EL AMOR PROPIO DE PISCIS

Los Piscis son de personalidad tranquila y amable, sensibles a los sentimientos ajenos responden con mucho tacto al sufrimiento de las personas que forman parte de su vida.

Como son muy queridos por su carácter afable y cariñoso suelen tener muchos amigos y en ocasiones una autoestima estable. El problema viene cuando esos amigos (a veces más que amigos) no son los más adecuados y Piscis se deja influenciar por ellos, cuando se da cuenta de que sólo lo querían por interés… entonces ya es demasiado tarde.

Se preocupa más por los demás que por sí mismo, se olvida de sus problemas para solucionar el del resto y a veces no mirar por sus propios intereses le pasa factura, una factura muy cara que le cuesta pagar. Cuando paga descansa y comienza de nuevo, este signo necesita renovarse continuamente para conocerse mejor y aprender que las relaciones han de ser recíprocas.