haga daño y agotar todas las opciones que tenga. ¿abandonar? En la vida. Cáncer, en esos momentos, dejaría esa decisión a la luna, si, echaría la culpa a la luna de su elección, porque la responsabilidad de haber sido quien dijo adiós y quien se marchó le duele, al cangrejo el duele mucho cerrar la puerta a algo o alguien que le despierte pasión.

Aunque deje ir, la brujería de Cáncer siempre estará pendiente del resultado de ese adiós.

2018-10-04T09:26:01+00:00