Algunos signos son más directos a la hora de querer algo contigo y sin embargo, hay otros que prefieren ir poco a poco, con calma. Además, que, por mucho que quieran, no les sale. Unos son descarados y otros demasiado despegados. Unos pueden hacer que te sientas un poco acorralado e incómodo y otros, sin embargo, pueden hacerte sentir innecesario.

Virgo

Virgo te entrará usando su gracia, su elegancia, su palabras y ese lenguaje corporal con el que sabe expresar casi todo. Saben cómo mirarte, cómo posar, cómo hacer ese giro de cadera mientras miras. Virgo tocará tu mano o tu muslo mientras le hace reír. Quieren acercamiento, pero lo marcan ellos siempre. Quizás no hablen de cómo se sienten muy a menudo pero sí que dejará que sus acciones hablen por ellos.

Escorpio

Escorpio no te entrará siendo muy agresivo, si quiere tener algo contigo, insistirá y te lanzará indirectas que muchas pasan a ser directas pero de una forma en la que no te sentirás incómodo. Al revés, tiene una especie de magnetismo perturbador… No revelará todo sobre su vida en la primera cita porque le gusta el misterio. Además, te dará una de cal y otra de arena. Te crea una especie de necesidad para después hacerte ver que puede vivir sin ti también y que no pasa nada. Tiene un don para mantener a la gente interesada en ella/él. Y sois muchos los que estáis interesados en Escorpio. Hay algo en ellos que llama la atención demasiado.

Aries

Cuando Aries quiere algo, lo persigue sin pensarlo dos veces. Eso lo sabe cualquiera. Y será muy pero que muy directo. Desde esa primera conversación, creará un clima de intensa tensión sexual. Aries es súper audaz, y no tendrá ningún miedo de invitarte a comer o a cenar. Es más, es un signo que probablemente también se lance a darte el primer beso si realmente así lo siente. Sabe calentar los ambientes, en cualquier sentido, y sabe atraerte hacia sí… Cuando pruebas a Aries, es complicado olvidarte.

Tauro

Tauro te entrará despacio, primero querrá que seas su amigo, que veas en ella/él todas sus cualidades de verdad y que después, decidas de verdad. Tauro necesita mostrarse como es porque sabe sus posibilidades, las conoce perfectamente y cuando esa persona es capaz de verlas, se enamora seguro. El problema es que no todo el mundo tiene esa paciencia. Y eso a Tauro le frustra. Para algo esporádico quizás no necesite mostrarse tan y como es, pero para algo serio, necesita que lo entiendas.

Capricornio

Capri te entrará a través de los mensajes y de la palabra. Así, cara a cara le cuesta un poco más. Y sobre todo al principio. Si alguien le gusta de verdad y quiere tener un futuro, se toma las cosas de otra manera. Mirarte a los ojos y decir lo que siente en el momento puede parecerle un poco complicado. Es muy inteligente y sabrá conquistarte pero a veces, le lleva un poco más de tiempo. Te sorprenderás con todo lo que tiene dentro para dar.

Leo

A Leo le encanta coquetear y te entrará con esa apariencia que tiene y con todas esas conversaciones tan fluidas acerca de absolutamente todo. Leo puede llegar a ser un poco dramático si ve que la otra persona no responde de la misma forma. Y si siente que no le prestas demasiada atención puede encabronarse. Llevan muy mal coquetear durante una semana y que de repente puedas desaparecer, o que te empieces a interesar por otras personas. Y prepárate para escucharle, porque no se va a callar y a dejarlo pasar.

Sagitario

Sagi es de esas personas que está ahí pero se comporta como si realmente no le importaras. Cuando te entra, lo hace de una manera muy amistosa. A veces, no sabes si está hablando contigo como si se tratara de un amigo o está tratando de ligar. Y eso puede llegar a confundir mucho. A veces, deja mensajes sin contestar haciendo como que está demasiado ocupado. Cree que si está encima todo el rato puede parecer demasiado pegajoso.

Cáncer

Cáncer es tímido y de alguna forma tiene que sentir que tu le mandas alguna señal (por pequeña que sea) para que de el primer paso. Te lanzará miradas intensas que evidentemente hacen que entiendas que quiere algo pero es raro que haga algo más. Si eres tú quien se acerca, empezará a soltarse y a sentir que puede entrar en tu territorio. Y ahí, prepárate para sentirte especial.

Acuario

Acuario tiene muchísimas emociones dentro de su cuerpo. Cuando alguien le gusta, es demasiado, le gusta muchísimo. Están completamente enamorados de esa persona y les cuesta mucho hablar de eso con ella. Acuario idealiza, tratan a sus enamorados como dioses, como si fueran las personas más especiales de la tierra. A veces pueden llegar a caer en la obsesión. Acuario te entrará fingiendo que no le interesas demasiado, no porque lo haga adrede si no porque esta tan nervioso que no quiere que se le note nada.

Géminis

Géminis es una persona que se esfuerza demasiado. A veces, da tanto que la otra persona puede llegarse a sentir demasiado abrumada. Géminis necesita transmitirlo todo pero a menudo eso no es nada sano. A veces, la otra persona puede sentirse incluso un poco “agobiada” con esas muestras de cariño y de afecto tan insistentes. Pero Géminis no puede callarse, no puede permitir que no sepas lo que siente.

Piscis

Piscis divaga demasiado. Te entrará de forma muy sutil y muy suave, como si en realidad ni siquiera estuviera interesado en ti. Será romántico y buscará conectar contigo a través de la imaginación, de los hobbies y de cosas que tenéis en común. A veces, puede decir cosas que no siente del todo solo para ver de qué pie cojeas y si estás en su misma frecuencia aunque no sea lo que sienten en el fondo. Pueden ser un poquito “torpes” a la hora de entrar en tu vida.

Libra

Libra piensa demasiado en todo, planea lo que dirá y lo que hará antes de acercarse a lo que va a esa persona. Se montan la película romántica en su cabeza y de ahí no les sacas. Proyectarán todo en su escenario imaginario pero es posible que después hagan todo lo contrario porque evidentemente, las cosas no siempre salen como uno las tiene en su mente. Es decir, que muchas veces, todo lo que iban a hacer se pospone por completo porque tienen miedo de parecer tontos. Hasta que no descubren que la otra persona no siente lo mismo, no se lanzan de verdad. Vamos un lío…

2020-05-24T12:03:01+02:00