Luego de un corazón roto es difícil volver a confiar, pero por más que queramos poner una capa tras otra, al final, lo que se quiere es amar, por eso estamos aquí. ¿Qué sentido tendría la vida si nos hundimos en la negación? Hay detalles que te devuelven la esperanza, personas que son capaces de descubrir tus heridas y las respetan. Ahí es cuando entiendes que es posible volver al ruedo, aunque duela y dé miedo. No hay prisa, las inseguridades no se borran de la noche a la mañana. Pero, ¿cómo volver a caer en los brazos del amor según tu signo? 

Aries 

Es complicado porque tus emociones no avisan, cuando menos te das cuenta tus pensamientos te llevan a ese momento en el que lo diste todo por la otra persona y por más que desviviste nunca fue suficiente para que te correspondiera de la misma manera. Aries, tú sabes que no buscas ser parte de un cuento con final feliz, lo que quieres es ser feliz sin tanto cuento. Estar con alguien que tenga la valentía de mostrarse sin máscaras, que te devuelva la esperanza y entienda que siempre hay una oportunidad para volver a amar. Ya no te escondas Aries, no es tu culpa que el otro no esté listo para tu querer. Déjate llevar, poco a poco, no te presiones a mostrarle al mundo que ya estás saliendo con alguien. Puedes empezar a caminar por ahí y quizá tomarse de la mano en algún punto. 

Tauro 

Lo que más detestas es relajarte en una relación. Y es que regularmente eres el tipo de persona que pone límites desde el principio, pero llega un punto en el que te sientes confiado y cuando ya te entregas la otra persona se aleja. Es duro, porque hay una parte de ti que se siente aterrada, se pregunta si realmente sólo era un momento de pasión y tú ya habías compartido cosas muy importantes. Lo que tú quieres es alguien que se comprometa, que se quede a tu lado después del romanticismo. Hay una parte de ti que prefiere mantenerse lejos del amor, pero también la que quiere volver a sentir mariposas. Empieza por ser tú mismo, eres valiente, no tienes que aparentar para conquistar a nadie. Sabes que no eres una persona fría, si muestras tu lado dulce y entregado, vas a atraer a la persona que sí vale la pena. De lo contrario, seguirán llegando almas carentes de amor. 

Géminis

Sí, el amor puede ser muy fantasioso, te llena de palabras bonitas y el enamoramiento te muestra la mejor cara del otro. Pero, ¿y después? Tú eres el tipo de persona que se queda con lo que hacen, no con lo que dicen, de nada te sirve ver corazones en el aire, quieres que aterricen. De alguna manera, te has acostumbrado a dejarte llevar sin compromiso, prefieres que sea la otra persona quien dé el primer paso, porque te resistes. A veces, lo que parecía un coqueteo empieza a tomar forma y ahí es cuando quieres salir huyendo. En el fondo no quieres que te rompan, que sólo se trate de un juego y termines con el alma por los suelos. Es normal que te asuste, porque los sentimientos te sacuden y no quieres terminar diciendo cosas que te hacen ver vulnerable. Pero, Géminis, se te están yendo los amores por no decir lo que en verdad quieres. No lo permitas, hay quienes sí te quieren en serio. Además, un corazón roto no es fracaso ni tampoco se te va a ir la vida por eso. Confía. 

Cáncer 

Lo que a ti no te gusta es que la chispa desaparezca, sabes que no es posible que todo el tiempo sea miel sobre hojuelas, sin embargo, es duro asimilar que la rutina puede hundir una relación. En especial porque tiendes a verle el lado bueno a todo, muchas veces te enamoras de alguien que no existe, es una persona que creaste en tu mente y que la vestiste con tus expectativas. La solución no está en despedirse del amor para siempre Cáncer, sabes que mereces ser feliz y estar con una persona que te respete en todos los sentidos. Es posible mantener la llama, siempre y cuando, te enfrentes a un amor real. La próxima vez que sientas un revoloteo en el estómago y que alguien te guste mucho, no te adelantes. Conoce de verdad, indaga hasta encontrar sus defectos y manías. Nadie es perfecto, pero es importante que aceptes al otro antes de construir castillos en el aire. Verás que amar así es completamente diferente. 

Leo

El problema contigo es que sin darte cuenta rompes la privacidad de tu relación. Llega un punto en el que involucras tanto a tus amigos y familiares, que ya no sabes cómo lidiar con la situación. Ten claro que la persona te tiene que gustar a ti, no a nadie más y que tendrá fallas, pero no hay crucificar a la pareja todo el tiempo frente al resto. Es importante que te guardes ciertos problemas hasta encontrar la solución. Tu pareja debería ser tu apoyo, no alguien de quien tienes que estar hablando mal. Lo mejor que puedes hacer la próxima vez que te enamores es proteger el lazo de amistad, más que amantes son dos compañeros de vida y ahí está la clave para solucionar todo. Si tienes que contarle un chiste a tu pareja para que lo entienda, si tienes que callar cosas para que no se enoje, si fingen frente al resto y en casa es un infierno. Ahí no es, estás dando tu energía a la persona equivocada. 

Virgo 

Si algo tienes claro es que no quieres romantizar conductas básicas en la pareja. Realmente buscas a una persona que te respete, sea fiel y le guste pasar tiempo contigo. No eres el ser más cariñoso del zodiaco, pero demuestras tu amor de otras formas. Por ejemplo, estás cuando más te necesitan y te gusta inspirar a tu pareja. Lo cierto, es que no puedes con la idea de entregar todo a alguien que no lo va a valorar. Eres tú luchando con las cicatrices que te dejó el pasado y también con la ansiedad del futuro. Lo malo es que sin darte cuenta se te está yendo el presente. Virgo, no engañemos a nadie, tú disfrutas del enamoramiento, te encanta ver cómo fluye esa parte dulce de tu corazón. Tienes mucho para dar y experimentar, no te cierres de una manera tan drástica. Y recuerda trabajar en tu amor propio, porque hasta el día que te des tu lugar llegará la persona indicada. 

Libra 

Libra, lee bien, es tiempo de que sueltes cosas que no te dejan avanzar. Deja de cargar miedos, culpas, negatividad y problemas de los demás. Eres un ser que tiene la habilidad de conectar con las personas de una manera muy profunda, pero hay quienes se aprovechan de eso y muestran su lado egoísta, el que no te quiere ver brillar y que siempre tiene una opinión mala respecto a tus relaciones. Es el tipo de gente que no te quiere ver bien y con la que terminas cediendo por amor. No es justo, estás dejando que la vida se te vaya y cerrando las puertas a quienes valen la pena, por el egoísmo de otros. Ya es tiempo de invertir los papeles, de que hagas lo que en verdad te nace, disfrutar con esa persona, amarla, conquistarla. No siempre tiene que ser el otro el que dé el primer paso, no pasa nada si eres tú quien lo hace. Deja que tu pasión hable por ti de vez en cuando. 

Escorpio 

Los dos lados de la balanza, así es como te sientes cuando alguien te empieza a gustar. Está el Escorpio que siempre quiere más, el que no escucha de opiniones y deja que todo fluya, la emoción es quien gobierna sus pasos. Pero, también está el Escorpio desconfiado, el que siente que todo el mundo lo va a traicionar, el que ha conocido personas que dicen amarlo y a la menor distracción lo hieren. Es muy complicado luchar con esa dualidad, así que se ha vuelto más fácil fingir. Es mejor vestirse de un ser frío, distante, pero que en realidad lo único que quieres es un amor genuino. Alguien que no tenga mentiras en los besos y que quiera crecer a tu lado. Sabes que eres un ser especial, lleno de sorpresas y pasión, no estás para quedarte solo toda la vida. Está bien que te tomes tu tiempo, pero no huyas del amor, porque la vida tiene algo muy bueno para ti. El día que sueltes tus miedos empezarás a ver resultados. 

Sagitario 

Para ti la complicidad con la pareja es esencial, realmente no te ves con alguien que no te provoque carcajadas, ganas de explorar todo a tu alrededor y de vez en cuando romper con alguna regla. Eres así, te dejas llevar y esperas que el otro esté listo para soltarse, sin embargo… no siempre es así. Hay quienes no están preparados para tanto y eso no significa que tu manera de amar sea mala, es sólo que no son compatibles del todo. Sagitario, tu energía no miente, cuando te enamoras se te nota de pies a cabeza y para bien. El peor error que puedes cometer es forzarte al cambio, está bien si quieres mejorar algo en tu persona, pero no te aferres a darle gusto al otro, porque lo que harás es atraer a alguien que no encaja contigo. Estás para experimentar sensaciones y hay alguien que comparte tu manera de ver la vida. Sin embargo, si te la pasas disfrazado no te podrá encontrar, deja que tu locura atraiga a tu persona. 

Capricornio

Aunque muchos piensan que tú y el amor son como el agua y el aceite, la verdad es que se llevan bastante bien. Lo primero que hay que destacar en ti es que sabes lo que quieres, pueden decir que eres ambicioso, sin embargo, te da igual, no piensas conformarte con un amor a medias. Cuando te enamoras te enfocas en la relación y planeas a futuro, pero no es por intenso, es porque eres un ser de palabra y no te gusta jugar con las emociones de nadie. Ahí es cuando posiblemente el otro sienta que es demasiado y termine huyendo. Lo que puedes hacer es tomarte las cosas con calma, analizar a fondo y descubrir qué es lo que tu pareja realmente quiere. Eso no significa que vas a ceder totalmente a sus peticiones, pero eso es ser un equipo, encontrar una solución. No le cierres las puertas al amor sólo por alguien que no te valoró, no le des tanta importancia. Hay muchos corazones que darían lo que fuera por sentir tu abrigo. 

Acuario

A ver, vamos a dejar claro que eres uno de los signos más independientes a nivel emocional. Nunca has sentido la necesidad de estar con alguien, te sientes muy cómodo en tu espacio y la manera en que te pones a reflexionar de todo y nada. No te es fácil que alguien entienda tu estilo de vida tan despreocupado. Sin embargo, cuando conectas lo más importante para ti es la parte intelectual, alguien que realmente te atraiga por todo lo que alberga en su mente. Cuando sólo se trata de atracción física no puedes entregarte de verdad, hay una parte de ti que enciende los botones de alerta y evita que compartas emociones con la gente equivocada. Lo primero que tienes que hacer es derribar ese muro, porque no todas las personas son iguales a las de tu pasado. No será simple, pero puedes intentar ser más abierto, no sabes todo lo que te puede sorprender la personalidad de alguien y justo cuando menos lo piensas. 

Piscis 

A ti el amor no te nubla, lo que pasa es que tu manera de entregarte puede resultar ser mucho para los demás, porque lo haces desde la transparencia, no quieres esconder nada y eso se vuelve una llamarada para aquél que no está listo. Quieres pasar tiempo a su lado, sentir la seguridad de que van por el mismo camino y no tener que estar rogando su atención. Es duro darte cuenta de que tú eres el que sostiene la relación y que al otro le da igual si estás o no estás. Desde luego, eso te vuelve inseguro y sin darte cuenta vas cerrando las puertas del romanticismo. Eres una persona muy sensible, sabes que pocos tienen tu empatía y eso vale oro Piscis. No te conformes con amores insanos, pero tampoco te cierres, porque no todos los amores son iguales. Al final, de esto se trata, ir indagando un poco aquí y un poco allá, hasta que te encuentres con la mirada correcta. Sólo sé paciente.