Sin duda, el 2019 ha marcado un antes y un después en tu vida, Aries. Pero en realidad, todos los años aprendes algo nuevo, algo que te hace cambiar tu forma de enfrentarte al mundo. Ha sido un año de cerrar capítulos, de terminar con hábitos tóxicos y de eliminar contactos de personas que no aportan nada. Este 2019, Aries, has aprendido muchísimas cosas que te han cambiado mucho.

Este año, Aries, has aprendido a mostrar mucho más aprecio y amor a las personas que te apoyan, a esas que luchan día a día a tu lado y que te valoran como realmente te tienen que valorar. Antes, no solías ni siquiera mostrar tu amor y en el fondo, te costaba mucho demostrar tus sentimientos, pero este año, algo ha cambiado. Lo que has vivido te ha hecho acercarte mucho más a los tuyos.

También has aprendido a echar a las personas tóxicas de tu vida sin sentirte mal por las consecuencias. Tienes un grandísimo corazón, pero has aprendido a no dejar que este tipo de personas jueguen con tus sentimientos. Porque te has cansado tener que malgastar tu tiempo y lo más importante, tu energía, con gente que no sabe valorarlo y que ni siquiera es capaz de devolverte el favor.

El 2019 también te ha ayudado a cambiar tu enfoque de la vida y a pensar de una manera más innovadora. Eres una persona muy espontánea y eso es algo que nunca va a cambiar, por muchos años que pasen. Pero este año, has aprendido que la seguridad no significa aburrimiento. Que, gracias a esa seguridad y a esa rutina, eres capaz de encontrar la estabilidad y el equilibrio en tu vida.

Sin duda, este año has aprendido a deshacerte del pasado y a asumir muchas responsabilidades, Aries. Todo esto, además de hacerte mejor persona, te hace ser mucho más productivo y eficiente en tu vida laboral. Has crecido como persona, Aries, el 2019 te ha hecho madurar a base de golpes, pero también, a base de alegrías.