Deberías evitar las amistades desequilibradas que viven en las nubes. Evita a todo aquel que quiera llevarte a su mundo de descontrol y locura Tauro, porque desde luego que ese no es el mejor ambiente para ti. Evita a cualquier amistad que no ponga un mínimo esfuerzo por tener algo más de responsabilidad o para bajar los pies del cielo a la tierra, porque lo último que necesitas es a alguien que te haga perder el control y el sentido cada dos por tres y lo sabes Tauro.

Eres una persona muy celosa de tu intimidad y de todo lo que esté en ella, así que, podemos decir que eres un amigo que actúa de madre y padre a la vez y que, pase lo que pase, siempre está y estará con los suyos a muerte y hasta el final. Digamos que eres el prototipo perfecto de mejor amigo Tauro, eres leal con tu gente y valoras como nadie esta cualidad… Tus amigos pueden dormir con mucha tranquilidad y puede tener mucho orgullo de tenerte, porque tu corazón es de esos que forjan esas amistades que todo el mundo envidia y que son de verdad, reales, trasparentes y fuertes, como tú.

Lo último que deberías de hacer es amoldarte a una amistad que desequilibre tu paz interior, que te arrastre hacia polémicas que tu no te has buscado y que avive la llama de tu terquedad, porque bastante tienes con tu terquedad propia como para lidiar con la de alguien más…

Te parece muy bello dar segundas oportunidades aceptar a todo el mundo como es, lo sabemos Tauro, pero no tienes por qué presionarte para amoldarte a alguien con quien no compartes nada.

Y recuerda, que es mejor pasar el tiempo en soledad y en armonía, que perder el tiempo en compañía de personas que desordenen tu armonía y que perturben tu felicidad. Punto y final Tauro, no puedes ser amigo de todo el mundo y no puedes pretender hacer mejor persona a personas que viven de lujo siendo un auténtico desastre. Eso no va contigo así que, lejos.