Terminar una relación no es sencillo para nadie, y más cuando has peleado por ella. Pero todos, incluso hasta la persona más insistente del mundo, tenemos un límite. Cada uno de los signos del Zodiaco tienen una manera de entender que su relación ha llegado al final. Esta manera, es la de Virgo:

Virgo comprende que su relación se ha acabado cuando su pareja se niega a escucharle. Virgo es una persona que tarda mucho tiempo en abrirse a los demás, incluso a su pareja. Es una persona a la que casi nadie conoce del todo porque se toma su tiempo para que puedas hacerlo de verdad. Son personas que saben motivar a los demás, y sacan de su pareja su mejor cara, su mejor lado. Quizás muchas veces porque les encantaría que su pareja también pudiera sacar lo mismo de ellos.

A Virgo no le cuesta ofrecer sus consejos y su apoyo pero también necesita que su pareja no le ignore por completo y pase absolutamente de todo. Porque al final, tiene que sentir que ambos caminan hacia un mismo lado, con intereses parecidos, con metas similares. Si Virgo intenta mejorar como persona cada día, también necesita lo mismo por la otra parte. Si se esfuerza por lograrlo pero no lo encuentra, decidirá retirarse por un tiempo. No quiere ser arrastrado al fondo. Eso lo tiene súper claro. Y si su pareja no escucha, no hay nada que hacer.