El viajero exigente. Escorpio, eres una persona de un gusto exquisito y lo sabes. Es obvio que no siempre pides grandes lujos en tus viajes, pero sí que demandas calidad en lo que has contratado y lo sabes. No te gusta tirar el dinero, por eso, te gusta mucho ver que el dinero invertido ha merecido la pena realmente. De tus viajes, no te gusta llevarte la sensación de no haber estado del todo satisfecho con lo vivido, no quieres ir de vuelta a tu casa y volverte con la sensación de haberte quedado con muchas cosas sin hacer, con lugares sin descubrir o con la extraña sensación de no querer volver nunca más.

Eres el viajero exigente porque tienes todo el derecho del mundo a exigir lo que realmente demandas. Ni más ni menos. Sabes que antes de irte a ningún sitio a ciegas, prefieres hacer en tu casa un buen equipo de investigación para ver que ofrece ese lugar, cuáles son los sitios de interés o bien, qué tipo de comida tienen…

Antes de ir a lo loco y sin nada previsto, te encargas de buscar las excursiones más extravagantes, los rincones más desconocidos y las experiencias más enriquecedoras.

Porque como hemos dicho antes, no te importa nada de nada a invertir una buena cantidad de dinero si sabes que son eso, vas a disfrutar como un niño pequeño…

Eres una persona muy entusiasta y te encanta disfrutar de tus viajes al máximo. Y en buena compañía, eso es esencial, porque también eres un viajero muy sociable que si no se lleva amigos, se los busca en el destino en el que termines parando y lo sabes. Eres así Escorpio, un viajero que no puede hacer lo que hace todo el mundo, que no se centra solo en lo tradicional y que no se corta en nada Tu espíritu es libre, fuerte, aventurero, viajero y enérgico. Sácale todo el partido que puedas.