Contigo es realmente difícil sentirse aburrido y sin ganas de hacer nada, empecemos por aquí Géminis, gracias por ser un pequeño encanto de desastre natural que arrasa con todas las sombras que pueden aparecer cuando menos las esperamos.

Te encanta aprender cosas nuevas, te encanta experimentar y aprender de otras culturas y empaparte de nuevas ideas, de nuevas costumbres y así, poder aprender un montón de cosas nuevas. Te encanta relacionarte con la gente (obviamente la gente que tu quieres y la que previamente te ha caído bien, claro que sí, es obvio que tus “haters” no entran en esta lista) y no tienes muchos problemas a la hora de adaptarte a un ambiente que sea totalmente diferente al tuyo.

Tu interior es el del un adolescente muy curioso que nunca dejará de buscar experiencias enriquecedoras y eso se refleja en tu carácter Géminis, te encanta relacionarte con la gente y mostrar a esa gente tu mundo, tus ideas, de lo que eres capaz de hacer con tu mente y tu inteligencia.

No vives por y para presumir mucho Géminis, pero en el fondo te gusta que te vean como un referente y que tus ideas marquen siempre la diferencia. Cuando tienes que enfrentarte a un problema no eres la paciencia en persona, pero si creas las soluciones más efectivas. Puede que no seas esa calma perfecta que se llama PACIENCIA, pero llegas a la meta sin problema Géminis, haces que ese camino se convierta en un auténtico ciclo de aprendizaje y despiertas en los demás mucha curiosidad por ello.

Gracias a tu carácter haces que los demás aprendan contigo y que quieran ver más de ese maravilloso mundo que tienes en tu cabeza.

Inspiras Géminis y eso no lo hace cualquiera. También pones muy de los nervios a la gente de mente cuadriculada y gente que nace con el listón de líder bajo el brazo. Pones de los nervios a esa gente porque esa gente sabe que tu cabeza es una auténtica amenaza, saben que tu inteligencia siempre marca la diferencia y que no es como la de los demás. Tu inteligencia es la clave de tu éxito Géminis,

Y no solo eres una persona auténtica por tu inteligencia, lo eres por todas y cada una de las rarezas que te diferencian de los demás.