¿Ir a la aventura o quedarse en la comodidad de lo tradicional? Todos tenemos una parte aventurera dentro de nosotros, es verdad, pero hay quienes llevan las ganas de aventura en la sangre y esto les viene dado, en gran parte, por el signo del Zodiaco que nos rige. En este artículo, descubre los 6 signos más aventureros y sus polos opuestos que, por el contrario, prefieren la estabilidad, la rutina y todo aquello que les genera confianza. 

Aries y Cáncer

Los nativos de Aries son personas súper aventureras. De carácter explosivo y con una vitalidad interior casi incomparable, los arianos se caracterizan por buscar aventura en cualquier momento. No les asusta nada, ni se echan para atrás fácilmente. Les encantan los viajes, las nuevas experiencias y todo aquello que les haga salir de su rutina. Y, si implica algo de peligro, aun mejor. 

Por el contrario, los nativos de Cáncer se caracterizan por ser personas muy estables, quienes siempre piensan muy bien las cosas antes de dar un paso. El hecho de reflexionar tanto hace que empiecen a valorar riesgos y situaciones que, quizás, nunca lleguen a ser. Y, con ello, pueden perderse muy buenas experiencias. Sin embargo, ellos nunca lo verán así. Para ellos, su vida es su hogar, su familia y actividades tranquilitas que puedan hacer junto a ellos. 

Géminis y Tauro

Los nativos del signo de Géminis son de lo más duales, por lo que tanto los podemos ver en su faceta más aventurera, como también los podemos ver sin ganas de salir de la zona de confort. Aun así, cuando escogen la aventura, son personas de lo más divertidas, muy dinámicas y alegres, quienes se apuntan a cualquier plan que les permita sentirse vivos. 

Sin embargo, los Tauro se caracterizan por ser personas poco dinámicas e, incluso, un poco aburridas. Para ellos, la diversión es estar en casa con los suyos y pasar tiempo con ellos. Huyen de los planes que implican deportes de riesgo y no suelen ser amantes de los viajes, pues no saben con qué se encontraran en su destino; esta sorpresa, les genera mucho estrés y sienten que no es necesario en su vida. 

Leo y Libra

Si hay un signo de lo más aventurero, este es Leo. Tiene tal vitalidad que no puede estarse quieto durante mucho tiempo y detesta hacer siempre lo mismo. Se deja llevar por los amigos si esto implica diversión, aunque tardará poco a ser él mismo. Aportará su toque de locura y su dinamismo, lo que enriquecerá, sin duda, la experiencia para todos sus acompañantes. 

Por su parte, los Libra buscan tranquilidad, una diversión relajada en la que puedan disfrutar de la compañía de los amigos desde la calma. Son equilibrados y no les gustan mucho los planes que van de un extremo al otro, ni aquellos que se hacen a última hora. Viven la vida a su manera y están de lo más contentos con su rutina. 

Capricornio y Virgo

Si hay algo que los Capricornio no saben hacer es, precisamente, aburrirse. Son personas a las que les gusta explorar nuevos horizontes, salir a sitios nuevos y vivir experiencias únicas. Les encanta disfrutar de la vida al máximo y no cierran la puerta a ningún plan; y, mucho menos aquellos con los que saben que van a conseguir acabar con la monotonía de su día a día. 

Por su parte, los nativos de Virgo tienen pavor a lo nuevo. Para que un Virgo se lance a la aventura será necesario que haya una persona a su lado que le tire un poco. Si Virgo confía en esta persona, entonces es probable que saque su parte más aventurera y se deje llevar. Sin embargo, siempre intentará ir con cuidado con todo lo que hace. Minimizar riesgos y controlar las situaciones es lo suyo. 

Sagitario y Piscis

Si hay un signo del Zodiaco que se caracterice por exprimir lo bueno de la vida, este es Sagitario. Cuando estamos delante de un nativo de este signo, veremos cómo nos contagiaremos de tal energía y dinamismo como no hemos visto nunca. Destacan por no tenerle miedo a nada y prueban todo lo que se les propone. Les encanta viajar a nuevos destinos, practicar deportes de aventura y disfrutar de la compañía de cualquier persona que nutra su vida.

Los Piscis, por su lado, son personas que necesitan tenerlo todo bajo control. Detestan que las cosas no salgan como ellos consideran correcto y odian las sorpresas de última hora. Saben que, para estar tranquilos y disfrutar de una buena salud mental, necesitan tener las cosas muy claras y saber, en todo momento, lo que va a ocurrir. Por este mismo motivo, pueden magnificar ciertos problemas que les trae la vida y les cuesta encontrar soluciones para ellos. La aventura no es, definitivamente, lo suyo. 

Acuario y Escorpio

Los Acuario son personas muy curiosas por naturaleza. No saben qué es esto de quedarse quietos, en casa y disfrutar de una vida tranquila y en paz. Les encanta relacionarse con los demás y siempre están abiertos a probar nuevas experiencias, relaciones, etc. Pese a ser amantes de su independencia y priorizar momentos de soledad con ellos mismos, los Acuario saben cómo divertirse y eliminar cualquier signo de rutina de su vida.

Escorpio, por su lado, es un signo más tranquilo. No le gusta pasar mucho tiempo en compañía de personas a las que no conocen bien y suele ser de lo más reservado. Es complicado verle salir de su zona de confort y, si bien le cuesta iniciar actividades nuevas, cuando lo ha hecho solo le veremos dedicarse a ellas, pues es donde se sienten más seguros. 

Ser aventurero o no es uno de los rasgos de nuestra personalidad que nos viene determinado por la influencia de nuestro signo zodiacal. Ahora que ya sabes cómo eres y cómo son tus amigos, te animamos a que te lances a la aventura y disfrutes la vida al máximo con ellos.