Te das cuenta de que tomaste la mejor decisión cuando decides irte y esa persona no te detiene. No es fácil decir adiós ni ajustar bien tus pantalones y arrancar un capítulo en tu vida. Hay veces en las que lo mejor que puedes hacer es marcharte y no volver jamás. Duele, porque los signos del zodiaco se enfrentan a una encrucijada emocional, en la que su intuición les grita que lo mejor es seguir adelante, pero la costumbre también es una muy mala compañía y ahí es posible caer en un círculo vicioso. Quizá te cuesta más trabajo soltar, pero una vez que lo haces la puerta definitivamente se cierra. Cuando los signos se marchan y no vuelven jamás:

Aries 

Ojalá que no te partiera el alma la mala actitud de aquellos a los que les entregas el corazón. Sin embargo, más que enojo, te provoca decepción, darte cuenta de que tu amor no es suficiente y que hay quienes sólo están esperando que no pongas límites para hacerte daño. Podrás amar con todo tu ser, pero no vas a convertirte en las sobras de nadie, te tomas muy en serio las relaciones afectivas. No es por ser dramático, simplemente, aquella persona que no te dé tu sitio, no debería hacerte perder el tiempo. ¡Adiós! 

Tauro

Por fortuna, eres un signo que lleva la seriedad en el corazón, por más que tu parte lógica te guíe en todo lo que haces, también tu sensibilidad tiene voz y cuando no se siente valorada es tiempo de decir adiós. Seguramente, hay quienes creen que te tienen en la palma de su mano, porque eres un signo muy leal y cuando alguien te interesa haces lo que sea para demostrarlo. Precisamente, eso es lo que detestas, estar con una persona que sea indiferente. No estás para andar suplicando la atención de nadie, son muchos peces en el mar como para perder una vida entera por alguien que no vale la pena. Que no te rueguen, porque no das segundas oportunidades. 

Géminis 

La gente suele confundir la personalidad de Géminis, porque piensa que el hecho de que sea tan relajado para sobrellevar el día a día, es sinónimo de que va a permitir que pongan su dignidad por los suelos. No te equivoques, Géminis, es paciente y comprensivo, pero no se va a quedar en una relación en la que tenga que justificar todo el tiempo la poca consideración del otro. Lo que hace que se marche sin mirar atrás es la desconfianza, cuando no encuentra cómo decir lo que siente entiende que llegó el momento de soltar aunque duela. El amor no es simple, lo sabe, pero tampoco es ceder todo el tiempo. 

Cáncer 

Dar, ¿qué hay de complicado en eso? Es increíble la manera en que nos hemos acostumbrado a recibir tan poca cosa del otro, que cuando llega alguien a nuestra vida y nos llena de amor sentimos que nos ahogamos o que hay algo malo en ello, porque el drama es más fácil de manejar, al menos, nos sentimos más familiarizados. Sin embargo, Cáncer, se entrega desde lo más profundo y lamentablemente la otra persona no siempre está preparada. Cáncer, se marcha cuando lo hacen sentir como exagerado, como el que hostiga y le agrega intensidad a todo. Su cariño es grande, pero su dignidad es mayor, no le va a suplicar a nadie, mejor se va. 

Leo 

Llegará el día en que alguien te elija por esas locas ideas que le cuentas a pocos. Cuando te hagan sentir amado, escuchado y valorado. Llegará el día en que un Leo se cruce en tu camino y te recuerde que cada instante es importante. Es por ello que no se va a quedar en un sitio en el que apenas y tengan tiempo para él. Leo, no es demandante, simplemente ya entendió lo que espera de la vida y no piensa dar su brazo a torcer. Detesta sentir un vacío cada vez que la otra persona lo hace menos. No debería ser así. Leo, no debería rogar atención de esa manera tan indignante. Si se siente así, olvídalo, lo vas a perder. 

Virgo 

La cosa es simple, Virgo no tiene tiempo para hacer como que no pasa nada. No es el tipo de signo que deja que lleguen a su vida y la sacudan emocionalmente a su antojo. Por naturaleza es un signo muy tímido y si percibe que la otra persona no está dando todo de su parte, no va a perder el tiempo y se marcha. Detesta cuando no tienen la valentía de decir las cosas directas. A Virgo nadie le ve la cara, se da cuenta de las banderas rojas, pero quiere descubrir hasta dónde eres capaz de llegar. No le asusta dar el primer paso para concluir la relación y menos si le hacen daño. 

Libra

Nunca subestimes el adiós de un Libra, porque son muchas las veces que ha amado desde lo más profundo de su ser y cuando se da cuenta de que eso le hace daño, se aferra a su valentía y se marcha. Lo que lo decepciona es la falta de lealtad, no puede poner sus emociones en manos de alguien que no tiene idea de lo que es la exclusividad. Libra, quiere a alguien que tenga valores, no que prometa por prometer. Está cansado de enamorarse de amores que sólo existen en su cabeza. Quiere hechos, porque amar no es padecer y si alguien lo rompe no le dará mil oportunidades. 

Escorpio 

Lo bueno del silencio es que no miente y el de Escorpio lo dice todo. Es un signo sin filtros, porque aunque puede llegar a ser muy reservado, cuando algo no lo está llenando en la relación no duda en poner un punto final. Escorpio, prefiere ser mil veces de los que lloran a escondidas en su habitación, que quedarse al lado de alguien y fingir una sonrisa, mientras está viviendo la peor de sus relaciones. Lo que hace que se marche y no se arrepienta es cuando se da cuenta de que es el soporte de la relación y que a su pareja no le interesa meter las manos al fuego. No se vale que seas tú el desesperado por tener algo bonito y que el otro sólo goce de la compañía de vez en cuando. 

Sagitario 

Tú eres el que menos planea, siempre terminas poniendo tu corazón en alguien que nunca te pasó por la cabeza y eso es complicado, porque el hecho de que tú quieras hacer algo no es sinónimo de que el otro también. Ahí es cuando el amor pierde el equilibrio, pero tus buenas intenciones no son suficientes para los dos. Te vas cuando descubres que el otro corazón no está dispuesto a alzar el vuelo y además quiere cortar tus alas. A ti te apasiona vivir el momento, que no se te quede ninguna aventura a mitad del camino, pero si el otro te contagia su mala vibra y se vuelve muy tenso estar a su lado, sabes que no hay nada que hacer ahí. 

Capricornio 

Nunca minimices el criterio de un Capricornio porque lo percibe todo y toma acciones sin miedo a las consecuencias. Para ti el amor no es juego y lo dejas claro desde el principio de la relación. Sabes lo que quieres y si alguien no comparte tus ideas es mejor que busque amor en otro lado. Lo que hace que te marches es cuando la otra persona no te inspira confianza. Por fortuna, no sólo eres un ser  lógico también tienes muy desarrollada tu intuición y cuando algo no te da buena espina te alejas al primer comportamiento extraño. 

Acuario

Tú eres de los que no se deja envolver por ese pensamiento de que el tiempo lo arregla todo. Cuando se trata de amar prefieres poner por delante la razón, no eres de los que permite que el corazón decida. Además, tu parte analítica no pierde ningún detalle y cuando percibes que tienen actitudes controladoras y no emplean la justicia, sabes que es motivo suficiente para irte. No eres de los que lo piensa dos veces, porque detestas sentir que eres cómplice de la crueldad. Quieres que la persona que te tome de la mano demuestre su calidad humana y una vez que la máscara se cae ya no hay vuelta atrás. 

Piscis 

El corazón de un Piscis es tan noble, que nunca pierde el tiempo en lo superficial. Se queda con la pareja que le brinde honestidad, esfuerzo y lealtad. No quiere un amor que sonría bonito un día y al siguiente se aleje. Es un signo muy exclusivo y al no sentirse valorado se va. Su carácter es complejo, no es perfecto, pero tampoco va a convertirse en el salvavidas de personas que lo terminan ahogando. Piscis, no le da vueltas al asunto, si sospecha de que no será feliz le pone fin desde un principio. A Piscis, no sólo le gusta que le hablen bonito, quiere que en verdad le presten atención.