Muchas veces pasa que nos damos cuenta de que estamos en una relación tóxica cuando ya es demasiado tarde. A pesar de lo precavido que sueles ser para estas cosas, Escorpio, muchas veces terminas en relaciones así sin darte cuenta. Y cuando abres los ojos, descubres que llevas más tiempo de lo que te gustaría. No te preocupes, Escorpio, esa situación no es fácil de detectar. A veces no puedes verlo porque la otra persona está atrapándote y haciendo que no lo veas. Escorpio 5 señales que no tienes una relación sana.

Las relaciones sanas se basan en el respeto mutuo y en el intercambio de cariño, amor, caricias, ayuda, compañía… Nadie hace nada para que se le devuelva, los dos hacen, los dos reciben. Y cuanto más se respeta la relación más se trabaja para que la funcione, y se pone por delante de intereses personales incluso. Todo lo que no sea esto nos estará llevando hacia el desequilibro. Observar los desequilibrios que hay en una relación es la mejor manera de saber si es una relación sana o no.

A ti, Escorpio, detectar los desequilibrios podría resultarte fácil. Pero al ser tan radical y mirar el mundo solo en blanco y negro, esto iría en tu contra para detectar una mala relación. Porque tu radar capta lo bueno y lo malo, pero no lo que está en letra pequeña entre una cosa y otra. O a veces lo capta pero no lo quieres ver. Porque estúpido no eres Escorpio, para nada, pero a menudo también te crees que puedes llegar a abrir los ojos al ciego, o cambiar al cabrón o cabrona. Y eso es imposible…

Lo peor de no ver y mantener una relación insana es que te estarás perdiendo tener las relaciones que quieres, tú que vives para amar y ser amado, en toda su plenitud, con toda su potencia.

  1. Lo que más cuenta es lo que la otra persona quiere

Cuando sucede esto, significa que las prioridades de esa persona son más importantes que las tuyas, Escorpio. Esto nunca acabará bien. En una relación, el otro es importante para ti pero igualmente tú lo tienes que ser para él. Ese es uno de los problemas. Se le da al otro toda la importancia del mundo, pero de vuelta tiene volver lo mismo. Cuando todo cambia y la otra persona es más importante para ti pero tú no lo eres para ella igual (o nada), se está creando un desequilibrio, Escorpio. Para ti. Y esto nunca irá a mejor. Sólo puede empeorar.

  1. Da la vuelta a todo y quiere hacerte sentir el culpable siempre

A ti no te la dan, y eso lo sabes de sobra, pero cuando te enamoras puedes cegarte demasiado. Tu cabeza sabe perfectamente que la persona que tienes al lado sólo trata de manipularte, pero tú le quieres, y tragas y tragas y tragas. Las peleas son horribles, porque tú te lanzas a explicar una y otra vez que está equivocado, por activa y por pasiva… Con ejemplos casi como si fuera un niño pequeño, desgarrándote por dentro, intentando que los nervios no tomen la delantera. Pero da igual, porque hay personas que no entienden, Escorpio. Hay personas que te ven tan fuerte que te tienen envidia, incluso hasta cuando es una envidia sin sentido ninguno. Porque sois dos, y porque no quieres que ocurra nada malo entre vosotros. Y no, no cede, y lo peor es que trata de infravalorarte y de que tu autoestima muera lentamente, para ahí, aprovecharse de su poder sobre ti. Lo peor de todo es que lo estabas viendo… Eso sólo acabará mal…

  1. Te ignora bastante a menudo

Hoy en día, estamos todo el día conectados y la comunicación ha cambiado muchísimo. Es agobiante estar todo el día pendiente de que una persona te responda o no. Pero, Escorpio, lo que tu pareja no puede hacer es estar todo el día ignorándote.

Si además demuestra en redes sociales o de cualquier otra forma que está vivito y coleando, que se escaquee de responder mensajes no es buena señal, Escorpio. Toma nota.

  1. Intenta que dudes por cualquier cosa, hace que tengas celos por otras personas constantemente

Quiere volver a bajar tu autoestima, de hecho, quiere hundirla, está más que claro. Escorpio abre los ojos, de verdad. La gente te conoce, sabe cómo eres, y tu pareja también. Y cuando empieza a provocarte es porque en el fondo quiere saber hasta qué punto puede controlarte, hasta qué punto estás a sus pies, pero de forma negativa y muy peligrosa. Tú lo sabes escorpión y tienes que saber que si eso se repite constantemente debes escapar. Porque te enredas fácilmente, porque al final te acabas poniendo nervioso, y acabas por meterte en el problema de cabeza, un problema que te han creado, y llegan los líos. Líos que se podían haber evitado. Quien te provoque con celos no está haciendo nada bueno a tu persona. Que se vaya, con quien le de la gana, pero que no te haga estar en un sin vivir.

  1. No sientes que te escuche realmente

Lo normal en cualquier relación es que haya atención por parte de uno al otro. Para que exista atención tiene que haber una escucha previa, una comunicación, para saber lo que el otro quiere y dárselo, para atender sus necesidades. Escorpio, si sientes que tu pareja no te da su tiempo para oír tus preocupaciones, para saber lo que te importa, tienes un problema. Si además esto sucede normalmente, está claro que el problema no es pequeño. ¿Esto es lo que quieres? ¿No comprendes que si alguien no te escucha es difícil que sepa de ti? ¿Que sepa lo que quieres o lo que no, o qué te duele?

Una relación tiene que ser un sitio donde uno se sienta seguro. Si no es así, Escorpio, si después de leer todo esto tu relación no parece algo bueno, no parece un sitio seguro en el que uno quiere estar, está claro que tienes una relación poco saludable. ¡Déjala!

2021-02-19T13:56:30+02:00