Todos tenemos algo que desquicia a los demás, incluso a nosotros mismos, esa “tara” que nos hace ser un poco repelentes y desagradables y que no, no gusta nada. Y sí, esa tara va pegadita a tu signo del Zodiaco… Créenos. Esto es lo más feo de tu signo:

ARIES (Del 21 de marzo al 20 de abril): Si algo no te sale como esperabas, te comportas como un crío malcriado que saca de quicio a cualquier persona. Si Aries, eres como un bebé grande. Te entran berrinches que sabes de sobra que no son apropiados para la edad que tienes, y la verdad es que ese comportamiento es demasiado poco atractivo además de infantil. Madura un poco, y cuando no te salgan las cosas como quieres, trata de contar hasta 10 antes de gritar como un/a loca/o yd e lanzar todo tipo de cosas por el aire.

TAURO (Del 21 de abril al 21 de mayo): Eres muy materialista Tauro, por mucho que lo niegues. Vale, nadie parece hablar nunca de tu lado más espiritual, que también está ahí, pero lo material es fuerte, y pesa mucho. Te encanta el dinero, y los grandes lujos, y tu sueño sería tener cash para comprarte todo lo que quisieras todo el tiempo. Y esa obsesión es muchas veces la que destroza tu otro lado, el más natural. Está bien dedicarte a lo que quieres y lograr tus sueños pase lo que pase pero por favor, tómate también algún que otro descanso de vez en cuando. No todo es tener.

GÉMINIS (Del 22 de mayo al 21 de junio): Reconócelo Géminis, la fama de las dos caras tampoco está tan inventada. Las tienes, y aunque muchas veces no lo hagas adrede puedes pasar de una forma de actuar a otra en menos que canta un gallo. Sí Géminis, de repente puedes ser alguien totalmente diferente a quien eras hacía unos minutos y eso, asusta a la gente. No es que sea un rasgo de tu personalidad terrible pero sí que es inquietante. Y a menudo, un poco feo.

CÁNCER (Del 22 de junio al 22 de julio): A ver Cáncer, tienes un rasgo bonito en tu personalidad porque te hace ser humano pero también es algo feo y es que, estás todo el día con una melancolía impresionante. Siempre recordando cosas del pasado o montándote películas de futuro todo el tiempo. Pero , ¿y el presente Cangrejo? ¿dónde está el presente? Por favor, reacciona cuanto antes si no quieres perderlo…

LEO (Del 23 de julio al 22 de agosto): Eres generoso, eso lo tiene claro casi todo el mundo pero siempre y cuando te alaben sin cesar y resalten cada poco tiempo lo maravilloso que eres. Y bueno, mirándolo así a grandes rasgos tampoco pasa nada, no es algo tan feo ¿verdad? Pues la fealdad entra en juego aquí cuando sientes que pasan un poco de ti, cuando no te prestan la atención que quieres desesperadamente Leo. Y tu personalidad divertida y encantadora empieza a nublarse… Y mucho Leo…

VIRGO (Del 23 de agosto al 22 de septiembre): Todo el mundo conoce tus críticas Virgo, y es que, tienes los estándares tan altos que para ti, todo el mundo (o casi todo) está muy por debajo. Y sí, aunque la mayoría de las veces utilizas ese toque irónico y sarcástico cuando se trata de meterte con alguien, puedes llegar a ser muy cruel. Tu eres de los que piensa que más bien es realidad, quizás porque no te paras a escuchar lo que sueltas por tu boca. Y esas manías tan locas que tienes Virgo… Esas son verdaderamente insufribles muchas veces…

LIBRA (Del 23 de septiembre al 22 de octubre): En general es bastante fácil llevarse bien contigo Libra. Eres una persona súper justa y amable pero la realidad es que también puedes ser súper vago/a y excedido en todo lo que haces. Si te gusta mucho dormir, dormirás horas y horas. Si te gusta mucho comer, comerás hasta reventar. Y así con todo. Un ritmo súper complicado de llevar. Definitivamente eres esa clase de personas que pasa por un Mac Donald (o similar) a las 3am porque te entró la gula.

ESCORPIO (Del 23 de octubre al 22 de noviembre): Las cosas como son Escorpio, eres fría/o como el hielo cuando quieres y ese rasgo tuyo, a parte de dejar corazones helados y rotos por mucho tiempo, también te hace parecer peor persona de lo que eres. De ahí toda tu fama. Todo lo tienes medido, súper calculado y no, no das puntada sin hilo, lo que hace que tu carácter tenga esa connotación de “feo” muchas veces. Además, que cuando empiezas a escupir palabras por tu boca que sabes que hacen daño no tienes ni un solo reparo en decirlas.

SAGITARIO (Del 23 de noviembre al 21 de diciembre): Lo más feo de tu signo es que eres totalmente arrogante Sagitario, Las cosas como son. Tu confianza puede convertirte en alguien engreído, narcisista y además, demasiado centrado en sí misma/o. Reconócelo Sagi, a veces te lo tienes demasiado subido y sí, aunque tus bromas sean buenas y hagan mucho de reír tampoco está bien que te lo creas tanto. Eres el alma de la fiesta pero cuando te pones en ese plan, todos te huyen.

CAPRICORNIO (Del 22 de diciembre al 20 de enero): Siempre piensas que llevas razón Capri, toda la razón. Y sí, que eres intocable… En fin, es cierto que muchas veces tienes toda la razón en casi todo lo que dices, en casi todo lo que haces pero es que te crees que todo el mundo está por debajo de ti. Que tú eres el top de los tops y ese menosprecio a veces puede parecer un poco feo. Vale, nadie dice que no estés en lo cierto pero relaja un poco…

ACUARIO (Del 21 de enero al 19 de febrero): Lo más “feo” de tu signo pero también lo más original es que eres raro/a Acuario. Sí, unos pueden amar ese rasgo tuyo pero hay otra gente que créeme, lo odiará a muerte. A veces, parece que estás como apagado, sin ganas de hacer nada, y sólo es que estás en tu mundo. Pero claro, por fuera parece otra cosa Acuario, por fuera puede parecer que eres un amargado antisocial súper aburrido. En lo de antisocial quizás lleven razón…

PISCIS (Del 20 de febrero al 20 de marzo): Piscis, vives en un mundo que no existe. Alguien tenía que decírtelo. Está bien si quieres seguir ahí metido, vale, pero ten en cuenta que no es la realidad ¿ok? Se te olvidan las cosas, los planes que haces; eres de los que cancela una hora antes de la cita porque tienes otra cosa mejor que hacer, y desapareces muy habitualmente para mandar indirectas a personas non gratas en tu vida. Un caos Piscis, un caos en el que tú eres el/la único/a protagonista. ¿No sería mejor hablar las cosas que darlas por hecho? Aterriza Piscis.