La mujer puede callar, tiene la habilidad de seguir sonriendo aunque por dentro ya no pueda más. A veces, se queda al lado de alguien porque tiene la esperanza de que cambie, pero poco a poco se va apagando. Ella vive el duelo en pareja, se despide sin que te des cuenta y cuando quieres recuperarla ya es demasiado tarde. Cuando una mujer se cansa ya no hay nada que la haga regresar, porque todo ese agotamiento se llevó el amor que sentía por ti. Quizá aún estás a tiempo de recuperarla, quizá no. ¿Cómo perderás a la mujer de tu vida según su signo?

Aries 

Ella es aguerrida, nació con ganas de entrar en batalla, son pocas las cosas que le asustan e incluso cuando tiene miedo se lanza al ruedo.  El problema es que no todos valoran su compañía, porque es tan entregada, tan pasional, que llega un punto en el que creen que la tienen segura. Qué equivocados están, porque aunque Aries se derrita de amor por ti, se marcha. Se va cuando intentan apagar su brillo, cuando la dominan, la minimizan y se da cuenta de que tiene que callarse muchas cosas para que su pareja no se enoje. Ella no se merece un lugar tan oscuro, se cansa de ser la que siempre cede, la que tiene que mover todo para mantener la llama encendida. Aries, no se queda mucho tiempo en un lugar en donde le roban la sonrisa. La estás perdiendo, se te están acabando los días y no te das cuenta. 

Tauro 

Tauro es tan determinada, que son muchas las veces en las que ella misma se pone un alto y se cuestiona si realmente está exagerando. Sin embargo, para que llegue a tomar una decisión es porque ya buscó la manera de que todo volviera a ser como antes y no vio ningún resultado. Es la mujer que ya está harta de escuchar una promesa tras otra, sin ver un cambio. La estás perdiendo, lo hiciste desde el primer momento que una mentira salió de tu boca. No está dispuesta a lidiar con tanta falsedad, no puede confiar su corazón a alguien que desconoce lo que es la honestidad. Ahora, todo lo que dices lo pone en duda, por más que intente ya no volverá a confiar. Ella quiere marcharse, si se queda es porque aún no está lista para soltar, pero eventualmente lo hará. Poco a poco se ha ido alejando, pero estás tan distraído que no has prestado atención a su ausencia. 

Géminis 

Y de pronto ella despierta y ya no se siente igual. Géminis va dejando pedazos de lo que un día fue, sigilosamente se marcha. Ella ya se dio cuenta de que no valoran su individualidad, que buscan ponerle una atadura tras otra para que cambie. Ella no quiere una relación en la que la conviertan en una marioneta. Ya no está para que la manipulen, puede que no te diga nada, pero en el momento que menos lo pienses te dirá adiós, y ahí es cuando vas a lamentar no haber aceptado su esencia, porque ya no te dará otra oportunidad. Géminis puede amarte tanto que siente que el alma se le corta en cachitos, pero se va a limpiar las lágrimas y no mirará hacia atrás. No subestimes su orgullo ni su amor propio porque te demostrará que prefiere mil veces su mundo, en el que sus amigos, sus familiares y sus pasatiempos sí la llenan de vida. 

Cáncer 

Es curioso, muchos piensan que amar a una mujer Cáncer es simple, que basta darle por su lado e ignorar su sensibilidad. Es mucho más fácil minimizar todo el cúmulo de emociones con los que lucha, que realmente ponerse en su lugar e intentar ayudarla. Si no sabes cómo dirigirte a ella y tampoco te importa, créeme que tarde o temprano decidirá marcharse. Es una mujer que está llena de amor por el lado que las veas, le gusta poner a su pareja en su lista de prioridades. Sin embargo, eso no quiere decir que la vas a tratar a tu antojo y se va a callar. Ella puede tener buen corazón, perdonar, luchar por una relación, pero no pongas a prueba su autoestima y dignidad porque te vas a encontrar con su lado desafiante, el que no está dispuesto a tolerar ninguna grosería de nadie. Si Cáncer no se siente amada, valorada y escuchada, ya la perdiste. 

Leo  

Si algo tiene claro Leo en esta vida es que a la mujer se le enamora todos los días, no sólo cuando sientan que la van a perder. Llega un punto en el que se vuelve muy agotador tener que lidiar con alguien que sólo es amable y detallista cuando siente que se le está saliendo todo de las manos. Leo ya no está para conformarse, quiere alguien que realmente goce de estar a su lado. No quiere convertirse en la mujer que toma el rol de madre de su pareja, en el que le tiene que decir lo que haga para sentirse querida. Leo, quiere que la amen sin que la exigencia esté de por medio. Es entregada, valiente, pero también le gusta que la conquisten, que la rutina no sea un impedimento para ponerle chispa a cada día. Si la vas a tratar como si fuera un mueble más, sólo para satisfacer tus necesidades e ignorando lo que le pasa por la mente y el corazón, tienes que saber que no tendrás ninguna oportunidad a su lado. 

Virgo 

Virgo es la mujer que puede estar muy rota, pero se sacude el corazón, se pone linda y sigue adelante. La verdad es que eso de rogar no está en su información. Ella nació para hacerse valer, le gusta que le den su lugar y cuando la empiezan a tratar como una más en la lista, olvídalo, no se va a quedar con alguien que no conozca el término de amar. Sí, puede ser muy tolerante, quizá se quede un poco más, quiere darte el beneficio de la duda, pero si ve que no mueves ni un solo dedo para cambiar, se irá. Virgo es todo lo que tú quieras, menos conformista, sabe que se merece a alguien que esté dispuesto a tomarla fuerte de la mano y presumirla frente al resto. Sin embargo, no sólo quiere una relación bonita fuera de la casa, también dentro de las cuatro paredes de su habitación. Deja que se dé cuenta del lugar que se merece en tu vida y lo único que vas a ver de ella es su sombra al pasar, porque ya no volverá. 

Libra  

A la mala, así es como Libra ha tenido que aprender la idea de soltar amores. Sabe que si alguien la pierde es porque no valía la pena como para tenerla a su lado. Es una mujer que encanta con toda la bondad y la sencillez que hay en su alma. Es tanta su dulzura, que prefiere llevar la fiesta en paz, aunque por dentro sepa que el fuego está consumiendo la última gota de su amor. No le gustan las peleas, por eso se guarda muchas cosas, pero… lo que nadie dice es que tarde o temprano el vaso se llena y ahí es cuando la bomba estalla. Cuando Libra abre los ojos entiende que no merece las sobras de nadie, que no es justo que sea ella quien siempre tiene que hacer algo para mantener la armonía. Ama de verdad, tanto que muchas veces da oportunidades que el otro ni se merece. No obstante, llega un momento en el que lo único que le queda es soltar. Es la mujer que se marcha en silencio, que levanta una barrera y cierra la puerta, no intentes rogar porque ya no habrá nada que la haga cambiar de opinión. 

Escorpio  

Un respiro profundo por todas esas veces en las que una mujer Escorpio tuvo que bajar la mirada, tragarse sus palabras y seguir sonriendo al lado de un amor que no la valoraba. Esa mujer quedó en el pasado, ya no va a permitir que nadie la rompa de esa forma. La vida se va en un pestañeo, no nos damos cuenta pero tenemos muy poco tiempo como para seguir perdiéndolo con alguien que no nos mira como si fuéramos lo más lindo que se haya encontrado. Escorpio es una mujer muy intuitiva, no es exagerada, cuando algo le dice que las cosas están mal, basta que pasen un par de semanas para que lo compruebe. Ella presta atención a cada detalle y en el momento que enlaza los cabos hasta descubrir la traición, es sinónimo de poner un punto final. No va a permitir que le vean la cara, da igual si es una relación de poco tiempo o de años, simplemente te quiere fuera de su vida. 

Sagitario 

La mujer Sagitario sabe muy bien que no se trata de un adiós, se trata de quererse por encima de cualquier cosa. Ella se fastidia cuando siente que quieren tratarla como si fuera una niña ingenua, y aparte creen que se le van a olvidar todos los comentarios hirientes de la noche a la mañana. Sagitario no quiere dramas, detesta vivir con la incertidumbre de determinar si la quieren o no. Ya bastante complicado es lidiar con el montón de ideas que inundan su mente, como para todavía dejar que alguien más ensucie sus emociones. Estás alejando a Sagitario cuando quieres ponerle reglas, le ordenas, quieres que se vista de cierta manera, que salga con sólo algunas personas y que se aleje de otras. Esa no es una mujer feliz, ella no soporta ese tipo de actitudes. A la primera se marcha, porque tiene claro que de amor nadie se muere y que su paz es más importante que cualquier pareja que se atraviese en su camino. 

Capricornio 

Capricornio es la mujer que tiene la certeza de que lo que quiere respecto al amor, tarde o temprano llegará a su vida. Así que, no se va a estancar con alguien que le provoque más lágrimas que sonrisas. Sabe lo que vale y si alguien no está preparado para lidiar con su seguridad, simplemente no merece un asiento en su corazón. Ella quiere un amor con gallardía, que no se esconda, que sea capaz de aceptar las manías y los defectos, que no baje la guardia por cualquier tontería. Si ella es la que siempre da más, la que cede, la que busca una manera de hacerte sonreír, creo que lo que estás haciendo es firmar tu carta de despedida. Capricornio se agota de luchar, de maquillar una personalidad que en realidad no tiene solución. Si no le brindas seguridad, no le brindas nada. Capricornio, no quiere estarse preguntando todo el tiempo si está o no con la persona correcta, por su evidente falta de interés. 

Acuario

Se acabó esa parte de Acuario que aguantaba todo, la que siempre intentaba pintar una sonrisa en su rostro, aunque por dentro estuviera desesperadamente quebrada. Ya no, ahora es la mujer que tiene el valor de enfrentarse a lo que no quiere, que sabe poner límites y que se marcha cuando siente que sólo están jugando con sus emociones. Ella es una mujer inteligente, capaz de lograr todo lo que se propone, no va a seguir dependiendo emocionalmente de alguien que la quiere un día sí y otro no. Es profunda, no se conforma con vínculos superficiales, así que si sigue a tu lado es porque sólo está esperando el momento adecuado para decirte adiós. Dentro de su corazón no hay rencores, pero tampoco ganas de suplicarle a nadie. En el momento que siente que no la comprenden, que la juzgan y que hasta critican su modo de ver la vida, se da cuenta de que no tiene nada qué estar haciendo al lado de alguien así. Le esperan muchas cosas buenas como para tirarse a perder por tan poca cosa. 

Piscis  

Piscis no se va de la noche a la mañana, la pierdes mucho antes, cuando no le prestas atención, cuando se siente abandonada, usada y poco deseada. Poco a poco te va borrando de su corazón y puede seguir pasando tiempo a tu lado, pero su objetivo es darle vuelta a la página. Para Piscis amar es sagrado, no puede concebir que alguien a quien le está entregando su parte más vulnerable, no tome en serio sus emociones. Cuando se empieza a apagar, cuando ya no convive como antes, cuando no responde a un “Te amo”, se está yendo. No piensa seguir al lado de alguien que no conoce la empatía, que sólo se preocupa por satisfacer sus necesidades e ignora las de su mujer. Piscis, ama como nadie, de una forma muy natural, pero aunque seas alguien muy importante en su vida, al final se ama más a sí misma y con eso es más que suficiente para que te dé el último adiós. No intentes que regrese a ti con promesas falsas, porque ya no caerá en tu toxicidad.