Los signos tienen una forma única de levantarse y de hacer frente a las adversidades. Cada uno de ellos posee una gran fuerza interior, un motor que les hace resurgir con más fuerza cada vez que se caen. Se reinician siempre que tengan voluntad para ello y se vuelven imparables. Si quieres saber qué pasa cuando los signos pisan fuerte y nada les da miedo, nosotros te lo contamos en este post. 

Aries 

Aries, son pocas las cosas que te van a tumbar en la vida, pero es cierto que tu impulsividad puede llevarte a vivir situaciones un tanto desagradables. Sin embargo, y no lo dudes nunca, esta gran fuerza que hay en ti es, precisamente, esta gran impulsividad. Cuando llega el momento de mandarlo todo a la mierda y de imponer tus necesidades. Ahí es cuando resurges y cuando merece todo con cuanto la vida te premie. 

Tauro

No hay lugar a duda: tu fortaleza es tu testarudez. Tienes unas ganas enormes de vivir la vida, de disfrutarla a cada momento y cuando te caes, te vuelves a levantar aún con más ganas. Centrarte en ti y dedicarte toda la fuerza que tienes para lograr tus objetivos es lo que te hace pisar fuerte en la vida. No hay nadie que tenga la cabezonería que tienes tú y esto marca la diferencia. 

Géminis

Es muy posible que la vida te traiga decepciones a menudo y es que sueles ser de los que confía en los demás. Por ello, no es de extrañar que seas uno de los signos, Géminis, que más desilusiones te llevas. Pero, hay esta dualidad en ti que siempre te llena de fuerzas. ¿Lo vas a pasar mal? Claro, y mucho. Pero, lo mejor de todo es esta otra parte de ti; la que te dice que te levantes, que aprendas y sigas viviendo la vida. Y esto es lo que haces: aprender y evitar los mismos errores tanto como te sea posible. 

Cáncer

Dada la facilidad que tienes de sentir todas las emociones a la vez, es fácil sentir que la vida te golpea fuerte en más de una ocasión. Pero, lo mismo que puedes sentir una lástima intensa o la mayor de las desolaciones, también sabes sentir el cariño y el amor que te transmiten aquellos que tienes cerca. Por este motivo, cuando te levantas, sueles hacerlo con la ayuda de los más allegados y sabes compensarles, de sobras, por todo cuanto hacen por ti. Puede que te cueste superar ciertos momentos; sin embargo, cuando lo haces, aprendes y cambias. Te mejoras como persona a cada decepción. 

Leo

Leo, te decepcionas como el que más cuando ves que has confiado en la persona equivocada. Además, vives las situaciones muy intensamente, por lo que es posible que, a veces, sientas que la vida te golpea donde más duele y lo haga sin compasión. Pero, si hay algo que destaca de ti, es una gran fuerza de voluntad. Leo, tú ya pisas fuerte en la vida, pero con esta fuerza que hay en ti, eres imparable. No es necesario que esperes a que nadie te lo diga. Créetelo y verás hasta donde puedes llegar. 

Virgo

Como buen Virgo que eres sabes que hay límites que se deben imponer y que deben ser respetados. Pero, a ti te cuesta mucho y siempre acabas cediendo para estar bien con los demás. Eso sí, hasta que te cansas. Todo tiene unos límites y tú lo sabes bien. Sin embargo, mientras vas postergando el momento de poner estas barreras, te vas encariñando, te vas dejando tú por ser para el otro. Y, en el trabajo, por ejemplo, te sucede lo mismo. Sin embargo, eres un luchador nato. Seguirás creyendo en el amor, en las personas. Te limpiarás los raspones y te levantarás por muy hondo que hayas tocado. Cuando te marcas objetivos, no hay quien te pare. Consigues lo que quieres. 

Libra

Tu sentido de la justicia es lo que te hace ver la vida un poco diferente a como la ven los demás. No es que no te traiga problemas, o desilusiones; es que sabes ver las dos partes de la misma moneda. Y esto te hace fuerte, te empodera. Puedes permitirte el lujo de escoger qué sí y qué no. Por ello, si alguna vez la vida te la juega, sabes ver y valorar, objetivamente, las opciones de las que dispones. Y, sin duda, inicias una nueva etapa en tu vida. 

Escorpio 

La vida puede golpear, pero tú vas a golpear más duro. Levantarte, te levantas, claro. Pero, lo mejor de ti es que no es fácil que te caigas. Tienes una dureza no vista en otras personas y, pese a que puede meterte en algún lío de vez en cuando, lo normal es que te evite muchas decepciones. Y, por ende, que te alejes de tu camino.  Cuando se trata de pisar fuerte, eres uno de los mejores ejemplos a seguir. 

Sagitario

Sagi, vives la vida. Paseas por ella. La disfrutas y la saboreas. No hay otra persona como tú. Por ello, cuando te llegan las decepciones, sueles tomarlas mucho mejor que otras personas. Esto de enfrascarte en algo, de querer forzar las cosas, no va contigo. Sabes bien que la vida debe fluir, que todo debe encajar para que funcione y sigues esta filosofía de vida hasta el final. Por ello, cuando alguna vez te sientes abatido por los eventos de tu día a día, te repones. Solo necesitas un momento a solas contigo mismo, recuperar tu esencia. Y sigues adelante como si aquí no hubiera pasado nada. 

Capricornio

Eres de los más inteligentes del Zodíaco y esto se nota en cada decisión que tomas, en cada paso que das. No hay nada que no puedas conseguir cuando le pones todo tu empeño. Lo que sí es cierto es que, a veces, pones tu empeño en algo que no está destinado a ser. Y, cuando esto sucede, es cuando vienen los llantos y los lamentos. Pero, sabes que eres fuerte. Sabes analizar las situaciones y, lo mejor de todo, es que te conoces muy bien. Conoces tus fortalezas y, en los momentos difíciles, sabes hacer uso de ellas. Te vuelves imparable. 

Acuario 

Lo tuyo es ir a la tuya. Puedes tener mucha fe en las cosas, pero sabes bien que las expectativas no te llevarán a ningún lado. Por ello, te gusta más ver el costado realista de las cosas. De este modo, pocas veces te sientes abatido, devastado por la vida. Aun así, cuando esto sucede, tu lado humanitario sale en tu ayuda. Sí, tú mismo aprendes a ser compasivo contigo y a perdonarte. Con ello, recuperas tus fuerzas. Te das cuenta de todo cuanto vales y no te dejas intimidar por nadie. 

Piscis

Las decepciones que te puedes llevar en la vida son muchas, cierto. Pero, estás más que dispuesto a ello. Prefieres pasarlo mal llegado el momento que evitar los buenos momentos. Lo tienes claro. Te caes, te levantas. Pero no hay nada, ni nadie, que pueda evitar que vivas estos momentos que tú consideras tan especiales. El amor que das es el mismo que recibes de los que te aman. Y, precisamente, es este amor el que te da las fuerzas para salir a luchar de nuevo.