Este noviembre, Leo, es momento de ir asumiendo ciertos riesgos si de verdad quieres comenzar a avanzar. Ahora mismo, Leo, sientes que has actuado de manera incorrecta. No es que hayas hecho las cosas mal o que te arrepientas de ello, pero sabes que podrías haberte esforzado mucho más y haber dado mucho más a una persona que ahora mismo es muy importante para ti. Menos mal que por fin te has quitado la venda que te cegaba y que estás empezando a darte cuenta de cómo funciona la realidad.

De nada te han servido los consejos de esas personas que tanto te quieren, Leo. Ni siquiera te servían los consejos que tú mismo te intentabas decir. Todo el mundo te decía que por un momento te tragaras tu orgullo y aprendieras a pedir perdón.

Este mes, Leo, debes arriesgarte y disculparte de esa persona con la que sientes que no has sido del todo justo. Tú, Leo, siempre eres alguien que lo da todo, eres alguien que ofrece un amor incondicional desde el minuto uno. Pero en esta ocasión, sientes que no ha sido así. No te gusta hacer daño a nadie y mucho menos a una persona que está a tu lado para absolutamente todo. Mira, pedir perdón no es la solución.

Leo, las palabras antes o después se las termina llevando el viento. Lo que debes de hacer este mes es arriesgarte y cambiar eso que crees que has estado haciendo mal. Si te sientes mejor, no dudes en hablar con esa persona y pedirle perdón. Pero haz que ese perdón se refleje en tus actos. Asume ese riesgo, Leo, asume que, si de verdad quieres que esto tenga algún futuro, tienes que cambiar y, sobre todo, tienes que comprometerte de verdad.

Te cuesta mucho reconocer tus sentimientos cuando son de verdad. Te cuesta mucho reconocer que sientes algo por alguien cuando lo que sientes te llega al corazón. Así que, Leo, arriésgate y reconoce que esa persona te ha marcado y ha llegado a tocar tu corazón más de lo que te gustaría…